¿Si no hay “paper” no es pseudociencia?

Por Arturo Quirantes, el 30 noviembre, 2019. Categoría(s): Charlatanes • Ciencia ✎ 4
Carl Sagan no está disponible para comentar. Por eso te necesito a ti

Disculpadme si este post parece escrito con rapidez, pero en este caso el tiempo es esencial. Espero que podáis ayudarme.

Lo que sigue es un tema que me acaba de llegar por email. Resulta que un alumno se matricula en un máster sobre Información y Comunicación (no diré de qué Universidad) mediante un trabajo crítico sobre el uso de la bioneuroemoción como pseudoterapia. Por lo visto le han puesto una nota bastante impresentable, y le han dado un conjunto de argumentos, algunos de ellos de lo más peregrinos.

La cuestión está en este argumento en concreto. Atentos, por favor:

Se indicó que la “bioneuroemoción” no aparece ni una sola vez en Web of Science y Scopus y que por tanto no pueden considerarse ni ciencia ni pseudociencia. Este punto es suficiente para invalidar el argumento principal del trabajo.

[Web of Science y Scopus son dos de las principales bases de datos sobre publicaciones científicas en la actualidad]

A mi interlocutor le chirría –y  a mí también, sinceramente– esa extraña lógica según la cual lo que no tiene “papers” no se puede considerar ciencia o pseudociencia. Ya es difícil intentar “definir” algo como científico en función de que tenga publicaciones científicas; pero intentar describir la pseudociencia como algo que no aparece (o sí) en revistas científicas suena de lo más extraño.

Estoy preparándole algo rápidamente, pero me gustaría ayuda en este tema, que más ven cuatro ojos que dos. ¿Realmente tiene asidero ese argumento? ¿La ciencia se puede definir en función a sus canales de difusión? ¿Lo que no es ciencia debe salir en revistas de ciencia? ¿Debe no salir? ¿Qué pensáis al respecto?

Deseo respuestas razonadas, con artículos, enlaces, cosas así. Se trata de ayudar a construir una argumentación seria para presentar en una reclamación; porque sí, el autor del trabajo piensa reclamar.

Podéis enviarme vuestros argumentos por email (aquiran arroba ugr.es) o Twitter (@elprofedefisica). También tenéis a vuestra disposición la sección de comentarios del blog.

Gracias por vuestra atención. Arturo Quirantes



4 Comentarios

  1. El término pseudo (falso) proyectado a la ciencia y la medicina presenta más problemas que soluciones. El científico titulado no puede ser un científico falso, será en todo caso un incompetente, un friki o el practicante de una investigación errónea. Uno se queda asombrado cuando científicos de renombre se zahieren acusándose de pseudocientíficos. No es lo mismo falso que errado.

    El criterio de demarcación pretende discernir lo que es ciencia de lo que no. Para Platón el conocimiento se apoya en el mundo de las ideas, en las razones abstractas, no puede apoyarse en el mundo sensible que por naturaleza es cambiante y subjetivo. Esto quiere decir que según la episteme platónica resulta difícil el ejercicio de la medicina porque tiene una parte sensible, subjetiva y emocional evidente.

    Si seguimos de modo literal la episteme de David Hume se concluye que el cerebro tiene un funcionamiento robótico o cuasi robótico, lo que tiene por consecuencia natural la invención de las computadoras y la lógica binaria cuyas variables solo toman dos valores discretos. ¿Fue Hume pseudocientífico o pseudofilósofo? Por el contrario, es uno de los pensadores más agudos de la modernidad.

    El criterio de refutación o falsación se establece para determinar si las tesis científicas son consistentes. Si son falsables son consistentes pero si no son falsables no son consistentes. Los objetores de la teoría de cuerdas argumentan que esta teoría es infalsable y por tanto es errónea. Pero puede ocurrir que la TC necesite tiempo para su comprobación experimental, en este sentido yo no diría que es una tesis falsa sino una teoría que es tangencial, una para-teoría o peri-teoría pendiente de verificación.

  2. Para mí, el tema es muy simple: si se reviste de una apariencia científica para ofertarse como algo validado sin haber pasado por los cauces pertinentes que el método científico provee para discernir la robustez de una premisa, se puede catalogar de pseudociencia sin ambages.

    El que aparezca en alguna publicación ex profeso no confiere mágicamente esa cualidad, al igual que el no aparecer no provoca que la pierda. El argumento de “si no está publicado, no es ni ciencia ni pseudociencia” es un insulto al onus probandi de cualquier propuesta que se esté ofertando como válida a la sociedad.

    Contestando al segundo comentario, el paper es el resultado actual de la presentación oficial de los resultados de una investigación científica que, hasta entonces ha estado en curso; claro que puede ser ciencia sin un paper. De hecho, un problema grave es que hay mucha ciencia que no se está publicando (por presentar resultados negativos), sesgando resultados de los que Edison diría que conforman “cien maneras de no construir una bombilla”.

  3. Yo tengo claro que hacer ciencia es hacer algo siguiendo el método científico. La ciencia, o el método científico, nos ayudan a distinguir las creencias (aka pseudociencias) de los conocimientos reales. Y lo mejor: no hace falta carné de científico, publicar nada en ningún método o una edad, religión, sexo o cualquier otra cosa… todos pueden hacer ciencia.

Deja un comentario

Por Arturo Quirantes, publicado el 30 noviembre, 2019
Categoría(s): Charlatanes • Ciencia
Etiqueta(s): , , ,