Reticare y el malvado Nobel de Física 2014

Doctor maligno

[Actualizado con fecha 14/10]

Hará cerca de un año, escribí un Informe Pelícano sobre una empresa llamada Reticare. Me llamó la atención la forma en que estaba intentando suprimir voces disidentes en Internet. Cuando leí un poco más, me preocupó la forma en que extendían el miedo a la luz LED de alta frecuencia (colores blanco-azulado), a la que denominaban “luz tóxica,” y de cómo se basaban en una tesis doctoral que según ellos mostraba resultados estadísticamente significativos y, en mi opinión, no los mostraba. El lector interesado puede leer el Infome Pelícano: Reticare y la luz tóxica y extraer sus propias conclusiones.

[Inciso. En dicho Infome critiqué que Reticare utilizase una gráfica con el eje X sin rotular. Eso significaba que realmente no podíamos saber qué tipos de luz estábamos considerando. La imagen actualizada, que se puede consultar aquí, ya tiene su eje X bien rotulado. La versión original sin rotular ha desaparecido, y no he podido encontrar copia, así que solamente pueden creer en mi palabra en este punto. O no]

Habitualmente no recibo respuestas por parte de los involucrados, pero en esta ocasión me sorprendió la rapidez con que comenzaron a llegar las respuestas. Nuria, del gabinete de prensa del Grupo Federópticos, me aseguró que no mantienen relación comercial alguna con Reticare y me envió una nueva nota de prensa modificada. La propia autora de la tesis doctoral cuyos fallos apunté en mi Informe también me aseguró que no tenía nada que ver con Reticare, y defendió la validez de su trabajo (cosa que, por mi parte, nunca he negado).

En mi anterior Informe dejé bien claro que no estaba atacando la hipótesis de que ciertas luces dañan los ojos y que haya que tomar precauciones. No era ese mi objetivo. Mis críticas se debieron a que yo percibía que una empresa estaba diseminando el miedo con expresiones como “luz tóxica” para vender sus productos, y a que considera demostrados unos efectos mediante una bibliografía científica que es de todo menos concluyente. Por no hablar del intento de censura.

Creí que eso sería todo, pero resulta que el tema vuelve a renacer por donde menos me lo esperaba. Como sabrán ustedes, el premio Nobel de Física 2014 ha recaído en un grupo de investigadores japoneses que idearon la forma de obtener luz LED azul, lo que permitía que el concepto de LED blanco se hiciese realidad (aquí tienen la crónica de Francis al respecto).

Podríamos pensar que una luz blanca de bajo consumo energético sería una bendición para nuestra sociedad, ¿verdad? Pues hay quien piensa que no. Entre ellos se encuentran nuestros amigos de Reticare, que acaban de dar su opinión por escrito en un post titulado: “El lado oscuro” del Premio Nobel de Física a los inventores de la luz LED azul. Con semejante título, ya se imaginarán por dónde van los tiros.

Repito una vez más que una empresa puede vender y opinar libremente, pero que no me gustan los discursos del miedo. Para mostrar su oposición a la decisión del comité Nobel, Reticare comienza disparando con bala:

Pero no es la primera vez que la concesión de un premio Nobel genera controversia. Y este año no lo iba a ser menos. En ocasiones estos galardones se han otorgado a personalidades que no siempre representaban el ejemplo de lucha y superación defendidos en sus respectivas categorías. Tampoco conviene olvidar la existencia de otras tantas nominaciones ambiguas, por no decir de aquellas que resultaban ser tan inadmisibles (quién no recuerda las aspiraciones de Hitler, Stalin o Mussolini por obtener el Nobel de La Paz), que nos hacen pensar cuanto menos, que los Nobel tienen un ‘lado oscuro’

Como ven, un efecto Godwin de libro, e inmediatamente arriman el ascua a su sardina:

Un ‘lado oscuro’ en el que, en esta ocasión, encontramos una luz, pero no precisamente beneficiosa para la salud humana a tenor de la multitud de investigaciones, estudios y artículos científicos que desde hace varios años se están dando a conocer a nivel mundial.

A continuación aportan algunos estudios científicas. Uno de ellos es la tesis doctoral que ya comenté en su momento, otro estudia los efectos de los smartphones y tablets sobre la visión (y donde el factor predominante es el pequeño tamaño de las pantallas, no el uso de luces LED), otro advierte de los riesgos derivados de los altos niveles de luz azul en la luz LED blanca (posible riesgo, pero no probado), y en general incidiendo en los peligros de dispositivos pequeños. Es importante esto, porque los problemas derivados pueden deberse a factores como la tensión ocular, sequedad, cercanía del dispositivo al ojo, y no necesariamente el uso de luces LED.

Sin embargo, hay que asustar, y para ellos echan mano de dos mecanismos clásicos: el estudio y el caso individual. El estudio proviene de Corea (del Sur), donde al parecer el número de pacientes con retinoplastias (desórdenes no inflamatorios de la retina) ha aumentado un 58% desde 2008, llegando a 860.000 casos en 2012. Reticare lo califica como:

Un dato ciertamente preocupante si se tiene en cuenta que Corea ha sido uno de los países que más rápido ha implantado la tecnología LED en sus dispositivos electrónicos

Muy sutil eso de juntar dos factores y olvidar la máxima de que correlación no implica a causalidad. Sobre todo porque la publicación que citan (hela aquí) detalla que el 70% de de los casos se dan en personas mayores de 50 años (¿dónde están los niños y jóvenes, usuarios masivos de smartphones y tablets?); que se citan factores de riesgo como la presión sanguínea y la diabetes; y que en ningún momento se habla de la luz LED como factor causante o relevante.

En cuanto al caso individual, se trata de un chino de 26 años que supuestamente sufrió un desprendimiento de retina tras pasar “muchas horas al día” chateando con su novia con su smartphone. Al parecer, usar WeChat en la oscuridad fue el desencadenante, y de nuevo ni una palabra sobre el peligro de la luz LED. Suena como cuando de pequeño te decían que cascártela es malo porque te quedas ciego y se te seca la médula. Y tiene aproximadamente el mismo respaldo científico: anecdótico como mucho.

Por supuesto, después de asustarnos queda la tarea de calmarnos:

Desde Reticare, por supuesto que nos encanta que se hable de la luz azul de los LED porque ello nos permitirá poder alertar a la población sobre las terribles consecuencias que conlleva para la salud de sus ojos por mucho premio Nobel que se le conceda a sus descubridores.

Y para terminar, unos granitos más de conspiranoia:

Intereses creados, presiones y otros ‘oscuros’ factores desdibujan la inicial filosofía de Alfred Nobel. Son demasiadas las veces en las que se apela a ‘la autonomía’ en las decisiones de quienes designan a los galardonados. Sin embargo, parece quedar patente que no hay jurado que quede libre de la desconfianza.

Para mí, lo que queda patente es el deseo de aprovechar el miedo de la gente ante lo desconocido, la desconfianza hacia las autoridades oficiales y la respetabilidad que otorga la ciencia, todo para vender productos milagro. Y repito una vez más, una cosa es la posible existencia de una relación causa-efecto entre ciertos tipos de luz y ciertos casos de degeneración macular (cosa en lo que no entro aquí), y otra muy distinta apelar al discurso del miedo aprovechando la ignorancia científica de la gente.

No se sorprendan, por tanto, si en los próximos días alguna entidad saca un estudio en el que recuerda los peligros de los LED azules y la necesidad de protegerse, todo sin mencionar a Reticare en absoluto. A buen entendedor pocas palabras bastan.

ACTUALIZACIÓN 14/10 – Pocas horas después de haber escrito este post, me llegan noticias de que la nota de Reticare ha sido modificada. Las alusiones a Hitler, Mussolini y Stalin han sido eliminadas, así como las referencias a los intereses creados y presiones con relación al Comité Nobel. La empresa las ha retirado por considerar que sus opiniones no coinciden enteramente con las del autor de la nota (quien permanece sin identificar, ya que la nota no está firmada). El lector interesado en ver la nota original puede hacerlo en esta copia.


11 Comentarios

Participa Suscríbete

EstudianteEstudiante

Magnífica exposición. Y muy bien dicho; llevo siguiendo la web que criticaba con muchísimos argumentos de peso la web Reticare, y no puedo sino felicitar a los que desde aquí denunciáis mecanismos falaces tan descarados.

Un merecido “bravo”, y muchísimas gracias por vuestro grandioso ejemplo.

MrconspiraciónMrconspiración

La virgen… muy interesante. La conspiranoia llega a las pantallas, jeje.

En realidad pocas cosas tienen tanto gancho como una buena historia de conspiraciones. Es otra forma de vender e imagino que supondrá una práctica casi habitual en el futuro. Este tipo de artículos están dpm para evitar confusiones. Gracias.

Una cosa más, no se supone que debe actuar algún tipo de organismo para evitar informaciones que no están lo suficientemente contrastadas, no es publicidad engañosa o, al menos, no es punible que afirmen con tanta rotundidad la existencia de un entramado interesado en jodernos la vista a los usuarios de LEDs? Aportando para ello 1! tesis doctoral…

ArnauArnau

El dato que obvian de las candidaturas de Stalin, Hitler y Mussolini a Premio Nobel de la Paz es que esas candidaturas las propone el parlamento sueco; si hay un diputado sueco ultraderechista, propondrá a Hitler; y si lo hay de extrema izquiera propondrá a Stalin. Se votará por todos y saldrá que no, pero el titular ya lo tienen…

Los demás candidatos no se ven emponzoñados por los políticos.

FiQuiPediaFiQuiPedia

Es interesante ver cómo se han dado por aludidos tras la publicación de este genial el artículo hoy día 12 y han modificado el artículo original en la web de reticare
Afortunadamente la caché de google permite ver su contenido anterior a día 8 de octubre; pongo un enlace y pantallazo donde se ve “Hitler” que se cita aquí pero que ahora ha desparecido

Para explicar la modificación han incluido esto:

NOTA ACLARATORIA:

Con el afán de transparencia y buena fe que caracteriza a Reticare como compañía, adjuntamos un imagen con las visitas del anterior artículo. En él se recogían conclusiones y opiniones personales del autor del mismo. La compañía, aunque las respeta completamente, no coincide exactamente con algunas de ellas y por eso se ha decidido eliminar parte o la totalidad de algunos párrafos.

Como pueden observar en la imagen, tuvo muy pocas visitas y sólo se incrementaron éstas cuando se hizo una publicidad negativa de esta publicación. Es justo aclarar, que en ningún caso el objetivo del artículo pretendía esta polémica, sino generar una réflexión acerca de los riesgos que pueden ocasionar ciertas innovaciones. En este caso, Reticare recomienda de manera encarecida y urgente, especialmente en el caso de los niños, el uso de protección frente el exceso de luz de onda corta, al igual que están haciendo importantes instituciones y gobiernos como puede ver en los anteriores links.

A mí me llama la atención:
“En él se recogían conclusiones y opiniones personales del autor del mismo.”
El artículo, ni antes ni ahora, indica el autor. Estar colgado en la página web de una empresa y que la empresa diga eso me parece ridículo.
“tuvo muy pocas visitas y sólo se incrementaron éstas cuando se hizo una publicidad negativa de esta publicación”

Si tú publicas algo como empresa, se supone que te interesa que tenga cuantas más visitas mejor… y si se produce un incremento de visitas por otra publicación (que no publicidad) , que claramente han leído porque han quitado cosas, no está de más citarla si estás dispuesto a defender tus argumentos… pero si lo llaman publicidad negativa en lugar de artículo negativo creo que definen su postura.

FiQuiPediaFiQuiPedia

Comparación del texto ambos artículos, versión 8 octubre y versión 12 octubre (copiando texto y usando http://meldmerge.org/ como buen friki)

Tres eliminaciones
“Y este año no lo iba a ser menos. ”

“, por no decir de aquellas que resultaban ser tan inadmisibles (quién no recuerda las aspiraciones de Hitler, Stalin o Mussolini por obtener el Nobel de La Paz), que nos hacen pensar cuanto menos, que los Nobel tienen un “lado oscuro”.”

“Desde Reticare, por supuesto que nos encanta que se hable de la luz azul de los LED porque ello nos permitirá poder alertar a la población sobre las terribles consecuencias que conlleva para la salud de sus ojos por mucho premio Nobel que se le conceda a sus descubridores. Intereses creados, presiones y otros “oscuros” factores desdibujan la inicial filosofía de Alfred Nobel. Son demasiadas las veces en las que se apela a “la autonomía” en las decisiones de quienes designan a los galardonados. Sin embargo, parece quedar patente que no hay jurado que quede libre de la desconfianza. ¿Conclusión? Deberíamos utilizar la tecnología de manera inteligente y cuando los riesgos son demasiado altos, la responsabilidad nos obliga a actuar. Protegerse es una decisión madura y responsable que solamente depende de uno mismo. Que sólo depende de ti.

Una modificación mínima
Antes
“el desprendimiento de retina de un joven chino de 26 años que tras haber pasado varias horas”
Ahora
“el desprendimiento de retina de un joven procedente de China de 26 años tras haber pasado varias horas”

OrbatosOrbatos

Será un día feliz, el día en que a los políticos se les encienda una bombilla (aunque sea de led) y se planteen que la venta de cualquier producto completamente inutil cuya presunta utilidad se basa en premisas falsas o inexistentes, no debería de ser legal.

Claro que ya puestos podían empezar por la homeopatía, seguir con los filtros de luz tóxica, atajar por las pulseras para identificar a tontos, etc…

O poner en letras muy grandes, que la eficacia científica de esos productos, es equivalente a la de llevar en el coche una estampita de San Cristobal.

pepsopepso

Muy bueno, Arturo, articulos como éste ayudan a que el mundo funcione mejor y de paso levantan el ultimamente nivel alicaido de Naukas. Buena argumentación, ningun dogmatismo y lucha a muerte contra el deseo de aprovechar el miedo de la gente ante lo desconocido, la desconfianza hacia las autoridades oficiales y la respetabilidad que otorga la ciencia, todo para vender productos milagro.

insghanainsghana

Desde luego que hay conspiración en todo este asunto. Pero no hay que buscarlo en los que hicieron posible la luz LED blanca, sino en las empresas que fabrican las llamadas bombillas de bajo consumo que son más caras, contienen mercurio y además son un lobby perfectamente organizado en la Unión Europea de manera que se impuso en su día, no sé si actualmente sigue o no vigente, para desterrar las luces incandencentes, más baratas y que duran más e imponer progresivamente las luces de bajo consumo más caras, perjudiciales para la salud y el medio ambiente y a quienes no les viene bien en absoluto que la tecnología LED triunfe porque se les acaba el negocio.

Arturo Quirantes

Lo siento, pero no entiendo tu razonamiento. Las bombillas de bajo consumo se llaman así porque consumen mucho menos electricidad que las de incandescencia, y han estado conviviendo hasta hace nada, de forma que puedes escoger cuál queerías. En cuanto a la duración, enséñame pruebas y las leeré, pero la idea es que las de bajo consumo duran más.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>