Descifrado el último mensaje de Zodiac

Por Arturo Quirantes, el 29 marzo, 2021. Categoría(s): Criptografia • Criptohistoria ✎ 1
Harry el Sucio
Adelante, criptoanalistas, alegradme el día

 

Llevo mucho tiempo alejado del mundo de la criptografía y lo más actual que he hecho es recopilar los artículos de mi viejo Taller de Criptografía (los tenéis en Amazon), pero aún me atrae el tema. Hoy os voy a hablar de un misterio criptográfico que ha durado cincuenta años.

Para no repetirme voy a reducir al mínimo la presentación. Todos aquellos que habéis visto la película Harry el Sucio recordaréis cómo el detective Callahan perseguía a un asesino despiadado llamado Scorpio que dejaba notas a la policía. Bien, pues resulta que el personaje de Scorpio estaba basado en un asesino real que aterrorizó la región del norte de California entre 1968 y 1969. Zodiac (que así se hacía llamar) mató a al menos de siete personas, aunque puede que fuesen más. Hay muchos misterios alrededor del caso Zodiac, comenzando por su identidad, ya que este asesino no se encontró a un policía con un Magnum 44. A día de hoy la identidad de Zodiac sigue siendo un misterio.

Zodiac se entretuvo, entre otras cosas, en enviar diversas cartas a los periódicos. El uno de agosto de 1969, los diarios californianos Vallejo Times-Herald, San Francisco Examiner y San Francisco Chronicle recibieron otras tantas cartas en la que el autor reconocía la autoría de varios asesinatos. Cada una de las cartas contenía un tercio de un mensaje cifrado, y todas fueron publicadas en la prensa. Pocos días después, un profesor de instituto y su esposa. Donald y Bettye Harden lograron descifrar el mensaje. Zodiac había usado un sistema llamado sustitución monoalfabética con homófonos en la que cada letra es sustituida por uno o varios símbolos.

Como ejemplo, y para que veáis lo antiguo que es este sistema, os adjunto un sistema similar que fue usado nada menos que en el siglo XVI (concretamente es parte de la llamada Cifra General de Felipe II, de 1556, cuyos detalles podéis leer aquí):

Como podéis ver, cada letra tiene 2-3 símbolos distintos llamados homófonos; el motivo es para evitar, o al menos dificultar, ataques de frecuencias (quiero decir con esto que, si la muy frecuente letra e se sustituye por el símbolo &, este símbolo saldrá muchas veces en el texto cifrado y dará el cante).

La solución de los Harden a la carta cifrada de Zodiac se encuentra aquí, y el alfabeto está aquí. Podréis ver que algunas letras, las más frecuentes, tienen más de un signo homofónico, en tanto que letras poco frecuentes tienen sólo uno o dos signos. Hablo más sobre este alfabeto y el modo en que lo obtuvieron los Harden en mi libro Cuando la Criptografía Falla (aquí, por si os interesa), pero por lo demás es tema cerrado.

Pero resulta que Zodiac escribió un segundo mensaje cifrado. La parte cifrada consistía en un conjunto de letras y símbolos de 340 signos de longitud, motivo por el que se conoció como cifra Z340 (o 340 simplemente). Creyendo que también sería un sistema de sustitución monoalfabética homofónica, diversos especialistas y aficionados se han dedicado a intentar descifrarlo a lo largo de los años; todos sin éxito. Se han usado programas de ordenador para probar el descifrado mediante fuerza bruta (es decir, probando todas las claves posibles); nada. Se han desarrollado programa para intentar descifrarlo suponiendo que se trata de una sustitución homofónica; nada. Todos los intentos acabaron en fracaso.

¿Podría tratarse de un sistema de cifra más sofisticado? Es posible pero poco probable. Recordemos que estamos hablando de finales de los años 60, cuando no sólo la Wikipedia no existía sino que el propio concepto de criptografía era algo restringido a círculos gubernamentales. Zodiac no podía echar mano de una Enigma precisamente, y por muy listo que fuese debía estar necesariamente restringido a sistemas criptográficos de lápiz y papel.

Con el tiempo se llegó a plantear si la cifra 340 era real o tan sólo un batiburrillo de símbolos sin ningún significado alguno. Quizá era una broma de Zodiac. Con el paso del tiempo, el acertijo de la cifra 340 se convirtió en leyenda, a la par del manuscrito Voynich o el Lineal B.

Hasta que llegó la pandemia.

En 2020, mientras la ciudad de Melbourne sufría los efectos del confinamiento un matemático llamado Sam Blake se entretenía buscando pasatiempos para resolver. Se decidió por la cifra 340, y tras contactar con el criptólogo norteamericano David Oranchak y con un aficionado belga llamado Jarl Van Eykcke, se pusieron a la tarea. A finales de 2021 consiguieron lo que ahora se ha hecho público: reventar la cifra 340.

Por supuesto, cuando lo oí pensé “otra solución falsa más”. Ya había visto muchos ejemplos de falsas soluciones que al final estaban basadas en tantas suposiciones previas que parecían encajados a martillazos. Pero esta solución parece buena, y no sólo porque el texto descifrado tiene sentido sino –lo más importante- porque el sistema de cifrado usado por Zodiac era accesible a su época.

Os dejo aquí el anuncio de Sam Blake. También incluye una explicación de cómo lo logró, pero como es algo compleja, así que me la voy a saltar y voy a ir directamente a explicaros cómo es el sistema de cifrado.

Desde lo más antiguo ha habido dos métodos de cifrar información: sustitución y trasposición. Sustitución es cuando cambias un símbolo por otro, y trasposición es cuando cambias el orden del mensaje.

Por ejemplo, digamos que usamos un sistema de sustitución mediante cifra de César, en la que cada letra se sustituye por la que hay a continuación en el alfabeto (A pasa a ser B, B se convierte en C, etc). En este caso, ARTURO se convierte en BSUVSP.

O puedo reordenar las letras poniendo primero las que están en posición par (A, T, R) y luego las que están en posición impar (R, U, O), lo que nos convierte ARTURO en ATRRUO.

En la actualidad tenemos sistemas de cifra muy sofisticados para proteger las comunicaciones en Internet, los intercambios bancarios y todo eso, pero todo se basa en sustituir y trasponer. En el caso de la cifra 340, Sam Blake descubrió que eso era lo que hizo Zodiac: combinar una sustitución con una trasposición.

Vamos a descifrar el mensaje, que por cierto es este:

Sam Blake afirma que el sistema de sustitución usado por Zodiac es este:

Como podemos ver, las letras más frecuentes (E, A, O, S, N…) tienen más símbolos homofónicos, lo cual tiene sentido; la T tiene más símbolos de los necesarios, pero mejor que sobre a que falte.

El problema es que este sistema no nos da ningún mensaje inteligible. La primera línea de símbolos se convertiría en IRONCAOOIIEMGRTML; y aquí es donde, en el pasado, cada cual comienza a darle al coco buscando patrones donde no los hay (¿Ese IRON es “hierro” en inglés? ¿CA se refiere a California?”).

Pero resulta que –y esta es la novedad- tras la sustitución viene la trasposición. Zodiac no se limitó a cifrar el mensaje y poner los símbolos en el orden habitual, sino que los fue salteando. El “salteado” viene dado por el movimiento del caballo de ajedrez: para el siguiente símbolo te mueves dos posiciones hacia la derecha y una hacia abajo.

Mejor os lo enseño. El mensaje está en realidad en tres partes. Las dos primeras eran cuadrados de 17*9 símbolos, y luego hay un tercero de 17*2. Voy a tomar la primera parte solamente. Este es el orden en que hay que descifrar la primera parte del mensaje:

Esto quiere decir que el mensaje, al quitar la trasposición, es H+M▲IVC… ¿Tiene ahora sentido? Vamos a verlo. Volvemos a tomar la sustitución y la aplicamos. La H se convierte en I, el + significa H, M es O, ▲es P…

El resultado comienza así: IHOPEYOUA… ¿y cómo sigue? Pues volvemos a la primera línea y tomamos el siguiente signo:

Ahora tenemos EB+…, que descifrado nos da REHAVING… (el sexto símbolo parece un cuadro negro pero es algo tachado, y justo encima está sustituido por una K invertida, que se descifra como I).

Uniendo los dos resultados, y separando palabras, nos da: I HOPE YOU ARE HAVING… ¡esto es texto en inglés! Demasiado bueno para ser casualidad; sobre todo si seguimos descifrando y obteniendo texto legible.

Al descifrar de este modo hay algunas incongruencias, probablemente debidas a fallos de cifrado por parte del propio Zodiac (ya las cometió en el primer mensaje, el que descifraron los Harden), y en la última parte del mensaje algunas palabras están escritas al revés (para fastidiar algo más imagino). El mensaje final original es este:

I HOPE YOU ARE HAVING LOTS OF FUN IN TRYING TO CATCH ME THAT WASNT ME ON THE TV SHOW WHICH BRINGS UP A POINT ABOUT ME I AM NOT AFRAID OF THE GAS CHAMBER BECAUSE IT WILL SEND ME TO PARADICE ALL THE SOONER BECAUSE I NOW HAVE ENOUGH SLAVES TO WORK FOR ME WHERE EVERYONE ELSE HAS NOTHING WHEN THEY REACH PARADICE SO THEY ARE AFRAID OF DEATH I AM NOT AFRAID BECAUSE I KNOW THAT MY NEW LIFE IS LIFE WILL BE AN EASY ONE IN PARADICE DEATH

Traducido al español, dice algo así:

“Espero que os estéis divirtiendo un montón intentando cogerme. No era yo el del show de TV, lo que saca algo al respecto acerca de mí. No tengo miedo de la cámara de gas porque me enviará al paraíso antes, porque ya tengo suficientes esclavos para trabajar para mí donde todos los demás no tienen nada cuando lleguen al paraíso, así que ellos tienen miedo a la muerte. Yo no tengo miedo porque sé que mi nueva vida es la vida será fácil en la muerte del paraíso”.

Fijaos cómo Zodiac escribe paraíso como PARADICE en lugar de la forma correcta PARADISE. También en el mensaje inicial (el descifrado por los Harden) aparece la palabra PARADICE y habla de esclavos. En cuanto a las referencias a “no era yo el del show de TV” y “la cámara de gas” parece ser que se refiere a un programa de TV de octubre de 1969 en que alguien que llamó por teléfono afirmó ser Zodiac y djio algo así como “no quiero ir a la cámara de gas”. ¿Tal vez Zodiac envió su mensaje cifrado como respuesta a esa emisión televisiva? La carta llegó el 8 de noviembre a la redacción del San Francisco Chronicle, así que es verosímil.

Por desgracia, el descifrado del mensaje z340 no da pistas sobre quién es, o fue, Zodiac. Quizá ayude en la investigación (que según el FBI sigue abierta), pero no veo poco probable.

¿O quizá sí? Resulta que todavía quedan dos mensajes cifrados de Zodiac, los llamados Z13 y Z32. Como son mensajes cortos (de 13 y 32 símbolos respectivamente) son mucho más difíciles de resolver. Pero pueden ser cruciales, ya que el Z13 se incluyó al final de un corto mensaje que decía:

“Habla Zodiac. Por cierto, ¿habéis descifrado el último mensaje que os envié” Mi nombre es…”

¿Acaso Z13 contiene el nombre de Zodiac? Si es así, quizá el descifrado del mensaje z340 nos pueda dar una pista. Por desgracia algunos símbolos no aparecen en el z340, así que no podemos intentarlo directamente. Puede que sólo sea una broma final de Zodiac. O no.

El misterio de Zodiac sigue vivo.



1 Comentario

Deja un comentario

Por Arturo Quirantes, publicado el 29 marzo, 2021
Categoría(s): Criptografia • Criptohistoria
Etiqueta(s): , ,