Los diez motivos que hacen especial a la ciencia ficción

Spiderfalete

Hoy es el día del orgullo friki. Para celebrarlo, quiero compartir con vosotros una de las mejores listas de motivos por los que nos encanta la ciencia ficción y la fantasía. Fue escrito por James Sherlock hace justo cuatro años (vale, menos un día), y me encanta.¡Arriba esas toallas, compañeros!

Las 10 cosas que hacen que ver ciencia ficción y fantasía sea algo especial

Por James Sherlock

Traducción: Arturo Quirantes Sierra

Imagina un mundo donde los bares tienen televisores de pantalla grande retransmitiendo la nueva serie de Doctor Who, donde a Joss Wheadon no le cancelan series tan a menudo (en ese mundo Firefly iría por su octava temporada).

Este es un mundo en el que la Capitana Janeway, y no Paris Hilton, sería considerada un modelo para las chicas, y donde Yoda puede demostrar a todos los chavales que el tamaño no lo es todo.

Parece improbable, puede que imposible, pero todo lo que tenemos que hacer es correr la voz. Es hora de que demostremos al mundo que la ciencia ficción y la fantasía son para todos. De modo que, cuando alguien te pregunte qué es lo que tienen de especial la ciencia ficción o la fantasía para que las veamos, esto es lo que les vas a responder…

1) Es optimista

En la televisión, los finales felices ya no son algo que se dé por sentado, y a menudo hay más desdén que admiración. Los héroes son hombres como Jack Bauer, que dispara primero y escucha después, no como los Jedi, que son los serenos guardianes de la paz.

Las audiencias modernas hacen demasiadas preguntas. ¿Realmente puede ganar el héroe siempre? ¿Seguro que eso es demasiado poco realista?

Ese optimismo solamente existe en dos géneros: televisión infantil y ciencia ficción. ¿Dónde si no puedes encontrar mundos donde la humanidad ha dejado atrás el capitalismo codicioso, donde la propia superación es lo que impulsa a la humanidad y donde una buena lucha se considera honorable y no tonta?

En un mundo invadido por el cinismo, la ciencia ficción sigue siendo un género en el que lo bueno es admirado, y en el que lo cínico y deshonesto se demuestra que es malo.

Las pruebas: Star Trek la Serie Original, El Señor de los Anillos, Angel

2) Es evasión

El autor de fantasía David Eddings dijo una vez en una entrevista: “la fantasía se lleva a la gente lejos del mundo real, y casi todo el mundo detesta el mundo real.”

Con una televisión que habitualmente se centra en descripciones realistas y pesimistas (ya sean duras e inquietantes como en Transpotting o desesperadamente mundanas como en Coronation Street), la ciencia ficción sigue siendo uno de los pocos géneros que nos saca por la puerta y nos lleva a un mundo de posibilidades infinitas.

Desde las profundidades del infierno a los rincones más lejanos del universo, la ciencia ficción y la fantasía nos pueden llevar a cualquier lugar, a cualquier época y por cualquier medio.

Cuando todo lo demás falla, es esa característica particular la que nos hace seguir viniendo a por más. Somos tan impotentes para resistirnos como Boromir frente al anillo único.

Las pruebas: Trilogía Guerra de las Galaxias, Galáctica Estrella de Combate, Avatar.

3) Tiene posibilidades infinitas

En un universo infinito, el único límite es la imaginación del escritor. Es muy posible, por tanto, que haya algo para todos en el vasta escenario encapsulado en el título “ciencia ficción.”

¿Te mola la gente normal con superpoderes? Hecho. ¿Qué hay de portales hacia otros mundos? Por favor, está hecho hasta la saciedad. Vale, aquí va un desafío de los buenos, ¿qué tal una corporación malvada que alquila gente con personalidades listas para llevar, hasta que una de esas personas (muñecos, si quieres) adquiere consciencia de su propia existencia? Sí, también lo tenemos.

No hay un género, ni uno solo, que pueda ofrecer un abanico tan amplio de ideas grandes y ambiciosas, porque sencillamente los géneros convencionales tienen límites fijados por el mundo real. En ciencia ficción no hay límites y todo es posible.

Las pruebas: Doctor Who, Matrix, Stargate SG-1

4) Es para niños y mayores

Nunca hubo género tan adecuados a todo tipo de edades como el de ciencia ficción y fantasía. Esto podría demostrarse hasta la saciedad, pero nadie lo ha hecho tan bien como Russell T. Davies con Las aventuras de Sarah Jane y Torchwood, dos series derivadas (spin-off) que proporcionan a todos, jóvenes y mayores, una entrada en el universo de Doctor Who.

Más que eso, hay rasgos universales en la ciencia ficción que la hacen atractiva para gente de todas las edades. Eso se debe a que la ciencia ficción es la gran niveladora. No baja el nivel para los niños ni intenta complicarse en exceso para los adultos. El resultado es que tanto niños como adultos pueden ver esas series juntos, como iguales.

Las pruebas: Las Aventuras de Sarah Jane, X-men, E.T.

5) Promueve la tolerancia

Hay muchas series que promueven la tolerancia, de género, color, credo y otros, pero pocos géneros muestran tanta empatía al respecto. Lo interesante del gran universo de la ciencia ficción es que no hay suficiente espacio para que tan amplia diversidad se comunique en una sola narrativa.

Para resolver el problema, estos géneros se limitan a adoptar el muy efectivo método de ignorar esas diferencias con muda aceptación, una especie de “bueno, todos estamos en el mismo universo.”

A nadie le importa que Martha Jones sea negra, la sexualidad del Capitán Jack nunca parecer ser un problema, y de hecho es un ejemplo de tolerancia en sí mismo. Qué magnífico mensaje para los niños.

Esta no es una regla universal, por supuesto, y los temas de más de una serie han jugado con la tensión racial y la intolerancia, pero el mensaje es claro: la tolerancia es el fin deseado, sin importar cuáles sean nuestras diferencias.

Las pruebas: Torchwood, Distrito 9, Harry Potter.

6) Habla al niño que todos llevamos dentro

Déjame que te haga una pregunta: ¿podrías coger un sable láser de juguete y no comenzar a hacer su famoso zumbido?

El famoso Samuel L. Jackson no pudo, y tan entusiasmado estaba por hacer de Jedi que incluso pidió un sable láser púrpura en lugar del habitual azul o verde. Tenía cincuenta y un años de edad en ese momento.

La alegría de la ciencia ficción proviene de que apela enseguida al niño que tenemos todos en nuestro interior. Muy dentro hay un pequeño que todavía quiere ser el héroe que patea culos, que quiere usar la fuerza, tener una nave espacial, poder volar, viajar en el tiempo, tener fuerza sobrehumana, o como mínimo ponerle las manos encima a un destornillador sónico. Y esos deseos son intrínsicamente infantiles.

Nadie piensa que poder usar la fuerza te hará más fácil negociar con el supermercado o conseguir ese día extra de vacaciones que necesitas. No, en el mundo de la imaginación esas habilidades nos llevan más allá de nuestras vidas mundanas. Nos dan la habilidad de hacer todo lo que siempre hemos querido. Resumiendo, nos dan la clase de fantasía que solamente un niño puede creer.

Las pruebas: Firefly, A Través del Tiempo, Regreso al Futuro

7) A todos nos gusta un susto

El temor es una emoción humana básica, y para muchos un tipo de fetiche. A la gente le encanta que la asuste. Montañas rusas, deportes extremos, películas de miedo, la popularidad de Belén Esteban, hay mucho en este mundo para asustarnos, e incluso a una tierna edad los niños están sometidos a terroríficos cuentos de hadas como introducción a la ética en la vida.

¿Dónde podemos pillar un susto mejor que en un género en el que literalmente todo es posible?

Estatuas que te atacan en cuanto parpadeas, una tenebrosa empresa ávida de poder en Casa de Muñecas, esposas y novias pegadas al techo en Supernatural. La naturaleza auténticamente aterradora de algunos aspectos de estos géneros demuestran que son algo más que aventuras tontas con patadas (aunque también hay bastante de eso).

El verdadero miedo es más sofisticado que simple sangre y tripas. Tiene orígenes psicológicos. Se mete en nuestra cabeza y nos deja despiertos toda la noche (el episodio piloto de Supernatural ciertamente lo hizo), y ahí es donde la ciencia ficción puede obrar auténticas maravillas mientras mantiene la capacidad de hacer mucho más.

Las pruebas: Supernatural, Alien, Depredador

8) Es para hombres y mujeres

Joss Whedon es uno de los más firmes defensores de cambiar la imagen de la “víctima” femenina. Su motivación origjnal para Buffy Cazavampiros fue darle la vuelta al cliché habitual de la rubia mona acosada y muerta por un malote en un callejón. Una vez le preguntaron por qué escribe esos personajes femeninos tan fuertes, y Whedon respondió “porque aún seguís haciéndome esa pregunta.”

Hay géneros que han creado personajes femeninos fuertes, y lo hicieron antes de que otros géneros se apuntasen a la moda.

Se dice que Whoopi Goldberg tuvo de niña una inspiración cuando vio a la Teniente Uhura en televisión, y eso la impulsó a hablar con los escritores de Star Trek la Nueva Generación para hacer el papel de Guinan.

La Guerra de las Galaxias nos dio a Leia y Doctor Who creó un montón de compañeras fuertes e independientes.

El género de ciencia ficción fue de los primeros en mostrar que las mujeres no tenían que comportarse como hombres para ser heroínas. Podían ser heroínas por derecho propio.

Las pruebas: Buffy Cazavampiros, Star Trek Voyager, Perdidos

9) Es atemporal

Seria interesante, si bien inútil, hacer el experimento de mirar la programación de televisión y contar la cantidad de reposiciones que echan. Con la excepción de incontables reposiciones de Friends y por supuesto de Los Simpson (no hay queja), sospecho que comprobaríamos cómo la mayoría de las reposiciones de televisión son programas de ciencia ficción. Hay Doctor Who, series de Star Trek, y suficiente Stargate en televisión digital para tenernos contentos diariamente, pero ¿por qué es así?

Yo diría que es porque esos shows tienen una cualidad atemporal rara vez vista en otros géneros. Star Trek la Nueva Generación comenzó a finales de los ochenta, pero al contrario que otras series de esa era aún tiene una pinta fantástica, casi como si la hubiesen rodado ayer. La ciencia ficción tiene lugar en el futuro, sea drama o comedia, y a menudo tiene la ventaja de no parecer desfasada a una década de su primera emisión.

Pero más importante, esas historias son atemporales en sí. La enorme cantidad de “remakes” de ciencia ficción que han aparecido en los últimos años nos dicen que son historias que tienen algo para el disfrute de cada generación. Para usar un cliché horrendo, esas historias son como un buen vino. Bueno, ya sabes el resto.

Las pruebas: V la miniserie, Blade Runner, Enano Rojo

10) El elemento humano

¡Este me encanta! Lo cierto es que, además de todo lo que la ciencia ficción es y puede hacer, en esencia nos cuenta historias muy humanas.

Star Trek iba tanto de los personajes de la nave como de la exploración del espacio. Lo que hacía a Data tan interesante en LNG no era que se trataba de un androide, sino de que aspiraba a ser humano, forzando a otros personajes, y ciertamente a los espectadores, a considerar lo que “humano” realmente significa.

Programas como Buffy van tanto de los problemas y tribulaciones del instituto como de luchar contra el mal. Más adelante, la serie evolucionó hacia los temas de convertirse en adulto y aceptar responsabilidades. Pasará mucho tiempo antes de que olvidemos las horrendas imágenes cuando Buffy llega a su casa y se encuentra muerta a su madre en el sofá, una escena más terrorífica que todos los monstruos de la serie juntos.

En esencia, los elementos humanos de esas series están ahí para darnos un punto de identificación, para darnos algo con lo que relacionarnos.

En su núcleo, la ciencia ficción se limita a asumir las viejas historias humanas de amor, pérdida, amistad, traición, heroísmo y soledad, todo a lo largo del mayor escenario que podamos imaginar.

Las pruebas: Star Trek la Nueva Generación, Encuentros en la Tercera Fase, Casa de Muñecas.

Original: The 10 things that make watching sci-fi and fantasy special

24 Comentarios

Participa Suscríbete

OrbatosOrbatos

Me chirría bastante esa insistencia en que la ciencia ficción es “cosa de niños”, de “niños grandes” y otras cosas que me parecen bastante simplistas. No sabía que a partir de cierta edad te vuelves tonto y aburrido o algo por el estilo.

Ahora resultará que los gustos, hobbies, lecturas, gustos o cualquier otra interación con el resto del mundo debe de estar dictada por la edad.

Vamos, que si tienes menos de 10 años no leas ensayos, si tienes mas de 19 no veas “dibujos”, y si tienes mas de 50 te queda mirar las obras y leer el periódico en un banquito al sol, si es posible con gorrita o boina.

RutingerRutinger

Lo mismo pasa con los videojuegos: ¿Porque esta mal visto que una persona de 49 años juegue a los videojuegos? ¿A que edad ya empieza a estar mal visto?
Yo seguire queriendo la ciencia ficcion en general y los videojuegos. Y me da igual tener 49 que 200 años..

Carlos TCarlos T

10 razones como un pino. Sin duda alguna la CI-FI nos abre una puerta muy interesante a la investigación y a la ciencia, tanto sobre las relaciones humanas, como en el desarrollo tecnologico y cientifico.

Mi voto es para todas las series de Strar Trek, desde la Original hasta Voyager.
“Larga vida y prosperidad”

OrbatosOrbatos

A riesgo de abusar de los comentarios, querría dar un par de motivos por los que creo que considerar la Sci-Fi “per se” un genero menor, o “para críos”.

Uno de ellos es que obviamente, las obras de sci-fi no tienen porque ser “las aventuras del capitán protón” o similares. Algunas tienen un enorme trasfondo científico, filosófico y tocan puntos en los que es si no necesaria si al menos aconsejable cierta edad y conocimientos.

Autores como Stanislaw Len por ejemplo tienen temas no muy asequibles para “críos”. Algunas de las cuestiones mas peliagudas y filosóficas de “Blade Runner” o cambiando de país “Ghost in the Shell” pueden fácilmente escapar a una persona que no tenga cierta formación (y no dudo que algunos “niños” pueden captar los matices, pero no es un tema infantil desde luego). No vamos a negar que parte de esa producción está orientada a un público juvenil e incluso en ocasiones infantil, pero también hay cine de otros géneros orientados a los mismos públicos y no gozan de ese estigma.

La Sci-Fi considero que es un genero como cualquier otro. Como puede ser un “western” una obra policiaca (que las hay de sci-fi) o cualquier otro genero. Consiste en principio simplemente en ubicar el desarrollo de la acción en un futuro mas o menos lejano con cierto numero de tecnologías que pueden o no formar parte de la historia.

De hecho, la primera película de “Star Wars” que es “tan de ficción” es una adaptación de una película en blanco y negro de 1958 de Kurosawa llamada “La fortaleza escondida”. Cambie usted el Japón feudal por planetas lejanos, las katanas por sables de luz (y hay cierto parecido) y a los samurais por guerreros Jedi, pero el meollo de la historia permanece inalterado. Y no es este un caso aislado. Es como la idea (muy extendida) de que cualquier historia contada mediante el recurso de “dibujos animados” pertenece automáticamente al público infantil. Espero que los padres se lo piensen antes de poner a sus tiernos infantes cosas como “Mononoke Hime” porque la sangre corre como rios, y si les ponen “Kaguya Hime no Monogatari” se aburrirán como ostras ante la que la critica considera una obra maestra.

Me parece cómico que se pretenda que por tener una ambientación u otra la misma historia deba de considerarse para unas audiencias diferentes.

No tengamos esos perjuicios, la sci-fi es para todo aquel a quien le guste, y reconozcamos que en ese género hay obras buenas y malas, como en todos los demás.

U-95U-95

Muy interesante, aunque esté en desacuerdo con el punto 2 -no toda la ciencia-ficción es optimista, ni mucho menos y sirve para mostrar a donde puede llevar el capitalismo descontrolado-. Por cierto, ¿El Señor de los Anillos ciencia-ficción?

DarylDaryl

Igual de ciencia-ficción que Stars Wars. No están claros los limites entre fantasia y ciencia-ficción.

Consideramos como “ciencia” cuando aparece cualquier indicio pseudotecnológico aunque sea muy improbable. Si una imagen se forma sobre el humo del fuego provocado por un brujo es fantasía pero si este dice que es una “teraimagen cuantico-dimensional” es ciencia. Si aterrizas en un dragón es fantasía, pero si es un cilindro lleno de colorines es ciencia o si paras un rayo con una vara no eres tan científico si al palo no lo has llamado antes espada-láser.

Es más en este caso, stars wars copio, o mejor dicho se “inspiró” en personajes y situaciones de “el señor de los anillos”, semejanza que llego hasta las peliculas: Christopher Lee hizo el mismo papel (el traidor que se pasa al lado oscuro) en las dos series . ¿Conde Doku es ciencia-ficción porque va en una moto voladora y Saruman fantasia porque fabrica orcos en vez de clones?.

Y si tambien estoy de acuerdo en que los dos primeros puntos estan pillados por los pelos . “Un mundo feliz” o “1984” no son precisamente la alegria de la huerta o ¿acaso no es ciencia-ficción porque no lanzan rayitos desde pistolas hipertirodinas?

astrolfoastrolfo

Que las cosas sean equivalentes desde el punto de vista argumental no significa que sean iguales. Su fuera así podríamos olvidarnos de géneros pues todos se reducirían, en última instancia, a uno solo.

Para mí, la diferencia entre fantasía y ciencia ficción está en si las cosas excepcionales que se describen se perciben como ciencia o como magia. O dicho de otra forma, si tenemos la esperanza de que la humanidad llegue algún día a ser capaz de hacerlas (ciencia ficción) o no (fantasía). Y aunque hay obras que tienen ambas cosas y su clasificación no está muy clara, a mí me parece bastante obvio que el señor de los anillos es fantasía y star trek es ciencia ficción.

U-95U-95

Es lo que comentas, los límites no están muy bien definidos y hay partes donde se solapan -la Fuerza en “Star Wars” es un buen ejemplo-. La diferencia que veo yo es que la fantasía se ayuda de la magia y la ciencia-ficción de la ciencia y la tecnología, pero incluso contando conque algo sea ciencia-ficción o fantasía según lo que predomine, no es fácil separarlos.
Apurando al máximo, se me ocurre que se podría llegar a considerar ciencia-ficción la ciencia-ficción hard (la que no sale de lo que hoy conocemos como físicamente posible, es decir nada de viaje más rápido que la luz por ejemplo) y el resto fantasía -vestida de ciencia y tecnología, pero fantasía; después de todo, que haya dragones del tamaño de edificios y capaces de volar está en el mismo lado que, digamos, naves que combaten protegidas con escudos de fuerza.-

Eso sí, hay algunos que son claramente fantasía -El Señor de Los Anillos- y otros ciencia-ficción (iba a decir Star Trek, pero también tiene elementos fantásticos en algún episodio)

astrolfoastrolfo

Para mí la fuerza de Star Wars es fantasía, porque no se puede imaginar con ningún avance científico o tecnológico que exista tal cosa. Lo mismo pasa con los dragones. Pero no pasa lo mismo con las naves espaciales con escudos de fuerza ; aunque no sabemos cómo y tal vez la posibilidad sea remota, sí podemos pensar en que, tal vez, en un futuro lejano, la proeza de construir dichos aparatos sea posible.

Lo de Star Wars para mí, es una mezcla de géneros: es una mezcla de ciencia ficción y fantasía, al igual que hay mezclas de ciencia ficción y terror, o de fantasía y cine bélico.

U-95U-95

Es posible, pero por ahora eso, el hiperespacio, y otras tecnologías de la ciencia-ficción entran dentro de la fantasía (quitando ideas como el propulsor Alcubierre); por eso lo señalo.

(Nota: más que de dragones tendría que haber comentado las batallas espaciales de tantas sagas, en las que las naves se mueven como barcos o aviones (IIGM) y combaten dentro del alcance visual).

Arturo Quirantes

En diversos apartados se habla de “ciencia ficción y fantasía.” Son dos géneros razonablemente similares, y los fans de uno suelen serlo también de otro. Por ese motivo, el canal norteamericano de televisión Sci-Fi ha pasado a llamarse Sy-Fy (ScienceFiction – Fantasy)

offler

A mi lo del Enano Rojo me ha llegado al corazón 😀

En cualquier caso, la ciencia ficción es el género que te permite pensar que no todo va a peor, que hay un futuro, y que incluso cuando ese futuro es negro todavía hay esperanza

duncanduncan

“El señor de los anillos” NO ES CIENCIA FICCIÓN, sino fantasía.
Puede ser ficción… pero CIENCIA… no hay por ningún sitio.
No confundamos unas cosas con otras, que de la ciencia ficción se han sacado muchos avances, pero la fantasía estilo “Blancanieve”, o “La Cenicienta”, nadie sacó jamás algo útil.

GabrielGabriel

Aunque la fantasía es interesante, como ESDLA, o Cuentos de Terramar o GoT

GabrielGabriel

Vivimos en la Era de la Ciencia Ficción, muchachos. Ahora la mitad de las peliculas de accion son CF. Recuerdo las viejas épocas en que salía una del género cada muerte de obispo… Y cuando los aficionados a la CF eramos poco menos que extraterrestres…
Hemos conquistado el mundo !
PS: He notado que el autor del articulo confunde abundantemente la CF con la fantasía, y eso es propio de los aficcionados nuevos. En la fantasía, todo es posible. En la CF todo *no* es posible, hay más restricciones (porque se atiene a las propiedades de la realidad) y en eso reside su encanto, que lo admisible en ciencia ficción es posible en el mundo real, pero claro, es mas difícil de escribir.

ZoidbergZoidberg

En alguna página, no recuerdo cual, un experto en estos temas señalaba que star wars entraba dentro de lo que se denomina “ópera espacial” mismo género al que pertenecen obras como flash gordon (del que star wars bebe bastante) y barbarella, entre otros. Y en que se diferencia la ópera espacial de la ciencia ficción? Pues la ópera espacial se mueve más hacia lo fantástico y menos hacia la ciencia, todo lo contrario de lo que hace la ciencia ficción. Como podemos observar, en star wars ocurren eventos que sí se quiere son bastante inverosímiles e incompatibles con la ciencia, como el uso de la fuerza, por citar un ejemplo

OrbatosOrbatos

La misma denominación del género es engañosa “Ciencia Ficción”. Dentro de ese capazo, metemos cualquier cosa donde haya naves espaciales, marcianos mas o menos feos o futuros distópicos de todo tipo.

La ficción en ciencia es algo muy ambiguo. Por su misma definición, estamos creando una ficción “científica” (acordaros de Julio Verne), pero esa ficción puede estar (y lo está a menudo) completamente equivocada, cuando no en contradicción directa con lo que conocemos de la física, a menos que consideremos solo como sci-fi la “dura” e incluso en estos casos estaremos a merced de que futuros descubrimientos nos demuestren que esa “dureza” no lo es tanto.

Y no olvidemos que los “generos” son etiquetas que ayudan a clasificar las obras, pero no son etiquetas que las definan de forma irrevocable.

“Blade Runner” que es, ¿una obra de ficción o una novela negra?. ¿Star Wars es fantasía o Sci-Fi?, ¿Donde metemos a ET? (espero que no en el área 51). Tenemos una mezcolanza que abarca incluso subgeneros como el cyberpunk, el steampunk, los futuros distópicos (algunos sin tecnología digna de mención) y mas que no pretendo detallar.

Conviene recordar eso, que las etiquetas ayudan a indicarnos como es una obra, pero no encasillan a la misma. Son ayudas para clasificar, no para definir

GabrielGabriel

Blade Runner, en cuanto al grado de factibilidad de los hechos que relata, pertenece a la ciencia ficcion. En cuanto al estilo psicológico, pertenece a la novela negra.

OrbatosOrbatos

O policiaca, thriler, o muchas cosas mas.

Lo importante creo yo, es recordar que esas etiquetas son palabras que nos dan pistas sobre el contenido de una obra, pero no la definen.

Por poner un ejemplo un tanto personal, creo estar bastante seguro que usted es un mamifero vertebrado placentario del género homo especie sapiens.

Eso lo distingue por ejemplo de los peces, ya que no son mamíferos, de los canguros, ya que es placentario, y de las lombrices porque tiene usted columna vertebral

Pero esas palabras, solo me dan pistas, no me dicen que persona es. No me dicen si es alto, bajo, delgado, grueso, alegre, melancólico.

E incluso esas palabras siguen siendo etiquetas, solo me dan información adicional a algo que solo se puede comprender en parte conociéndole personalmente, e incluso en ese caso solo de forma parcial.

Es por eso que indico que estas palabras no son absolutos. Son ayudas y clasificaciones para poder indicarnos como es una obra. Ya sea cine, novela o cualquier otro formato. Nos dicen algo sobre la misma, pero no nos dicen como es la obra en realidad.

Quizás estoy metiendome en jardines que no son los que tocan, pero creía que la distinción tenía cierta importancia.

U-95U-95

Me había olvidado por completo de la space opera. Star Wars y Star Trek (sí, no es tan realista como algunos piensan), por ejemplo, irían allí más que a fantasía.

Un Mundo Feliz sí que lo clasificaría como ciencia-ficción. 1984, y no solamente porque haya pasado esa fecha, lo veo más dudoso -salvo las telepantallas y en la parte final del libro (no doy spoilers) no se ve nada que no tuvieran en la época en la que Orwell escribió el libro-.

La verdad es que a veces las clasificaciones son difíciles y varían. ¿Porqué no va a ser ciencia-ficción una historia ambientada en el año 2020 y donde la tecnología, la situación política mundial, etcétera están basadas en lo que hoy tenemos extrapolado a entonces basándose en estudios y sí Cyberpunk 2020 (un juego de rol de principios de los años 90, en el que existen ciberimplantes, el espacio en LEO está colonizado, Internet es realidad virtual estilo obras de Gibson, e incluso hay bases lunares (y el mundo es un lugar bastante desagradable) pero no se predijo la caída de la URSS, la existencia de las impresoras 3D o los smartphones, y los ordenadores son mucho menos potentes que uno actual)?.¿Qué pasa también con las obras que mezclan ciencia-ficción con fantasía (Shadowrun, algunos Final Fantasy…)

VaillantVaillant

He-Man y los Maestros del Universo, pertenece a la Ciencia Ficción Fantástica. Mezcla armas blancas mágicas, con vehículos autopropulsados y armas lasers. Los dibujos animados de Filmation, estaba muy bien, pero la película con actores reales, en la que participo Loudgren (el que hacia de boxeador ruso, en Rock y), fue muy mala. He leído que van a hacer una nueva, esta vez, centrada en el planeta o mundo de Eternia; Skeletor hará uso de maquinas de guerra tecnológicas, para acabar con la magia de su mundo.

Ron Hubbard, tambien escribió algunas obras Pulp, de ciencia ficción fantástica, antes de fundar la cienciologia, que le dio mas dinero que la carrera como escritor mediocre.

Sabéis alguno de ustedes, obras de ciencia ficción fantástica interesantes; tan buenas las historias que cuentan, como en fantasía: El Señor de los Anillos, El Hobbit (RR Tolkien), Los Cuentos de Terramar (Ursula K. Lewin), Castillo ambulante, Cristal Oscuro (Jim Henson, Frank Oz), Crónicas de la Dragón Lance, Dragones y Mazmorras, …

Arturo Quirantes

Estoy de acuerdo con lo que dices en tu último párrafo. De un tiempo a esta parte, los campos de fantasía y de ciencia ficción se solapan, hasta el punto de que el canal televisivo norteamericano SciFi pasó hace algún tiempo a llamarse SyFy para incluirlos a ambos

VaillantVaillant

Si hablais tambien del genero de la fantasia, y no solo de la ciencia ficcion; el articulo, debería haberse titulado ’10 motivos que hacen especial la ciencia ficción y la fantasía’.
También hay un genero mixto, la ‘Ciencia Ficción Fantástica’ o ‘Ciencia Fantástica’, que mezcla ambas: ‘El Planeta de los Simios’, del mismo autor del Puente sobre el río Kway (un Se. francés), Estar Wars, que se parece a un antiguo cómic francés, ‘ Valdrían y Laureline’ .(http://www.playgroundmag.net/noticia...233573.html), He-Man and The Máster of Universo, basada en una franquicia de juguetes de Mattel, del que se espera, una nueva película, ambientada, esta vez, en el universo/cosmogonía de He-Man y Squelettor, en Eternos; siguiendo la estela/senda marcada por la serie de dibujos de Filmation. Inspirado en series como ‘Blackstar’ (Filmation, 1980) y ‘Thundarr the barbarian’ (Hanna-Barbera). https://mirinconpersonalreforzado.wo...e-universe/ Parece que se inspiraron en éxitos de raquilla, del momento, como Estar Wars y Coman El Bárbaro; e hicieron un cruce entre ambas. Que no estuvo mal.

No recuerdo mas películas y libros de ciencia ficción fantastica, de referencia, a la altura de las obras de fantasía épica de JRR Tolkien: El Señor de los Anillos y el Hobbit, o la del Ciclo de la ‘Puerta de la Muerte’ , de Margaret Weish y Tracy Hitman, basada en DungeonsDragons o en la Dragon Lance.

Conoce Vd. algunas obras de ciencia ficción fantástica o de ciencia fantástica de alta calidad o referencia, similar a He-Man antes the Máster of Universe?.

Un saludo.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>