Viejo, no obsoleto

¿Sayonara? No mientas siga en cobertura, baby

El otro día leí un artículo (más) sobre la obsolescencia programada. La autora afirmaba rotundamente que un móvil podía durar 12 años si no se acortara su vida intencionadamente. Bueno, en realidad lo dice otra persona a la que entrevistó, pero la escritora lo escogió como titular, un poco en plan clickbait, añadiendo un subtítulo igualmente contundente: “España carece de una ley que penalice la obsolescencia programada

Normalmente hubiera leido el artículo y a otra cosa, pero en esta ocasión me llamó la atención que se centrasen en un tipo de objetos como son los móviles; y la verdad sea dicha, últimamente he tenido la duda sobre si eso de la obsolescencia programada es un concepto tan arraigado en el tejido industrial como dicen, o si es más una excusa para seguir consumiendo y sustituyendo aparatos viejos pero útiles por otros más nuevos y atractivos. O si hay mitad carne, mitad pescado.

Normalmente es difícil estudiar este problema. Enseguida aparecen los casos personales, las anécdotas, los comentarios tipo “a mi abuela le duró treinta años su frigorífico, y el mío tuve que tirarlo a los cinco años”. No voy a entrar al trapo porque sería como comer cerezas, que sabes cuándo empiezas pero no cuando acabas. Lo que sí puedo hacer es investigar el tema de la obsolescencia en móviles, y puedo hacerlo porque aún guardo muchos de los que he utilizado a lo largo de los años. Esto es lo que me he encontrado, en orden cronológico inverso (de más moderno a más antiguo).

Comencemos por el Samsung Galaxy S2, probablemente el mejor móvil que he tenido nunca. Comparado con los anteriores era toda una pasada: Internet, Twitter, correo electrónico, una cámara de alta calidad, aplicaciones a punta de pala, ¡pantalla táctil!. Sí, pequeños saltamontes, antes de 2010 las pantallas eran de “se mira pero no se toca”. Lo compré a comienzos de 2011, de modo que ya tiene siete años y medio largos. ¿Y funciona? En una palabra: sí. A pesar de que se me cayó al suelo cien veces, sigue en perfecto estado operativo. El único problema es el de la batería, pero le compré una nueva y listo.

En el campo software, ya hace tiempo que no recibe actualizaciones de Android (la última fue la 4.1.2). Tampoco puedo aprovechar la conectividad más allá del 3G, porque cuando lo fabricaron eso era lo más moderno que hay. Sigue teniendo acceso a la tienda de aplicaciones, aunque hay muchas (no sé cuantas) que ya no pueden instalarse en una versión Android tan antigua. Fue mi motivo principal para jubilarlo, lo reconozco, pero las aplicaciones que se pueden instalar funcionan bien.

Visto lo anterior, ¿por qué lo arrinconé en un cajón? Reconozco que por capricho más que otra cosa. Para acallar mi conciencia puedo decirme que el nuevo móvil tiene pantalla más grande, lo que me permite ver mejor (ya comienzo a necesitar gafas de cerca), que algunas aplicaciones no se podían instalar… y que me apetecía, leñe. Nunca he sido un caprichoso de esos que quieren ir a la última porque sí, pero por una vez en mi vida quise darme un capricho. Y me compré un Samsung Note 7. Sí, ese que explotaba. Para una vez que me doy el gusto. En fin, sean cuales fueren mis motivos, el caso es que puedo volver a usar mi viejo (que no obsoleto) Galaxy S2 cuando quiera.

El S2 sustituyó a otro que, la verdad sea dicha, también me fue bien: el Nokia N73. Por supuesto, ese “bien” es relativo porque estamos hablando de una era pre-Android, en la que cada móvil tenía su propia clavija de cargador, sus propias aplicaciones e incluso un sistema operativo a medida. ¿Recordáis, amigos abueletes, aquellos tiempos en los que había que llevar un adaptador con un millón de clavijas para poder cargar el móvil? Sí, yo también, y me encanta haber dejado esa época atrás.

No voy a comparar el N73 con el S2 porque sería injusto, pero también era un buen móvil. Tenía bluetooth, una cámara molona (para aquellos tiempos), conexión a Internet y más cosas. El problema es que no recuerdo cuándo lo compré. Según veo por Internet se puso a la venta en 2006; yo he encontrado archivos de mediados de 2008, por lo que hablamos de un móvil que ya tiene una década larga desde que lo compré.

¿Me funciona? En cierto modo sí. He probado la cámara, el reproductor de música, varias aplicaciones y funciona bien. Tiene navegador de coche, pero necesitaba un GPS externo. En cuanto a teléfono, no puedo utilizarlo porque no encuentro una tarjeta SIM adecuada. Tiene lógica: no puedes meterle una SIM de última generación para un móvil que no tenía siquiera 3G. En este caso hay obsolescencia, pero no del móvil en sí sino de sus periféricos.

Normalmente la batería es la muerte del móvil, y más en estos tiempos en que las baterías son encastradas y no se pueden extraer. Hay que dice que esa es otra señal de obsolescencia, aunque yo pienso que todos presionamos para que la batería dure lo más posible, y por eso los fabricantes aprovechan cada milímetro del interior, hasta el punto de que la batería no es fácilmente sustituible. En lo que a mí me toca, debo decir que las baterías originales de mi N73 siguen funcionando bien, y cuando necesite otra puedo comprarlas online en Alibaba por cuarenta céntimos; eso sí, tengo que comprar un paquete de diez, pero con eso tengo para… no sé, digamos un siglo a este ritmo.

Más atrás en el tiempo llegamos al Motorola V360. Una chulada, era de esos tipo “flip flop”: abrías la tapa y aparecía el teclado en la parte inferior mientras disfrutabas en la parte superior de una impresionante (para la época) pantalla de dos pulgadas. No tengo ni idea de cuándo lo compré, pero he encontrado un artículo donde lo revisan… en 2005. Aún conservo el cargador (¡menos mal!) pero la batería no aguanta cargada ni para arrancar, así que ignoro si sigue funcionando; como mínimo, se carga. Podría comprarle una batería, porque he visto (con cierta sorpresa, lo confieso) que todavía se fabrican y se venden a un par de euros. De hecho ¡incluso venden móviles Motorola V360 nuevos! Parece que el encanto vintage no se esfuma.

Y esos son los que aún conservo y que funcionan. Dejo de lado los desaparecidos o caídos en combate: un HTC tan viejo que no sé ni qué modelo es; un precioso LG-K800 Chocolate (que alguien me perdió de modo estúpido); el no menos alucinante Motorola V70 que usó Grissom en CSI Las Vegas… mi rubia era una movilmaníaca de pro, y tiene un gusto exquisito con los móviles, a qué negarlo.

Pero vamos a centrarnos en lo de la obsolescencia en los móviles. ¿Qué conclusiones puedo sacar con tan magra muestra? Resulta innegable que utilizar un móvil antiguo es algo difícil y de resultado incierto. Sin embargo, creo que el motivo no es tanto el móvil en sí como el ambiente en el que se mueve. Un móvil no es un elemento aislado sino que necesita accesorios y un entorno adecuado. Siempre según mi experiencia personal, los principales elementos que limitan o destruyen la utilidad de un móvil son:

La batería. Es un elemento que no dura eternamente ni en los móviles ni en las pilas recargables. Es un problema fácilmente solucionable para los móviles antiguos (raro será que no encuentres online la batería de tu móvil); en los modernos resulta más difícil porque no se diseñan para que se abran fácilmente, pero si no te atreves a intentarlo tú (que tutoriales los hay a montones) basta con pasarte con la tienda.

El cargador. Si no lo has guardado tendrá un problema. La solución es la misma que para la batería: tecleas, pagas y te lo llevan a casa.

La red. Si un móvil es viejo no podrá usar redes modernas como la 3G o 4G; aparte de eso, imagínate meter una tarjeta con una capacidad medida en gigas en un móvil de una época en la que un mega era una burrada de capacidad.

Tus expectativas. Es decir, lo que quieras hacer con tu móvil.

Las dos primeras limitaciones (batería y cargador) no parecen ser un problema para cualquiera con acceso a una tienda online y con un par de billetes en el bolsillo. Sí, parece sorprendente, sobre todo con todos esos gritos de “obsolescencia programada” que se oyen. Pues mira, los móviles viejos no serán tan obsoletos si después de 10-15 años aún hay empresas que te venden baterías, cargadores, fundas e incluso los propios móviles. Mientras haya demanda habrá oferta, y a tenor de lo que veo no parece que la oferta falte.

La limitación de la red es algo más seria. Entiendo que las telecos no estén interesadas en mantener redes antiguas habiendo redes más nuevas. Es como si una concesionaria de autopistas mantuviese la vía de servicio como pista forestal por si algún día pasa un burro o una vaca. Aun así, siempre se ha hecho un esfuerzo por mantener sistemas en plan “legacy” (que viene a significar “eres viejo pero aún funcionas”), y yo estoy escribiendo estas líneas en mi nuevo ordenador bajo Windows 10… usando Word 2003. Me gustaría saber de lectores que todavía puedan usar tarjetas SIM viejas en las redes actuales. También estaría bien saber si la telefonía 2G/3G tiene todavía recorrido en zonas rurales o, en general, donde la 4G tenga peor cobertura.

A pesar de todo, creo que la red no es el factor limitador de un móvil. Si hay algo que haga los móviles obsoletos somos nosotros mismos y nuestras expectativas. Lo entiendo. El campo de la telefonía móvil ha avanzado a saltos tan enormes que dos móviles separados diez años parecen de planetas diferentes. Mis propios móviles son fieles testigos de ello. El Amena V360 era bueno para llamar por teléfono y poco más; el Nokia N73 podía conectarse a Internet, tenía juegos y GPS; el Samsung S2 era lector de libros, cámara de fotos y vídeo, miniordenador, discoteca ambulante, asistente de viaje, de todo.

Todas esas prestaciones se cobran su tributo en, por ejemplo, la batería. Hay quienes creen que las baterías ahora duran menos que antes, y como además se sabe que la carga almacenable va disminuyendo con el tiempo, parece que haya una conspiración detrás. En estos casos hay que tener en cuenta que antes no se necesitaba tanta batería. En la actualidad, con pantallas de alta definición, GPS, wifi, bluetooth, descarga de datos en todo momento y transmisión de datos en todo momento, los requisitos de energía de un móvil son mucho mayores que antes, y solamente con una gestión adecuada de la energía unido a baterías de mayor capacidad puede aliviarse el problema. ¿Añoras los tiempos en que un móvil duraba días cargado? Pues recuerda que en aquella época un móvil servía para llamar por teléfono y poco más.

Un coche o un frigorífico de hoy son mejores técnicamente que sus análogos de hace 15 años, pero su nivel de avance no es ni de pasada comparable al de un móvil o una tablet. Digamos, como ejemplo, que Twitter saca una nueva versión de su aplicación Android, capaz de reproducir imágenes en 3D. Habitualmente comenzarán por adaptarlo a la versión Android más moderna. Es lógico, ¿no? También resulta que esa nueva aplicación requiere más energía, más memoria, quizá esté limitada a móviles con dos cámaras por motivos técnicos.

En suma, cada vez hacen falta más y mejores prestaciones en el móvil para que la aplicación funcione bien, o como mínimo vaya a pedales. Con un móvil nuevecito irá de lujo; pero el tuyo, que por causa de la ley de Moore es “sólo” la mitad de bueno, potente o eficiente, la aplicación irá a tirones, gastará batería como si no hubiera un mañana y tendrás la impresión de que tu móvil, que no tiene dos años, ahora parece del pleistoceno. A nadie le gusta esa sensación, de modo que la conclusión que nos consuela es “obsolescencia programada”

 

Pues no, hijito. Los fabricantes de móviles sudan la gota gorda para ofrecerte lo mejor hoy. El año que viene, igual, pero ese “mejor” de hoy es un Opel Corsa y el “mejor” del año que viene será un Porsche 911; y el del año que viene será un Bugatti Veyron que viaje en el tiempo. Cambiar de móvil tras una década puede ser obsolescencia programada, cambiarlo cada 2-3 años suena más a capricho. No confundamos los términos.



18 Comentarios

  1. Yo sí que uso una tarjeta SIM prepago de las antiguas, siempre he sido del móvil tonto de sólo llamadas y mensajes, con la cámara VGA y otras chorraditas como extra porque están ahí solamente. Llevo con ella desde 2008 y no más porque el móvil anterior desapareció o fue robado.

    El coste de llamadas es seguramente caro comparado con el de uno de datos, pero para los usos que le doy al móvil basta.

  2. Hola
    Te cuento mi experiencia con Samsung Galaxy S2. Tras dos años de uso, la persona que lo había comprado me lo dio porque ya no le funcionaba. Apenas cabían ni las aplicaciones más básicas. A través de software de código abierto conseguí reparticionar la memoria flash: el fabricante le había dotado de 11 GB, de los cuales decidió que 1 sería para aplicaciones (totalmente insuficiente) y 10 (aprox) para datos. Así habían sentenciado su obsolescencia. Tras equilibrarlo a 3 GB para sistema y 8 de datos e instalarle el sistema operativo CyanogenMod, una variante comunitaria de Android, sin bloatware, volvió a funcionar bien. Más tarde el proyecto de CyMod fue continuado por LineageOS. De ese modo, este aparato lleva ya cerca de 7 años funcionando, actualizado a Android 7 con todos los parches de seguridad y numersas aplicaciones. A mí me queda demostrado que el bajo rendimiento es fácilmente evitable pero, ya sea por conspiración, por desgana o porque el mercado no lo demanda, los fabricantes no hacen el menor esfuerzo por estirar la vida de los aparatos. Otro día hablamos de las baterías…. Gracias por tu artículo.

  3. Tanta obsesión por la obsolescencia programada ya mosquea. Efectivamente diseñaran, como todo, con una vida media estimada según el mercado. ¿Eso es ser un doctor maligno o un ajuste de costes?. Porque puedes hacer un movil eterno pero cuando el manzanitas saca un nuevo cacharrito hay colas inmensas para hacerse con uno que vale casi 1500€.

    Tampoco se menciona la real obsolescencia promovida por la propia Administración. Aunque tengan viejas bombillas de filamento serias considerado un criminal de guerra contra el medio ambiente por no haberlas cambiado por las led. La lavadora de la abuela de 30 años seria considerado un artefacto de destrucción masiva por no ser AAA y consumir mucha agua.
    ¿Y de que te vale que sea muy duro tu coche si por ley le van a imponer zonas prohibidas de circulación y tambien serás considerado criminal de guerra por tirar humo por un tubo de escape?

    Y con las televisiones ni hablamos. Nos pueden diseñar una tele que dure 20 años ¿para que?. De hecho yo tengo una de finales de los 80 con sus “fastuosas” 21 pulgadas. Y funciona…pero con receptor tdt externo…que encima tendré que cambiar porque por normativa pasaremos del TDT1 al TDT2 y todo para ver una imagen canija y recortada donde, si pones subtitulos, tienes que activar tu imaginación. Ni de coña querria ahora una tele, que encima me costaria un paston como las de los 80 para que durara 20 años, porque ahora cuando compras las tele no sabes que va a aguantar más si la tele o la ley que te cambie los espectros y banda de emisión.

  4. El asunto forma parte de las leyendas urbanas y/o ignorancia, como se explicó en;
    https://naukas.com/2013/05/06/obsolescencia-programada-a-debate-parte-1/
    Nos cansamos antes de las artilugios electrónicos de que sigan operativos. Hacerlos extraordinariamente longevos sería costoso en todos los sentidos: a) Puedes conseguir un coche que dure 40 años, cómprate un Rolls o si, eres “agarrao”, un Mercedes 500 de 100000 euros que dentro de pocos años no podrás usar aunque siga funcionando, b) Un movil que no valdrá para nada, como cuenta el articulo, c) Una lavadora que dura 30 años seguro que con el exceso en consumo de energía en toda su vida útil comparado con las nuevas te permitiría comprarte 5 nuevas, ademas de haber emitido 5 t de CO2 en exceso en este tiempo. Lo que hay que conseguir es reciclar sus componentes

  5. El artículo dice algo mucho más concreto, no que obviamente el aparato no se autodestruye totalmente de manera “programada”. Supongo que puede entrar dentro del punto “expectativas” de la entrada, pero creo que con “obsolescencia programada” se quiere dar a entender la caída de funcionalidad de un aparato a niveles muy por debajo de la expectativa de uso normal a la hora de comprarlo. En este sentido:

    <>

    Creo que esto es el problema del que se habla, y no que los componentes (hw o sw) se fundan proverbialmente después de un período de tiempo determinado, lo cual sería difícil de hacer tragar a los organismos reguladores de calidad.

    Es más sutil pero no menos efectivo: el software del móvil funcionará cada vez peor, hasta hacerlo casi inutilizable por errores o lentitud, de manera más o menos programada, sin que el usuario tenga una alternativa viable o razonablemente sencilla (no hablamos de tener la ultimísima funcionalidad, lo que sería muy oneroso para la empresa y técnicamente complicadísimo, sino de mantener las funciones originales durante un período de tiempo razonable, mayor de 2-3 años, sobre todo cuando las “mejoras” son en muchas ocasiones infinitesimales o incluso ornamentales).

    Eso entra más dentro de la categoría de práctica comercial deshonesta, orientada innecesariamente a mayor consumo desechable, aparte de a una actitud consumista totalmente perjudicial (para todos incluido el medio ambiente, excepto para la junta de accionistas, y aún así a corto plazo).

    1. La cita que debería haber sido insertada después del segundo párrafo pero resultó eliminada:

      La AGCM impuso hace dos semanas una multa de 5M€ a Samsung y otra de 10M€ a Apple por obligar a sus clientes a realizar actualizaciones de software que ralentizaban los teléfonos móviles. […] causaron “graves disfunciones [en los dispositivos] y redujeron significativamente su funcionamiento, acelerando así su sustitución por productos más recientes”

  6. Tenemos algunos casos en que se ha pillado a las compañías con las manos en la masa, como cierta actualización de apple que reducía el rendimiento (con muchas explicaciones por detrás, quizá demasiadas por parte de apple), cartuchos de tinta líquida que se “autodiagnostican” vacios cuando no lo están., impresoras ink-jet que dejan de imprimir cuando el tampón de tinta se satura.
    No da para para una buena conspiración, pero fomenta la conspiranoia.
    Otra cosa es que nos compremos un “X” muy justito de precio que ha sido fabricado para sobrevivir a duras penas al período de garantía legal, el “tente mientras cobro” de mi difunta abuela.

    1. Cada ejemplo de lo que has dicho es un mundo. Desde reducciones necesarias de velocidad si no quieres que nuevas funcionalidades se fundan la batería en un santiamén en dispositivos antiguos hasta esas triquiñuelas para hacer gastar consumibles innecesariamente, pasando por diseños mucho más simples que requieren solo de un paso por taller cuando llega cierto punto para devolver el cachivache a su funcionamiento óptimo (a menos que quieras probar a “hacértelo por ti mismo”).

      La obsolescencia programada requiere de un punto conspiranoico de pensar que algo se ha diseñado mal a propósito para afectar a la durabilidad del producto y provocar un recambio prematuro. La realidad es más prosaica: las cosas se hacen tirando de la producción que aguante con el precio mínimo imprescindible el tiempo de garantía (que para eso se garantiza que al menos ese tiempo aguantará) para no terminar haciendo diseños maravillosos con componentes costosos que no te va a comprar nadie. A menos que sean iPhones que te comprarán sobre todo usuarios caprichosos (o desarrolladores esclavos del cacharro) que no es que quieran, sino directamente necesiten tener los últimos modelos para trabajar sobre ellos. Tu abuela iba bastante bien encaminada.

  7. Sinceramente, ¿Para que corcoles quereis tanta puñetas en el telefono?

    Lamento enrollarme pero es que me ha tocado los… Fibras sensibles.

    Menos ahora que sera LEGAL hacer listados de preferencias politicas, ideas y datos personales, sin permiso previo — como si ahora lo pidieran —, pero eso si, solo para partidos politicos (¿QUÉ?), a mi personalmente me aterroriza que me tengan en un listado los “amables” señores de vox.
    Si hay una noche de cristales rotos ya sé como me eligieron.

    Aunque la verdad, a mi me importa un carajo da vela, ya que “mi” telefono, que pasa 320 días al año apagado, es un modelo de circa 2000.
    Puedo llamar e incuso mandar sms. ¿Para qué mas?

    Si necesito una camara, tengo mi Alfa con “obsoletos” objetivos Canon serie FD.
    Llamar fotografia a lo que hacen con el telefono es como llamar obra de arte a un cagarro metido dentro de un frasco.

    Si necesito la red, tengo mi ordenador del 2.011 — el portatil de segunda mano es del 2.006 y tengo tres para sustituirlo si peta —, que cumple con todas mis necesidades y que ademas, puedo intercambiar la bateria cuando me haga falta, y no es uno de esos super estrechitos que a los tres o cuatro años, se les incha la bateria y los revienta literalmente.
    ¿Que cada dos por tres me sale un mensaje diciendo que mi navegador es “obsoleto” y no es compatible con sus “maravillosas” páginas güeb.
    ¡Pos mira, fale, me alegro!

    La red cada dia esta mas llena de basura, no poder acceder a muchos sitios es casi un plus. La güiqui y la rae siguen siendo acesibles.

    Desde luego, mi coche del 2.006 seguira siendo mi coche hasta que se rompa definitivamente. Cosa qu epuede tardar ya que hago menso de 1000 Km al año y es un diesel con una espectativa de vida de por lo menso 250.000 km.
    Mas que nada porque a mi eso de cambiar de sitio la contaminacion, obligandome a contratar la electricidad a alto coste para cargar las baterias, que duraran tres o cuatro años, y para que en una decada nos digan que no hay lectricidad suficiente y hay que pagarla a precio de uranio, — ya lo dicen —, o que hay que pagar un impuesot nuevo para contruir nucleares, y que no hay, ni litio suficiente para tanto coche, pues mira, como que no me convence.
    A fin de cuentas, una sola termica suelta al aire el equivalente a 2.300.000 coches, ¿que tal si cerramos esas termicas y seguimos con los coches de los pobres?
    Porque la verdadera obsolescencia estupida es pretender que los coches de los pobres paguen con impuestos los coches de los ricos.

    ¿Un diesel moderno por 20.000 o con motor electerico por 42.000? ¡Seguro que el fontarnero de mi barrio ni se lo piensa! A fin de cuentas, con una autonomia de 200 kilometros y teniendo que dejarlo cargando 12 horas le resulta muy practico tener una furgoneta electrica.
    Bueno, seguramente se erigiran muros para separar la ciudad A, de la B, la pobre, y mi fontanero tendra suficient emercado en su barrio sin tener que competir con las grandes empresas de servicios de la ciudad A.

    Y todo para que la semisiones de CO hallan aumentado un 2% este año.

    ¿No te jode?

    Yo, como ha quedado patente, no soy un obseso del telefonito, mas que nada porque antes de utilizar una cosa, me pregunto si puedo hacer lo mismo de otra manera mas cómoda y sencilla. Pero sobre todo, si realmente necesito para algo lo que me ofrecen.
    Que por cierto, tener el telefono apagado para que no te incordien las 9 de cada 10 llamadas de esas que te tocan los cojones — sin perdon — de madrugada o en la siesta para venderte lo que sea, ya lo justifica.
    Si encima te llaman para decirte que votes al impresentable de turno porque si no te ponen en su lista de no adeptos… ¡En fin!

    Eso ya justifica apagarlo y no encenderlo salvo cuando lo necesites verdaderamente.

    ¿Son verdaderamente tan necesarias las redes suciales? — de sucio —.

    Pero llevo peleando con ordenadores desde 1.984. — año de mal fario que mas parece un manual de uso social —, y han pasado por mis manos muuuuuuuchos ordenadores, casi todos mac, cuando aun existia el Macintosh, pero tambien muchos intel.
    Y ¿sabes? Un Mac plus 128 subido a 512 aun funciona, aunque sea un juguete, pero desde trabajitos, si un ordenador dura 5 años, vas que te matas.
    Eso si, a precio pijo super pijo ultrapijo.

    Hace casi una decada que deje de actualizar, lo que me supuso se procrito en mas de un foro tecnico por “problematico”, y bien tranquilo que me he quedado, la verdad.
    Mas que nada porque cada vez que lo hacia, dejaba de funcionar la mitad de las cosas que utilizaba y habia que actualizar a su vez, y que inevitablemente acababa en tener que pasar por caja para “renovar” todo lo que habia dejado de ser “soportado” por el fabricante.
    Incluidos perifericos.

    Que tengas que tirar una impresora de un cuarto de kilo de pesetas de los 90 porque es imposible encontrar suministros, pese a funcionar de maravilla, si no es obsolescencia programada comercial, que me digan que coño, — sin perdon —, es.

    Aun utilizo el Freehand, el mejor programa de diseño vectorial de la historia. Que pague religiosamente con el sudor de mi frente.
    Y la verdad, “alquilar” potoshop en vez de mi paquete propietario, porque si no actualizo todo no funciona lo nuevo, o mejor dicho, deja de fucnionar todo lo demas, como que no me compesa las “maraivillosas” nuevas prestaciones.

    ¡Y luego ser un pirata esta mal! ¿No te jode?

    ¿Para qué pagar si a los cuatro dias te obligan a pasar por caja de nuevo por “obsoleto”?

    Las cosas hay que cambiarlas cuando ya no te sirven, cuando ya no cumplen con las necesidades que tienes, no cuanod a un gilipollas — sin perdon de nuevo — en un despacho se le ocurre que eliminando compatibilidades con lo existente se aumenta su margen de beneficios y sus ventas.
    O cuando un politicastro que no tiene puta idea — sin perdon — decide que esta o la otra coasa hay que eliminarla porque tiene una hipotetica relacion con a salud.

    ¿El humo del diesel mata? ¡Joder! ¡Y los accidentes laborales tambien! Pero parece que es mas facil prohibir los utilitarios baratos que hacer inspecciones y perseguir las condiciones insalubres de explotacion de las personas, que no de trabajo.

    Vamos, que con los mismos argumentos deberian prohibir el movil, los tendidos de alta tension y las antenas de telefonia por su relacion con el cancer.
    No son cosas que tengan mucho mas argumentario cientifico.

    En resumen;

    Puedo garantizar que la electronica de los ordenadores es mas potente pero mucho mas fragil, que la actualizacion continua solamente persigue que compre nuevos productos y que en el noventa por ciento de los casos, no aportan nada relamente util o practico.

    No es que halla obsolescencia programada, que mala practica comercial si que hay, sino simplemente, manipulan a la gente para que gaste en lo que realmente no necesita.

    Lo siento, pero es que me quema ver ciertos planteamientos.

    Salud.

  8. No digo que haya obsolescencia programada, pero tampoco minimizarlo de esa manera. El ciclo de desarrollo de ciertos productos o tecnologías provoca que lo anterior ya no sirva. Quizás otra forma de desarrollo, más planificada y estandarizada minimizaría el recambio.
    Porque no hacer un celular donde las partes se puedan intercambiar y sólo cambiar la pieza para que sea actual?.
    Vos mismo lo decís, cambiaste un celular porque la pantalla es más grande y los celulares viejos ya no funcionan con las tecnologías actuales.
    Concluyo que ni los argumentos de ellos ni los tuyos son muy buenos. A veces es opinar solo para decir que “estoy en contra” y no sumar nada significativo.

  9. También es interesante conocer cuándo una teoría científica es obsoleta o no lo es. Un ejemplo de lo que digo son las tentativas para diferenciar los jets de quarks y gluones que se producen en los colisionadores de partículas. Parece ser que la ruptura del protón no cambia el momento total de las subpartículas que, se dice, anidan en el interior del protón. Se argumenta que estas colisiones que son capaces de fragmentar protones son importantes para estudiar la producción y decaimiento de los bosones de Higss. Pero lo sorprendente del asunto es que los efectos de estas colisiones que afectan exclusivamente a los quarks y gluones se consideran poco interesantes.

    Me pregunto si sacar a los quarks de su confinamiento genera unos jets cuyo análisis resulta complejo y difícil. También resulta sorprendente afirmar que los quarks son los constituyentes básicos de la materia una vez postulada la trivialidad de esas colisiones. Dado que el modelo estándar requiere una topología y una fenomenología de los nucleones que sea consistente ¿por qué las colisiones que solo afectan a los quarks y gluones son poco interesantes? ¿Esto sugiere que el modelo de quarks es sólido o por el contrario da señales de obsolescencia?

  10. Cuidado con el argumento “a mí me funciona mi móvil viejo, la obsolescencia programada es mentira”. Me recuerda un poco al de la homeopatía, lo cual es peligroso.
    Hay que discutir con datos, que esto es una página de Ciencia, por favor.
    Por otro lado, los móviles los hacen inaccesibles por estrategias comerciales, no tiene nada que ver que usen mejor tecnología. La obsolescencia programada no es un invento de cuatro conspiranoicos y hay que tomarlo en serio. Otra cosa es que erradicándola cada uno quiera comprar un móvil cada dos años o cada ocho, allá cada uno con sus principios éticos.

  11. Primero habría que definir con precisión lo que se entiende por “obsolescencia programada”, porque no está nada claro.
    1.- Los más conspiranóicos piensan que se trata de funciones colocadas ad-hoc para inutilizar un producto tras una serie de horas de uso. Una especie de autodestrucción con el único objetivo de que compres otro producto nuevo.
    2.- Otros creen que se trata de diseños no lo bastante robustos, que no tienen como principal objetivo la durabilidad a toda costa sino la relación calidad/precio óptima para el mercado al que van dirigidos.
    3.- Otros creen que es la propia evolución tecnológica la que “obliga” a no pensar en la durabilidad a la hora de desarrollar un producto, sobretodo en productos de tipo electrónico o informático debido a que la ley de Moore en sí misma dicta una evolución exponencial.
    Mucha gente piensa que todo es cosa del punto 1. Y ese es el error de bulto en mi opinión. Lo que sucede es una combinación de los puntos 2 y 3, entre otras cosas. Entender los puntos 2 y 3 requiere conocimientos y es complejo mientras que el punto 1 es “intuitivo” y cala mucho mejor entre las personas predispuestas a creerse conspiranoias, que sin muuuchas.

  12. Una nota final a mi comentario anterior acerca de los indicios que permiten discernir si una teoría o modelo físico es obsoleto o no. El manejo progresivo de los simuladores de modelos físicos y el desarrollo de la mecánica cuántica y sus diversas ramas resulta ser un arma de doble filo. Se suele cometer el error de no discriminar los errores de principio de los errores sistémicos cuando en realidad los errores de principio devienen sistémicos.

    El principio de indeterminación de Heisenberg, al que se acude para explicar la intrincada naturaleza de los quarks y gluones, se postuló para explicar la transición del electrón de un estado a otro, pero cuidado, el electrón no está confinado al contrario de lo que le ocurre al quark. Por decirlo de un modo metafórico la mecánica de Heisenberg es corpuscular, por eso desconfiaba de la mecánica ondulatoria de Schrödinger, para el primero el electrón es un objeto sólido como una pelota de tenis. Este punto es crucial para entender el principio de indeterminación pues al electrón se le permite y supone libertad de movimiento para saltar de orbital en orbital o para reposar en el estado estacionario. Esto no ocurre con el quark que por definición se halla confinado en el interior del protón.

    ¿Qué libertad de movimiento puede tener una subpartícula confinada en otra cuya masa es pequeñísima y cuyo diámetro es del orden de un fentómetro? Para salvar este punto problemático se hacen simulaciones que permiten calcular el movimiento lineal del protón. En este modelo el protón adquiere masa a través de unas subpartículas intermediarias, los quarks, cuya energía cinética confiere al protón el tercio de su masa. Algunos se preguntan por qué es necesario acudir a los quarks para explicar la masa del protón, como si el protón tuviese que ser por fuerza una partícula compuesta.

    ¿Por qué los datos experimentales que apuntan a la existencia de una dureza (harshness) en el protón o en sus alrededores se explican en clave corpuscular en vez de en clave radiativa? ¿La proliferación de quarks encantados y saborizados, de quarks arriba y abajo y de quarks de valencia facilitan o dificultan la comprensión de la mecánica de los nucleones? Soy escéptico acerca de este modelo, me parece demasiado corpuscular.

Deja un comentario

Por Arturo Quirantes
Publicado el ⌚ 19 noviembre, 2018
Categoría(s): ✓ Asuntos internos • General
Etiqueta(s): ,