El problema de Iker Jiménez con el SIDA

C17

Vale, el señor Iker Jiménez no me cae bien. Pero esta vez se ha pasado.

¿Por qué, preguntaréis vosotros? Porque es uno de esos personajes que se dedican a jugar con lo paranormal y lo oculto. Bueno, realmente no es por eso. Tengo buenos amigos que estudian el fenómeno OVNI desde un punto de vista no creyente (buscando pruebas, correlaciones, hipótesis y demás); hay fronteras en la Ciencia que no están muy bien definidas, y es bueno sondearlas para ver qué hay tras esa otra colina; y diablos, yo mismo aparecí una vez en la revista Más Allá. Me preguntaron sobre la máquina de cifrar Enigma, no sobre los fantasmas, pero en cierto modo contribuí a afianzar una revista ocultista. Culpable.

Eso en sí no es tan malo. Si hay quien quiere creer en fantasmas, en los calendarios mayas y en que los Libra somos unos malos bichos, allá cada cual con sus neuras. Hay mucha gente crédula dispuesta a seguir la máxima de Barnum de «es fácil separar a un primo de su dinero,» y el señor Jiménez se aprovecha de ello. Y no contento con llevar tantos años como amo mediático de lo oculto, ahora está deslizándose hacia la ciencia. Llevo una temporada viendo cómo este personaje toca temas meramente científicos. Hace poco participó de lleno en el asunto de los neutrinos superlumínicos, y no voy a repetir lo que ya dije en su momento. Su TL de Twitter está lleno de noticias sobre ciencia, como si fuese Naukas o esmateria.com. Parece como si quisiera darse una pátina de respetabilidad. no sé si por motivos morales, de ego, económicos o porque piense que así va a ligar más, pero de un tiempo a esta parte le ha dado por imitar a Carl Sagan. Su «Nave del Misterio» parece un híbrido entre la Nave de la Imaginación de Sagan y la Mistery Machine de la banda de Scooby Doo.

El problema es que en su programa no hay ninguna Velma que aparezca para explicarnos que el fantasma embrujado era el farero o el encargado de mantenimiento. Al contrario, cuanto más extraño suene todo, tanto mejor. Todo bajo la máxima de que la verdad jamás te arruine un buen reportaje. ¿El hombre ha llegado a la Luna? Indudablemente, y hay pruebas para parar un tren. Pero sacar a Jesús Hermida y oírle repetir su batallita por millonésima vez no da mucha audiencia, así que vamos a hacer como que no nos lo creemos. Al final, ponemos una encuesta en la que dos de cada tres de sus crédulos oyentes votan que no, que nunca fue así y que Neil Armstrong era un pedazo de mentiroso. ¿Hay fenómenos paranormales tras las grandes catástrofes naturales? Pues claro (60%).

Durante mucho tiempo la comunidad no ya escéptica sino con meramente dos dedos de frente hemos tenido que sufrir a gente de esta ralea, y no hay Hemoal que valga con ellos.  Si le plantas cara con argumentos, se queda tan fresco, porque ya han desarrollado una inmunidad natural contra todo tipo de lógica; si lo ignoras, le dejas la cancha libre y parece que le estás dando la victoria por incomparecencia; si le pones verde (como estoy haciendo yo ahora), sus seguidores lo considerarán un mártir, y el irá de programa en programa y de tuit en tuit proyectando la imagen de un honrado profesional atacado vilmente y con saña por la “ciencia oficial” por atreverse a dar su versión alternativa de la realidad.

Pues me da igual, y si sus acólitos me ponen a parir, que lo hagan, porque ya estoy harto.  Para mí, Iker Jiménez acaba de soltar la gota que colma el vaso. Este personaje no tiene ahora nada mejor que hacer que echar basura sobre la lucha contra el SIDA, una enfermedad que ha matado a millones de personas y que apenas podemos controlar, un azote de comunidades enteras. La versión ikeriana postula ahora que el virus del SIDA lo mismo ni siquiera existe, y que todo es un montaje de los malvados laboratorios farmacéuticos. Por supuesto, eso no lo dice él. Para apoyar esa tesis, se lleva a su programa a un señor al que presentan como «Coordinador de Reportajes de Discovery DSalud,» con un mensaje en plan «yo no digo ni que sí ni que no» que llama «una gran mentira» a la teoría mayoritariamente aceptada sobre el SIDA. No es de extrañar que, en la encuesta correspondiente, un 88% de los votantes cree que la enfermedad fue creada en un laboratorio.

No voy a darles el nombre de ese tal «coordinador» porque no me da la gana hacerle publicidad. Sí les diré que Discovery DSalud no está, que yo sepa, relacionado en modo alguno con el canal televisivo Discovery. Suena así, en plan serio y tal, pero Discovery DSalud es una publicación que incluye tanto la medicina convencional como otras «medicinas» como la holística, la bioenergética, la china, la vibracional o la sinergética (estoy leyendo directamente de su línea editorial, yo no tengo tanta imaginación). Para que se hagan una idea mejor, tienen secciones especiales defendiendo el Bio Bac, asustando con las radiaciones electromagnéticas, atacando el uso de vacunas, aireando extrañas teorías sobre el SIDA (oh, sorpresa) y desvariando sobre las propiedades del agua.

Así que ya saben, afectados por el SIDA, familiares y amigos: ¡el SIDA es una mentira! ¡Basta ya de manipulaciones informativas! Tiren los medicamentos, niéguense a seguir la versión oficial y sigan a pies juntillas los dictámenes de Cuarto Milenio y Dsalud. O hagan caso a los científicos de verdad, los que no salen en programas sensacionalistas, los que se quedan en su laboratorio trabajando por el bienestar de la Humanidad.

Si no existieran los abogados quizá hasta me atrevería a sugerir que Iker Jiménez está generando un debate falso en torno al sufrimiento de millones de personas, con el único objetivo de hacerse más rico, famoso e influyente. Digamos que lo dejo como hipótesis de trabajo, a ver qué pasa. O mejor, que alguien haga una encuesta y me llame.

[Con un saludo especial para Txema, a quien ya pillaré en Bilbao, ya…]



7 Comentarios

  1. Este tema concreto sobre el origen artificial del SIDA es muy viejo, los «conspiranoicos» siempre lo han esgrimido como ejemplo de la perversidad de los gobiernos, las farmacéuticas o Carmen Miranda. Íker será el más mediático, pero siempre llega tarde a los «saraos». Y sí, es una irresponsabilidad tremenda el hacerse eco de tonterías de este estilo (porque son tonterías y, como la mayoría de las tonterías, tremendamente DAÑINAS). Luego dará cancha, tras ese disfraz de neutralidad que ha patentado, la efectividad o perjuicio de las vacunas infantiles; la existencia de la gravedad o el flogisto. Todo por la audiencia, todo por la pasta. Y es una temeridad, una irresponsabilidad gigantesca jugar con este tipo de cosas. Fomenta la duda… pero no la duda razonable, sino la PARANOIA. Porque hay cosas de las que no se puede tomar una posición neutral… cuando un hecho es comprobado e irrefutable, solo te queda aceptarlo… pero no hacerlo tema de un debate. Es una estupidez, además de generar confusión.

  2. Ay, ay, ay, la crisis, que también le ha afectado a Fríker. La crisis de ideas, claro está. Si es que alguna vez tuvo alguna que no fuera de bombero… Tampoco cuenta con mis simpatías, menudo charlatán.

  3. Me llamo Armiche Luján, soy veterinario y me considero hombre de ciencia, por lo que no atiendo a las especulaciones de ninguna naturaleza. Mi consumo de cuarto milenio se limita a lo que la ciencia (oficial)aun no ha podido explicar. No me gustan las conspiraciones ni los conspiranoicos
    Pero en éste caso concreto, y en cualquier otro en el que medien los grandes laboratorios farmaceúticos, a pesar de haber perdido a un familiar por esa enfermedad y pensando que el tema se tocó con poca delicadeza, puedo entender a los desconfiados. Basta recordar lo acontecido con la gripe A, los mentados laboratorios y la mismísima OMS redefiniendo el término Pandemia
    Mientras exista gente que se enriquezca si hay enfermos, autoridades internacionales alienadas por las multinacionales y sean las empresas privadas quienes estén a la vanguardia de la experimentación e i+d en general(y decidan que publicar y qué no)existirán conspiranoicos y algunos serán científicos convencionales. Por cierto…. si un conspiranoico resulta que tenía razón (Wolfgang Wodarg por seguir con el mismo ejemplo) se le sigue considerando como tal?
    un saludo

  4. Que hay superpoblacion ya lo sabemos, por lo tanto no es de extrañar que superpotencias como los EEUU crearan una enfermedad, lo que no quiere decir que no se luche para erradicarla por completo, en el programa nunca se estuvo a favor de una enfermedad desastrosa, no seamos tan extremistas y animo a todos

  5. Yo personalmente creo que el SIDA lo trajeron los extraterrestres de Roswell, posiblemente la gente de Discovery DSalud me apoyen y me haga famoso… es mas puede ser que me ayuden con una religión que quiero fundar y no encuentro un buen tema

  6. el señor Iker parte de la simple premisa de que si negamos las hechos estos no nos afectan, el VIH existe como demuestra la ciencia medica y el síndrome resultado de este (SIDA) es real…

    pero ¿No es acaso la condición humana una eterna lucha contra los hechos que nos afectan o desagradan? es claro que el señor Iker juega con la desgracia de los demás y lucra con ello, debemos mostrar al mundo que se vale no aceptar la realidad pero que la ciencia y el conocimiento resultante de esta son la forma menos dolorosa y mas competente para modificar la realidad, hasta los detractores de la ciencia medica deben admitir que ellos señalan «amoralidades», «juicios moralinos» y «lucro» nada de esto cae en el campo de la ciencia medica.

  7. Si te pones con una vela frente al espejo a las doce de la noche y dices SIDA tres veces te infectas, me lo dijo uno que dice que tiene un primo que conoce a un amigo de uno que trabaja en cuarto milenio

Deja un comentario

Por Arturo Quirantes
Publicado el ⌚ 11 septiembre, 2012
Categoría(s): ✓ Charlatanes
Etiqueta(s): ,