La decadencia de la divulgación en televisión

sharktopus baby

Este fin de semana, próximo ya a terminar la temporada de vacaciones, ha comenzado bien. Acababa de enterarme que antena3 ha abierto dos nuevas webs de divulgación científica: CienciaXplora y TecnoXplora. Cuenta con gente de la calidad de América Valenzuela, Patricia Fernández de Lis, Clara Grima, Javier Pedreira (wicho) y otros buenos elementos. Van a ser una buena competencia para otras webs similares como Naukas, y espero que prosperen, de veras.

Pocos minutos después, conseguí por fin ver uno de los episodios de Descubre con Tadeo, una iniciativa de Mediaset en la que el personaje de la película Tadeo Jones hace de divulgador científico. Cuenta con el asesoramiento de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), y a pesar de lo mal que me cae Telecinco (he aquí el porqué), me parece una gran iniciativa.

Parece que la divulgación científica en la televisión española está despegando por fin. ¿A que mola? Pues no, no mola. Los ejemplos anteriores, que ojalá sirvan para crear tendencia, descollan en medio de un mar de mediocridad y magufería. Canal de televisión tras canal de televisión, y con la eterna excepción de La 2, el panorama televisivo nos presenta una morralla de pseudodivulgación que se pretende pasar como una innovadora apuesta.

Este problema no es exclusivo de España. En los Estados Unidos, canales tan prestigiosos como el History Channel están derivando hacia una colección de bodrios sensacionalistas que Iker Jiménez estaría encantado de firmar. Hace unas semanas, Wil Wheaton (el otrora archienemigo de Sheldon Cooper) publicó un artículo titulado El Discovery Channel le debe una disculpa a sus espectadores. Ese canal celebra una semana anual dedicada a los tiburones (“shark week”). Este año, por lo visto, incluyeron un documental sobre el gigantesco y muy extinto Megalodon, sólo que para el Discovery Channel el Megalodon no está tan extinto como parece. En una especie de falso documental intentaron convencer a los espectadores que el gigantesco tiburón puede que esté aleteando por ahí, como una especie de primo de Zumosol del celacanto. Puede que piensen que Wheaton estaba siendo muy picajoso, pero estoy de acuerdo con lo que dice:

Yo me preocupo por la educación. Por la ciencia. Por inspirar a la gente para que aprendan sobre el mundo y el universo… En un cínico movimiento de cara a los índices de audiencia, la cadena mintió deliberadamente a sus espectadores y presentó ficción como si fuesen hechos. El Discovery Channel traicionó a su audiencia. Una generación entera ha crecido viendo Discovery Channel, aprendiendo sobre ciencia, biología y física, y esa generación confía en Discovery Channel. Lo sintonizamos con la razonable expectativa de que lo que vamos a ver será informativo y veraz… La noche anterior… alguien hizo una elección deliberada y presentó un trabajo de ficción (más propio del canal SyFy) como si fuese un veraz y auténtico documental… quien hizo esa decisión debería avergonzarse.”

Precisamente, SyFy había creado y emitido poco antes Sharknado, una película que pasará a la historia por lo mala que es, pero como es del tipo “tan mala que acaba resultando buena,” probablemente se convertirá en objeto de culto. Esa película es ficción, no hay quien se la crea, y nadie se llevará a engaño. Perfecto. El problema es cuando te intentan colar algo falso por auténtico. Es como si, leyendo el periódico, topas con la necrológica de un amigo y cuando llamas para pedir más información el tipo del periódico te dice “ah, no, es que algunas necrológicas no son de verdad, estamos innovando para atraer la atención del lector.” La madre que lo parió.

A las pruebas me remito. Dejando aparte Energy con el Cuarto Milenio de Iker Jiménez (y sí, lo incluyo aquí como divulgador científico, pero no porque lo sea, sino porque está pretendiendo pasar por uno), la TDT abierta tiene dos canales que podemos considerar, si no documentales, al menos con contenido documental y divulgativo. Discovery Max (no sé si querrán que pensemos que es el Discovery Channel, pero créanme, no lo es) incluye programas documentales que no están mal, si bien son sólo una parte minoritaria de su programación. Miro la programación de hoy, y puedo ver Así se Hace (uno de los favoritos de mi niño, las cosas como son), El último superviviente, y de vez en cuando algún que otro programa de historia. Pero no crean que es un canal documental, ya que gran parte de su parrilla está ocupada con series tan variopintas como Acuarios XXL, El rey de las tartas, Todo sobre el póker o Food factory. Como ven, programas cortos, espectaculares, diseñados para atraer la atención de un modo u otro.

Discovery Max parece una macedonia, y se queda muy atrás respecto a los típicos canales divulgativos, pero aun así es una pasada de seriedad y buen hacer comparada con xplora. El autotitulado “canal para gente inquieta” considera que un programa sobre crímenes resueltos en la norteamérica de hace 10-20 años es un documental. Si prefieren violencia animal no humana (o casi), ahí tiene perlas como Hombres tiburón o Los animales extremos. Luego nos adentramos en la vida de una tienda de empeños en Las Vegas o en Detroit, y te juntan un guerrero samurai y un mafioso años treinta para averiguar quién es El guerrero más letal. Este último programa es, lo reconozco, entretenido, pero su valor documental se me escapa.

Podrían pensar que estoy siendo muy picajoso, y tal vez tengan razón. Aunque La 2 siga siendo now and forever el canal divulgador por definición, puede que los espectadores se hayan cansado de la barrera de coral o el delta del Okavango, y busquen alternativas más, digámoslo así, radicales, donde el rigor y la seriedad baja mientras la espectacularidad sube. Lo que me alucina es que xplora incluyan programa como Generación Alien y los haga pasar por documentales.

Para quien no lo haya visto, es un magufopseudodocumental donde toman cualquier cosa rara del pasado, digamos un pasaje de la Biblia o un altar con piedras muy grandes, y concluyen indefectiblemente que han sido los extraterrestres, o nazis escondidos al estilo Iron Sky. Para darle credibilidad, han llegado incluso al extremo de fichar como narrador en español a José María del Río, nombre que quizá no les diga nada hasta que les recuerde que fue su voz la que nos fascinó en el Cosmos de Carl Sagan. Estoy completamente convencido de que la elección ha sido un acto deliberado por parte de xplora, para intentar convencernos de que Generación Alien es un programa serio.

En Generación Alien aparecen “expertos” que suelen ser escritores de esoterismo (de objetividad probada, claro está <sarcasmo>), o bien ex-trabajadores de la NASA, los cuales nos explican por qué los egipcios, los mayas o los habitantes de la isla de Pascua no podían haber construido esas estructuras ni en sueños. Para ellos, todo lo que se construyó en la antigüedad y el norteamericano medio no pueda hacer en el jardín de su casa con una excavadora y una grúa tiene que tener intervención extraterrestre sí o sí. Un punto de vista prepotente y algo racista, si nos paramos a pensarlo. La premisa es: los antiguos eran tontos, así que seguro que tuvieron ayuda alienígena.

Entre nosotros, parece que también piensan que los espectadores son tontos. Si ve usted uno de esos episodios con mirada crítica, descubrirá montones de fallos, falacias y mentiras descaradas que se desmontan con un par de dedos de frente. Pero el documental está construido de forma que los argumentos parecen ser sólidos y razonables, y el espectador medio, con una formación científica limitada o anquilosada desde tiempos del instituto, se lo traga fácilmente. En una ocasión, tomaron una pequeña figura de madera en forma de pájaro y la convirtieron en prueba de que los egipcios tenían un servicio de planeadores. No sé si llegaron a decir que las pirámides hacían de rampa de lanzamiento, pero poco les faltó. Todas esas chorradas estilo Erich von Däniken, cualquier semejanza de una figura antigua con un astronauta o con ET, la menor referencia bíblica a bolas de fuego o rayos divinos, todo lo exprimen hasta la última gota de jugo. Una audiencia impresionable que piensa “vaya, sale un tío de la NASA, y eso otro publica una revista, esto debe ser serio” hace el resto.

A tenor de programas como Generación Alien o El efecto Nostradamus (otro que tal), podemos concluir que, en su casi totalidad, exceptuando la inmaculada programación de La 2 y algún que otro programa de calidad, la divulgación científica en la televisión de España es para llorar. Cosmos ya no se emite (aunque esperamos la nueva versión de Neil deGrasse Tyson con verdadero entusiasmo), Jacques Cousteau está prácticamente olvidado salvo por unos dibujitos animados que emiten nosedonde (13TV, creo), El Hombre y la Tierra no puede volver a la televisión pública por problemas de derechos de autor, y la competencia de la telebasura a todos los niveles ahoga nuestras ganas de disfrutar de televisión de calidad. A no ser que estemos dispuestos a conformarnos con series para niños estilo Dinotren o Dora la Exploradora, este no es país para divulgación científica.

Incluso cuando intentan hacerlo bien, van y la cagan. Hace algún tiempo, xplora emitió la serie Maravillas del Universo (Wonders of the Universe), un conjunto de documentales extraordinario, creado con todos los medios técnicos de la BBC por uno de los mejores divulgadores en la actualidad: Brian Cox, alguien capaz de coger del pescuezo a miles de chavales y animarles a estudiar Física; bueno, no exactamente pero casi, casi. Pues en la versión al castellano, los de xplora destrozaron el documental. El trabajo de doblaje daba la impresión de ser una chapuza hecha con tanto interés y diligencia como una doble con queso en el burguer. La apasionada y soñadora voz de Brian Cox se convertía en un algo monótono y sin interés, las traducciones son horrendas (la próxima vez que me conviertan Betelgeuse en “biteljús,” chillo), y en general da la impresión de que xplora no era consciente del tesoro que tenía entre sus manos. Ni ganas que tenían. Doblaron, emitieron y pasaron a publicidad.

Bueno, vale, algo hay. Sería injusto ningunear el esfuerzo de profesionales que, con pocos medios y menos apoyo, intentan plantar semillas de conocimiento en este desierto. Donde caen, dan fruto; y si no se lo creen, nos vemos en Bilbao a finales de mes, pueden preguntarle a mi hijo por el Escépticos de Luis Alfonso Gámez. Yo mismo colaboré hace unos meses en el programa con-ciencia, de Canal Sur Televisión, una serie donde el personal de Canal Sur en Granada se lo curraron para intentar llevar la divulgación a los hogares andaluces. Me consta que salió adelante más por la cabezonería de los involucrados que por otra cosa. ¿Saben qué hora teníamos asignada para la emisión? ¡Las dos de la madrugada del sábado! Al final, tuvimos “suerte” y acabamos a las nueve de la mañana del domingo, justo después de la enésima reposición de Heidi. Ni mi propia madre lo veía (triste, ya lo sé).

Sí se puede hacer y disfrutar documentales frente al televisor España, pero igual que si estuvieses viendo una porno con caballos: ocultamente, sin que nadie se entere y verás la cara que ponen tus conocidos como se enteren. Todos sabemos el chascarrillo según el cual La 2 debe ser el canal más visto de la historia de España, porque lo único que reconocen ver la mayoría de los españoles son sus documentales. En la práctica, ser asiduo de esos documentales suele ser recibido con un gesto conmiserativo, algo así como “sí, algunos de mis mejores amigos ven los documentales de la tele.” Lo que mola es ver el fútbol y pontificar sobre el último gran fichaje (con cuya cláusula de rescisión se podría reflotar el CSIC enterito, por cierto). Reconocer que te gustan los documentales es de pringaos, así que mejor cállate y no te conviertas en un paria social. Así pensamos, nos guste o no. Y si quiere discutírmelo, de antemano le aviso: me encantaría estar equivocado.

El panorama no es mucho mejor en la tele de pago. ¿Creen ustedes que Canal Historia es algo serio? En principio, con un nombre así, podríamos pensar que sí. Pero hace tiempo que el History Channel norteamericano hace aguas, y el de aquí no va mucho mejor. Fíjense que programación tienen para hoy domingo:

– Nueve episodios, nueve (algunos repetidos) de una serie llamada “Rincones secretos.” Algunos tratan de ciudades antiguas, donde se pueden desvelar hechos históricos, pero hacen hincapié en la parte de misterio, enigma y mitos. El episodio sobre mitos de Galicia se presenta así: “Criaturas legendarias, mitos paganos y creencias religiosas se funden en una misteriosa mitología que, en algunos casos, sigue presente hoy en día. ¿Quién no ha oído hablar alguna vez de la Santa Compaña o de las Meigas?” Y eso en un canal de historia. Si eso les sorprende, lo que sigue les va a encantar:

– “Especial de película: Star Trek, secretos al descubierto”. Sí, han leído bien, en el Canal Historia. Lo rotulan en algo que llaman “historia hoy” y se quedan tan panchos. Si fuese sobre Star Wars, tendría algo de sentido, siquiera por el comienzo de “hace mucho tiempo…” Un programa de hora y media que repiten apenas tres horas después.

– “Maravillas modernas: la noche.” Calamares frente a la costa de California, gusanos en Toronto, un estadio de béisbol iluminado de noche. Seguro que esto iba al Discovery Max y se le traspapeló al cartero, porque de otro modo no me lo explico.

– “Los hombres que construyeron América.” Huy, se les ha colado un documental histórico. Cincuenta minutos. Aprovechen, que vuelven los de Star Trek. Luego viene “los malos de la historia: Calígula.” Y despues…

– Alienígenas: el factor Einstein

– Alienígenas: Dinosaurios

Luego viene un programa que suena muy bien: “El precio de la historia: una semana infernal.” Mola… hasta que te das cuenta que es el mismo programa que emite xplora con nombre de La casa de empeños. Por lo visto, si alguien va a Las Vegas a empeñar un baraja de cartas de la Guerra Civil, de cabeza al Canal Historia. Y a estas alturas son apenas las seis de la tarde, yo estoy agotado tan sólo de ver la lista de programación en Internet y cierro.

Como ven, el Canal Historia ha recorrido un largo camino. Hacia abajo. Sin frenos. Discovery Channel, según Wheaton, sigue el mismo camino. Y esos son algunos de los mejores canales divulgativos del mundo. Malo es que la oferta autóctona española se reduzca a Punset y el anuncio de Alejandro Sanz salvando el Ártico, pero es que incluso los programas norteamericanos y británicos que se utilizan para las parrillas de programación de aquí les pegan a un canal divulgativo como a un Cristo dos pistolas.

Parece que la única opción al alcance de nuestro sillón es rascarnos el bolsillo e instalarnos la tele de pago. Y tampoco está el panorama para tirar cohetes. Abro la web de movistar (por elegir algo) y miro la oferta de canales de televisión. Setenta y nueve canales en el paquete básico Movistar TV ¿Qué hay de tipo divulgativo? Pues aparte del mencionado Canal Historia y de los “quiero y no puedo” (xplora y Discovery Max), tenemos el National Geographic, Viajar, Discovery Channel (semana del tiburón incluida, espero), Odisea y poco más.

Personalmente, y aparte de desearle a Wil Wheaton suerte en su cruzada contra la tontería en Discovery Channel, no puedo más que hacer acopio de todo lo bueno que nos ofrece eMule, bajármelo y atesorarlo en mi disco duro, que mis hijos lo agradecen y mi esposa y yo lo disfrutamos. Al final, vamos a acabar viendo documentales de calidad igual que nuestros abuelos cuando querían informarse bien: sintonizando la BBC mientras dan la espalda al pensamiento del régimen. Cincuenta años para seguir en el mismo lugar. Dan ganas de llorar.

17 Comentarios

Participa Suscríbete

Eldradnajdorf

Muy buen artículo. Felicitaciones por el blog y que sepas que lo leo siempre que actualizas aunque no lo comente.

Sobre la entrada en general estoy de acuerdo, y el último párrafo acierta en una cuestión importante: El que quiere encontrar documentales de calidad los encuentra.

En cuanto al tema de la televisión en España (y en buena parte del mundo) está bastante claro que encontrar algo interesante (para mi gusto) es bastante complicado, con lo cual yo he optado por el “tercer camino” y hoy en día ya no veo la televisión.

Sin embargo soy un total defensor del sistema de “oferta y demanda”. En la televisión dan a la gente lo que la gente (la mayoría) demanda. Es triste pero es así, sobre todo porque si nos paramos a pensar en el tema resulta que al final el problema no es de la televisión, sino de la sociedad.

Pero todos sabemos que la televisión que conocemos hoy en día se está extinguiendo. Cada vez más las plataformas de vídeos por internet le comen más terreno, donde la gente decide lo que quiere ver o te fríe a negativos si no le gusta lo que ha visto.

Por cierto, lo más demandado en internet es porno, otro fiel reflejo de la sociedad.

Y llegamos al fin al tema en concreto al que quería llegar (que no se diga que no doy vueltas y vueltas). ¿Donde se explican las cosas de modo ameno y divertido? Por ejemplo, como en física de película (nótese el peloteo).

En internet podemos encontrar todo tipo de información de prácticamente cualquier cosa. He buscado información de los temas más extraños que te puedas imaginar y los he encontrado, pero siempre enfocados a “profesionales” y solo los he descifrado por el interés particular en el tema.

Así que si, estoy de acuerdo en que no se le da la cancha que se debería a los divulgadores en TV, pero creo que ellos deberían hacer autocrítica y pensar si su forma de hacer llegar la ciencia a todos es la más adecuada a estos tiempos.

Un saludo y espero que se entienda la crítica.

Josemi

Hace años mi antiguo compi de piso tenia el C satelite digital con el paquete documentales y te puede asegurar que pagaba por misma bazofia que ahora nos ponen de gratis. Me temo que es lo que hay, las grandes multis americanas hacen este tipo de material y el resto de cadenas no tienen mas eleccion que comprarlo para llenar la emision.

Bac Hylon

Echo muchísimo de menos el Canal Sur 2 Andalucía, convertido por problemas de presupuestos en el Canal Sur subtitulado. ¿De verdad hacen falta tantos programas con el señor Juan Y Medio, en lugar de más documentales o programas culturales y divulgativos?

Luego la mala fama de los andaluces nos la dan los catalanes, que nos tienen envidia, claro…

JesusR

Pero hombre, ua que estás, dinos cuáles son esos documentales buenos que merece la pena bajarse del eMule, que nos dejas con la miel en los labios! :)

sucotronic

No estás solo en tu mosqueo/cabreo por la bazofia divulgativa que emiten en la tele de nuestro país. Somo muchos los que desde hace años (yo por lo menos 20) hemos disfrutado de los documentales de la 2 (no había internet, ni recursos para conseguir material) y de aquello que había en la biblioteca de nuestra localidad (por favor, que nunca falte una National Geographic en las estanterías); me ha hecho reír el ver la mención del Okabango y recordar el estupendo documental de Planet Earch (BBC). Recuerdo haber visto “noches temáticas” de 4 horas (o mas) de tirón, disfrutándolas con gran atención y escuchando explicaciones de profesionales de verdad (catedros de universidad, conservadores de grandes museos, ingenieros de grandes proyectos…), y no estaban decoradas por animaciones fantasiosas, ni espectaculares montajes. A Punset no lo acabo de tragar… no digo que tenga malas intenciones, pero no me gusta algunas preguntas un tanto absurdas que le ha hecho a algunos de los entrevistados, ni la pesadilla de “perseguir la felicidad”, ni el “autodoblaje” (pero esto ya es algo mas personal xD).
Intenté escapar de esta miseria mediática instalando una antena parabólica y sintonizando la tv británica. Con mi buena intención, compré un servicio de “card-sharing” de 3 meses para ver Sky Tv (el canal+ de allí) y poder ver el National Geographic y otros canales divulgativos… ¡HORROR!, todos los canales se han convertido en una especie de Discovery Max sensacionalista con paletos cazando caimanes/serpientes, tíos mega-supervivientes, o busca fantasmas de pacotilla… triste, muy triste. Finalmente concluí que la tv de pago no merecía la pena para los que buscamos la divulgación o el conocimiento de la ciencia. Afortunadamente encontré “The Sky at Night” de la BBC que si que realmente merece la pena; el destino se quiso reír de mi, ya que poco tiempo después los británicos cambiaron el emisor del satélite para esta cadena, y ahora es difícil sintonizarlo desde España.
PS: hablando de extraterrestres, fue muy triste viajar a Egipto este año (antes de las revueltas) y oír de un egipcio que creía posible que las pirámides los hubiesen hecho los hombrecillos verdes, ya que un hombre famoso de allí tenía unos vídeos en internet donde lo explicaba. Triste, muy triste.

davidtorresblog

Me encanta tu artículo:

De mis estudios conservo nociones de física y química suficientes para pasar vergüenza ajena si por casualidad decido hacerme el Martin Gardner y mirar Generación Alien, para hacer una crítica constructiva. Es un insulto, te hace añorar a Jiménez del Oso. Dicen cosas (esto es verídico) como que la pirámide de Keops era un generador eléctrico de microondas que funcionaba con hidrógeno producido por la introducción en sus galerías de ácido clorhídrico e hidróxido de sodio… No sé igual sí pero ¿Cómo demonios obtenían los egipcios el ácido clorhídrico? Los extraterrestres lo exportaban, digo yo. ¿Y para qué necesitaban un microondas tan grande? No lo pude saber porque lo cambié. No me explico como no existe una oficina anti fraude que al menos llame la atención contra la divulgación de, no de teorías controvertidas, sino de estupideces. Una cosa debe de ser verdad, los nazis perdieron la guerra porque estaban distraídos buscando el Santo Grial y discutiendo con los marcianos los derechos sobre la svastica. Lamentable.

Menos mal que todavía quedan personas lúcidas como tú. ¡Felicidades!

http://davidtorresblog.wordpress.com...cepticismo/

Alfonso G. U. M.

Qué bueno el artículo, expresa justo lo que estoy pensando desde hace tiempo. Pasada la emoción inicial por la (entonces) novedosa programación de Xplora, Energy y Discovery Max, me encuentro con que no puedo ver los canales porque me voy cabreando poco a poco sin darme cuenta. Una barbaridad tras otra, un programa insustancial tras otro.

Lo de Alienígenas Ancestrales y Generación Alien es no sólo una vergüenza, sino un insulto para la persona mínimamente crítica. Y no es porque no crea que existan extraterrestres, sino porque oír a un tío decir cosas como “Que los ángeles y los demonios eran extraterrestres en guerra es un hecho”, me mosquea un montón. ¿Cómo que un hecho? No paran de oírse frases como “Es un hecho”, “está demostrado”, “es obvio”, “se percibe claramente”, etc… ¿Cómo se atreven a engañar a la gente y a presentar hipótesis improbables, forzadas e infundadas como si fueran realidades?

Es… en fin. Que me alegro de haber descubierto el blog, a ver si puedo seguirlo. ¡Gracias!

Miguel Rodríguez

Pues eso, a tirar de descarga o a ir pillando series en disco por tiendas de internet. Si estais esperando a que pongan el nuevo Cosmos en una cadena española, mejor buscaros la vida o compradlo ya por Amazon, y os ahorrais las pausas publicitariasy los horarios imposibles. Y mejor en bluray, vale mucho la pena verlo en HD.

Al menos, en La 2, como repiten todo, si te ha gustado un documental o solo lo has visto en parte, lo podrás volver a ver.

Manuel SánchezManuel Sánchez

¿La 2?¿Estás de broma? La misma cadena que emite “El escarabajo verde”, programa en el que se promociona abiertamente la pseudociencia, “Para todos la 2″, donde se intenta acorralar a defensores de la medicina como JMMulet o se invita a charlatanes, “Redes”, donde se mezclan premios Nobel con paparruchas made in Punset, “La noche temática”, donde abundan los documentales-propaganda, “Documentos TV”, que peca cada vez más de lo mismo que el programa que acabo de mencionar… Diría que las únicas( muy) honrosas excepciones (que no son pocas teniendo en cuenta el panorama actual) son Tres catorce y Órbita Laika…

the teacherthe teacher

Vengo a deciros que puedo estar a favor con eso de que la tele de hoy es bazofia pero yo voy mas allá ,¿ en serio les preocupa que no echen mejores programas? La televisión es un instrumento que desde q se invento ha acumulado poder de tal forma que para la mayoría es la verdad suprema y nadie la cuestiona LA TELEVISION AMIGOS MÍOS NO REPRESENTA NI VERDAD NI BENEFICIO es un mundo ilusorio en el que la componen ACTORES, NO CIENTÍFICOS y habrá muchos intelectuales q digan q la bbc esto o que discovery chanel hace muchos años tenia buenos documentales , ¿pero que cojones le pasa a la gente de hoy en día? ,la verdad es que la tierra se muere entre tantos plástico (como las carcasas de los televisores q inundan las costas africanas), virus y bacterias producidos por la ciencia de la q tanto habláis, se extinguen mas especies de seres vivos en nombre de vuestra amada amiga la ciencia ,por no hablar de guerras, armas y personas q están muriendo en este preciso momento mientras escribo estas gilipolleces, en resumen la tierra se muere y¿ os preocupa q no echen buenos canales como antes ? Joder q le den a la tele compañeros hay que cambiar las cosas empezar a hacer ejercicio y cuidar todo lo q os rodea por q si no¿ q nos queda eh? Cada vez el mundo esta siendo un lugar mas oscuro y violento es tan sencillo como q si no os gusta la tv apagarla y ya esta por q no puedes confiar en nada y nadie excepto en ti mismo y si queréis saber de ciencia daros una vuelta por vuestro barrio mas conflictivo o ves a palestina a ver como viven por q eso es la puñetera verdad ,LA CIENCIA NO AYUDA A LOS MAS NECESITADOS SI NO A LOS RICOS Y PODEROSOS Y DA LA CASUALIDAD Q ESTOS SON LOS MISMOS Q MANEJAN LAS CADENAS TELEVISIVAS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN ¿CASUALIDAD ENTRE ESTO QUE HE DICHO Y LA TELE BASURA? HA NO LO CREO NOS ENGAÑAN Y HACEN QUE NOS PREOCUPEMOS DE COSAS Q SIMPLEMENTE NO, y antes de hablar de gilipolleces yo ya empecé a cambiar mi vida para mejorar como persona entrenando mi cuerpo , mente y espíritu y aquí estoy para deciros AMIGOS MÍOS NO HAY LIMITE EXCEPTO EL QUE OS PONÉIS VOSOTROS MISMOS HACER Y PENSAR EN LO CORRECTO POR QUE TODO ES IMPORTANTE Y TODO CUENTA . PAZ

RobertoRoberto

La falsedad vende. Lo triste es que canales serios como Discovery o NatGeo se hayan convertido en una fuente de mitos. Sin duda es la consecuencia del capitalismo descarado….¿si no tienes rating como te sostienes? En una sociedad como la EUA obsesionada con el dinero…..vender amuletos mágicos es una forma de hacerlo. Ya no hay seriedad.

JoséJosé

Enciendo el televisor y comienzo a ver un documental que muestra unas superficies circulares en escandinavia que se alinean entre ellas y el oráculo de delfos. Tiran de mitología contando los viajes periódicos de apolo al norte. Bueno, el caso es que luego como histéricos narradores comienzan a unir en líneas rectas (sobre el mapa plano) los puntos de diferentes civilizaciones, causando estas sobre la hipótesis del vuelo recto de las antiguas naves alienígenas, a lo que mi primo de 8 años me pregunta ¿no se puede hacer eso con una regla sobre 2 puntos cualquiera del plano?. Gracias a él que no entré en ataque violento contra cada aristotélica premisa que seguían vertiendo sobre el cacharro tv. Me recordé la etapa de contracción del capital -fruto de la usura- que vivimos y la urgencia de todas estas parábolas para seguir induciendo indirectamente la jerarquía (ordeno y acatas) y me volví a desconsolar. En fin, cuando luego vuelvan a prestar sus papeles del monopoly se lo darán a los cuentistas que crean bandos estereotipando o creando culturas antagónicas para luego vender su arsenal: puerca troya. A río revuelto..

JoséJosé

y hay esperanza según mi opinión 1º creando mitos con otras dinámicas que no sean las futboleras y 2º haciendo aprehender el método científico tanto a los más jóvenes como a los más viejos y maduros, sobre una base de satisfacción de las necesidades vitales básicas y el elemento del juego como casi un pre-requisito para la posterior creación científica. 3º Una divulgación de teorías contrarias o dispares y 4º el debate y la confrontación de ideas, desde a pié de calle hasta entre los nóbeles. Y la televisión, querido profe, desde que se creó ha propiciado una deglución impuesta de superestructura, también presente en los docus que se veían hace 3 décadas. Pero sí comparto que ahora rallan niveles frenasténicos.

PabloPablo

Excelente artículo. Estoy totalmente de acuerdo. Te ha faltado mencionar que en el canal National Geographic emiten a diario horas y horas de “documentales” sobre ovnis, alienígenas y pseudo ciencia variada, muy del estilo canal Historia, Discovery o Cuarto Milenio. Solo se salva Natura, la 2, Odisea y Viajar.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>