Salvation y el enésimo asteroide asesino

Asteroide asesino, una vez más
©2017 CBS Broadcasting Inc. All Rights Reserved

Acabo de descubrir en Netflix una serie de ciencia ficción llamada Salvation. Básicamente es la eterna historia del asteroide asesino: se dirige hacia la Tierra, vamos todos a morir y tranquilos, ya hay gente trabajando en ello.

En esta ocasión la cosa pinta mejor que en, digamos, Armageddon, aunque también en este caso los personajes se las traen. Tenemos el listillo que descubre el asteroide por casualidad, su profe, los tipos de Defensa, el ingeniero millonario genial, la chica, otra chica, los periodistas… ya en el primer episodio se comienzan a intuir tramas y subtramas. Está claro que hay más que una bomba gigante y una gran explosión.

Hubo tres elementos que me apuntaron a la esperanza. En primer lugar, aparece Neil DeGrasse Tyson haciendo un cameo; en segundo, el divulgador astrónomo Phil Plait ha actuado como consultor técnico para la serie; y en tercero, no, repito NO se echa mano de las consabidas superbombas nucleares como plan A. En su lugar tenemos la idea del tractor gravitatorio.

¿Qué es eso? La idea es sencilla. Basta con acercarse al asteroide y “aparcar” un objeto cerca, como una sonda con retrocohetes. La acción de la gravedad hará que el asteroide se acerque a la sonda, lo que variará la trayectoria de éste. El asteroide, por supuesto, tiene mucha mayor masa y por tanto su aceleración gravitatoria será muy pequeña, pero si tenemos años de preaviso y mucha paciencia el minúsculo tirón gravitatorio puede desviarlo lo suficiente para que no impacte contra la Tierra.

Un esquema basado en la sonda ARM (Asteriod Redirect Mission) puede servir. La idea es que la sonda orbite el asteroide, pero que no lo haga alrededor de su centro sino en una órbita cercana paralela a la trayectoria del pedrusco, algo así:

ARM (concepto)La sonda producirá una fuerza (flecha roja) perpendicular a la trayectoria del asteroide. Conforme se le acerque la sonda, ésta se irá alejando para mantener una distancia constante y evitar la colisión. De este modo, si lo utilizamos durante el tiempo suficiente, el tractor gravitatorio permitirá que el asteroide pase de largo sin necesidad de llamar a Bruce Willis.

Una gran ventaja de este sistema es que no depende de la composición del asteroide. Tenemos la idea de que las rocas celestes son eso, rocas compactas y duras, pero un asteroide puede estar compuesto de múltiples elementos, incluso ser una pila de grava, lo que tendrá efectos en el típico pepinazo nuclear masivo; pero no representa problema para el tractor gravitatorio. Tampoco importa que el asteroide esté girando ni cómo.

Genial. Hasta que vemos algunos pequeños detalles que no cuadran. En primer lugar lamento decirlo pero el ARM fue cancelado por lo de siempre, problemas de fondos. En segundo lugar, el tiempo de desarrollo y preparación de una misión así es de varios años, por no hablar del tiempo necesario para enviarlo y ponerlo en órbita. Para que se hagan una idea, en la serie se supone que el asteroide asesino llegará a la Tierra en medio año. Se tardará más que eso en escoger el color de la pintura.

Pero estamos en plan ciencia ficción, de modo que imaginemos que los recursos económicos de los Estados Unidos se movilizan a lo grande, los mejores cerebritos de la NASA se ponen las pilas, el sector privado hace su parte y todo va como la seda. Aun así tenemos el problema del tamaño. La idea del tractor gravitatorio se planteó para un asteroide de tamaño pequeño -200 metros o así- y con un período de desviación de diez a veinte años. Eso si conseguimos desarrollar una sonda con energía nuclear para alimentar un motor iónico.

Bien, resulta que el asteroide de Salvation tiene, si no recuerdo mal, siete kilómetros de diámetro. Eso significa que hay que desviar un objeto con una masa decenas de miles de veces superior a lo considerado factible para un ARM, y en una vigésima parte del tiempo.

No es necesario ser un ingeniero de la NASA para hacer unos cálculos sencillos. La aceleración gravitatoria a producida por una sonda de masa m es a=Gm/d2, donde d es la distancia al centro del asteroide. Dicha aceleración, actuando sobre un intervalo de tiempo t, producirá una desviación y=0,5*a*t2. Para una sonda de 20 toneladas (que ya es una burrada en una era espacial sin transbordadores espaciales ) a una distancia de 4 kilómetros del asteroide, tenemos que a=8*10-14 m/s2. Tan minúscula aceleración, actuando sobre cien días de tiempo, nos da una desviación y de… tres metros. Hasta los seis mil y pico kilómetros del radio de la Tierra nos queda un buen trecho.

¿Cómo podemos mejorar esas cifras? No podemos acercar la sonda más porque chocaría contra el asteroide, no podemos lanzar una sonda de cincuenta millones de toneladas, así que lo único que podríamos tocar es el tiempo de la misión. Y ahí está el problema. La fecha de medio año la habrán escogido los guionistas por eso de meter presión a los personajes. La verdad, si me meten en esa misión y me dicen que tenemos un cuarto de siglo para que llegue a buen término hasta yo me muero de aburrimiento, o de viejo. No, hay que poner fechas límites imposibles, como en Armageddon y demás películas de asteroides asesinos.

Está claro que, al menos en eso, lo que les ha dicho Phil Plait les ha entrado por un oído y les ha salido por el otro, por mucho que el productor ejecutivo Craig Shapiro presuma de que su serie no es de ciencia ficción, sino de ciencia factual. Y eso en el primer episodio. En el segundo sacan al escenario el famoso EM Drive, y me parece que de eso nada. Lo dice Dani Marín, lo dice Francis Villatoro y lo digo yo; pero como el Elon Musk de la serie es tan listo se saca su frase lapidaria sobre que las leyes están hechas para romperlas y aquí no ha pasado nada.

La cosa no mejora [ALERTA SPOILER]. En posteriores episodios pretenden lanzar una sonda científica contra el asteroide para desviarlo levemente y, como consecuencia, destrozarlo mucho. El listillo de mucho salta con eso de “sí, convirtamos un objeto peligroso en muchos, menuda mejora” sin que nadie parezca molestarse en hacer algunas cuentas y darse cuenta que romper un asteroide de siete kilómetros de diámetro con una sonda, por grande que sea, es como intentar destrozar un portaaviones con un mosquito. Y si alguien me dice que algunos asteroides son solamente montones de trozos levemente unidos por la gravedad, yo le respondo ¿cómo pueden saberlo? No ha habido apenas tiempo para detectarlo, mucho menos para mandar una sonda de investigación; y desde Tierra no se puede obtener esa información.

No tengo problema en suspender mi incredulidad y aceptar que una película tiene magos, naves superlumínicas o monstruos gigantescos (hola), y ya sé que Superman no puede volar, pero que una película o una serie pretenda pasar por un dechado de veracidad científica y luego falle en lo más básico me parece penoso.

En cuanto al latiguillo ese de que las reglas están para romperla, sólo digo: inténtalo si tienes solenoides, Tanz.

Claro que ¿por qué me sorprendo? Ya estoy curado de espanto.


14 Comentarios

Participa Suscríbete

U-95U-95

Hay un videojuego antiguo -el Outpost-, en el que la trama empieza cuando un asteroide es detectado en curso de colisión y se envía un arma nuclear para desviar su trayectoria (un ICBM interplanetario, no Armaggedon/Deep Impact), aunque en el vídeo aparezca partiéndolo en trozos. En vez de eso lo parte en dos y los dos trozos impactan con la Tierra con la fuerza de mil millones de megatones -se acabó para la Humanidad al menos en el Sistema Solar-. ¿No es más factible eso o enviar allí un cohete nuclear tipo NERVA que se pose y trate de desviarlo, con el arma nuclear como último recurso?

Juan Antonio MartínezJuan Antonio Martínez

Hay varias novelas que tratan del desvío de un asteroide mediante el procedimiento de “empujar la piedra” para apartarla del curso de colisión. Estoy pensando por ejemplo en “El martillo de Dios”, de A.C.Clarke.

Ciertamente hay problemas, como la estabilidad del anclaje (!hola Philae!), y la necesidad de ajustar el impulso a la rotación ( posiblemente caótica ) del asteroide… pero asi a botepronto me parece más efectiva que un tractor gravitatorio ¿Alguien que eche cuentas?

Y si no, nos queda la solución del “pepinazo”… siempre que no pase lo mismo que en la novela de Clarke :-)

JRGJRG

Yo he visto los primeros capítulos de la serie, emocionado al pensar que era ciencia ficción decente,… pero bastaron pocos minutos para que el castillo de naipes se viniera abajo.

¡¡Alerta spoilers!!:

1.- El prota superfamoso y superlisto es una especie de mezcla entre Elon Musk, Steve Jobs y una pizca de Tony Stark. Pero en cutre. Muy cutre (y en poble, muy pobre) Ni un par de millardos tiene disponibles y tiene que andar engañando para que se los presten. Vamos hombre.
2.- El comportamiento de la NASA y del Gobierno ante semejante situación es digna del camarote de de los Hermanos Marx. Absurdo tras absurdo.
3.- Para colmo meten el EM Drive. Y no solo eso, sino que consiguen que funcione y por tanto le dan visos de credibilidad
4.- En un capítulo vemos como manejan una sonda de la NASA que está en Jupiter a tiempo real desde la tierra. Con imágenes en vivo en las pantallas del centro de control. Sin ningún problema.
5.- Tiene que haber unos malos,… y son… tachán tachán,…. ¡Los Rusos!

En ese momento me dije a mí mismo que no merecía la pena seguir viéndola. Porque encima la factura es de producción de bajo presupuesto. Y el guión y la trama son demenciales. Una verdadera pena con el potencial que tenía la serie.

J.DiazJ.Diaz

El panorama de Ficcion Cientifica actua es cuando menos penoso, si no triste.
Aparte de refritos y de los listos tipo abrans con su«¡ah, yo se hacerlo mejor!». poco hay que tenga un minimo de interes.

Pero esperar que halla un minimo de rigor cientifico es de ingenuos viendo lo que se ve en la ©Vida real.

Por cierto, lo unico real es el punto 2. ¿No has visot como esta la cosa? Limitate a leer tituares y veras que es muy real.
Aunque confieso que no he tenido la menor gana de ver esa serie.

«¡Uf, otro armagedon!» Me dije, y la pereza me llevo a deseterrar episodios antigüos de otras series, quizas igüalmente “infantiles”, pero en su momento, originales.

Salud.

VaterVater

Totalmente de acuerdo. He visto varios capítulos y casi me decido a dejarla. La trama tiene, desde el punto de vista científico un montón de errores de garrafa, pero el tratamiento político del tema es absolutamente ridículo e incluye hasta una presidenta de USA con Alzheimer. Tal vez vea el final, pero no la recomiendo a nadie.

fisivifisivi

No me parece mal que se insista sobre este tema con series o películas. Quizá la divulgación del problema estimule a imaginar soluciones eficaces. Entre más de siete mil millones de humanos pensantes, seguro que sale algo bueno.

La solución del tractor gravitatorio me parecería buena si la masa y la energía para desviar el asteroide no hubiera que lanzarla desde la Tierra. Acelerar esa masa hasta alcanzar el asteroide seguramente llevaría tanto tiempo que ya lo tendríamos encima para cuando empezara la maniobra de desvío.

No sé si tiene mucho fundamento, pero hace tiempo que pienso en una solución parecida, pero usando material del asteroide para hacer una vela solar gigantesca, de modo que el viento solar desvíe el asteroide. Quizá, para “fabricar” esa vela fuera suficiente con lanzar polvo del asteroide con velocidad suficiente como para ponerlo en órbita, formando un anillo planetario. A partir de un tamaño de grano, que espero que sea pequeño, el viento solar no lo arrancaría de la órbita.

La maquinaria para hacerlo podría ser tan pequeña que sería factible impulsarla a tiempo hasta el asteroide. La energía para poner polvo en órbita de un asteroide de cientos de metros de diámetro no debe de ser mucha, porque su velocidad de escape no pasará de los 10 cm/s.
Quizá bastaría con anclar un pequeño taladro que funcione durante meses, alimentado con un panel solar.

También habría que desarrollar técnicas de anclaje más eficaces que las de Philae. ¿Quizá un gel adhesivo?, ¿electrostática?

J.DiazJ.Diaz

Por un problema de ingenieria hace muchos años estuve estudiando la teoría de los adhesivos, y dudo mucho que sirviera para esto, el gran enemigo de los adhesivos son las superficies granulosas, es decir, de polvo o grava. Para que funcione en un estono así, deberian ser adhesivos por cimentacion, que generaran una matriz de base petrea o ceramica con el sustrato del suelo del asteroide, — generar una especie de zapata o cimientos — y para eso a; deberia transportar batante cantidad de sustacia y b; darle tiempo a infiltrarse y fraguar.
Un sisteam de adhesion solamente funcionaria en superficies solidas y aun asi, la baja gravedad, aumenta el riesgo de rebote que estuvo en el problema de la sonda philae, segun creo, todo adhesivo tiene un tiempo de latencia hasta que es efectivo.
La electrostatica no lo se, pero tengo mis dudas de si funcionaria en tales condiciones,
En todo caso como componente de un sistema microfilamentoso como el que se estudia a partir de las salamandras y salamanquesas, pero ignoro si sería funcional a temperaturas tan bajas y en el vacio.
Por cierto, pocos adhesivos — no conozco ninguno, la verdad — son funcionales por debajo de los 220K.
El espacio es más frio.

fisivifisivi

No se si será una locura, pero al leerte lo de que “pocos adhesivos — no conozco ninguno, la verdad — son funcionales por debajo de los 220K”, me ha venido a la cabeza que cuando tocamos hielo se nos pega.
Si en el momento de entrar en contacto se liberase agua líquida en la superficie de contacto supongo que se congelaría instantáneamente ¿No podría ser un buen adhesivo en esas condiciones?

fisivifisivi

Si funcionara el agua como cemento instantáneo en el espacio, un ancla para asteroides podría ser tan simple como un trapo mojado atado a una cuerda y lanzado contra la superficie del asteroide. Mientras llega, la radiación de calor no es suficiente para congelarlo, de manera que al chocat se amoldaría a la superficie, no rebotaría porque pierde energía cinética al deformarse, y se congelaría cási instantáneamente, en cuanto tocase la superficie y la mojara, porque cedería calor por conducción a un objeto que está a menos de -200°C. Luego no hay más que tirar del cordel para “atracar” la nave.

J.DiazJ.Diaz

Lo mio son las maquinas, no la ingenieria aereoespacial, pero el hielo no es un buen material constructivo. Como toda cristalización, puede ser amorfa, por eso el hielo es turbido, porque en los intersticios de los cristales se forman vacuolas, generalmente llenas de aire, pero no creo que el vacio fuera mas sencillo que en la tierra crear cristalizaciones homogeneas en le hielo.
De hehco, creo recordar que se han hecho muchos experimentos en microgravedad sobre la generacion de cristales.
La teoria de los materiales nos enseña que la gran mayoria — no me atevo a decir todos, no se tanto — de los materiales solidos se forman por medio de cristales, la posición, interrelación y grado de defectos que tienen determinan muchas cualidades.
Ejemplo de perogruyo:
El diamante y el grafito, solamente se diferencian en la manera en que se ordenan sus critales: Teatraedros o discos.
El hielo no critaliza de forma que sea un buen “anclaje”, es muy quebradizo.
De hecho, ayer pensaba en los cianocrilatos, cristalizan por nucleación, en ausencia de aire, es decir,mientras estan en estado puro tienden a estar en estado liquido, pero al entrar en contacto con particulas generan la cristalización, de hecho, el mediomito de humedecer con el aliento la superficies para mejorar la adhesion, se basa en que las particulas de agüa sirven como nucleadores.
— Hay composicioens basadas en cianocrilatos que son hidrofilas, pero eso es otra cosa —.
Sin embargo, pese a sus extraordinaria capacidad de adhesión por capilaridad y su enorme resistencia a la tracción, los cristales son quebradizos. No son flexibles ni elasticos y un anclaje de este tipo debe serlo.
Mientras las superficies son rigidas y no son sometidas a cizalladuras, resiten las uniones, pero en caso contrario, el pegamento se rompe.
El hielo tendría condiciones parecidas e inferiores mecanicamente.

Ademas, me viene a la mente que en las condiciones del vacio el agüa sublima instataneamente, de ser asi, y no estoy seguro, deberia consultarlo, no se podria generar hielo.
¿Porque hay hielo en el espacio? Sí, puedo esta requivocado, pero creo que es una cuestion de condicioens de formacion y de cantidades, un metro cubico esta protegido por la capa de agüa sublimada y tiene tiempo de helar, mientras que un ml. no.
Por eso, es un ejemplo, podemos “freir” un cubo de hielo y que continue frio en su interior.
Pero es una teoria mia.

Por otro lado, seria un mecanismo muy complejo, el agüa pesa mucho, hay que mantenerla “humeda”, calefactarla, luego transportarla al dispositivo sin helar los conductos, mantenerla “humeda” hasta el contacto y luego “congelarla” instantaneamente.
Manejar fluidos en microgravedad no es precisamente sencillo.

En ingenieria, el problema no esta en tener ideas, el problema esta en ponerlas en practica de manera viable.
Otros mas listos que yo — hay muchos — puede que dieran con la solucion al problema, pero yo lo veo inviable.

Sinceramente, ¿son tan tontos los de la nasa que no se les ha ocurrido todo esto? SI fuera viable lo hubierna intentado ¿no?
Aunque reconozco que los ingenieros a veces tendemos a la ssoluiones mas complejas y no nos damos cuenta de cosas sencillas.

Saludo y recuerden ustedes, son opinones, y la sopinones son como el culo, todos tenemos uno y a nadie le gusta su contenido.

fisivifisivi

Espero no haber ofendido a nadie por dar ideas. Pienso que eso no es dar por supuesto que el resto del mundo, incluyendo la Nasa, sean tontos.

No tengo capacidad de leerme todo lo publicado para saber si mi idea ya se le ocurrió a otros, pero me imagino que sí.

En los intentos que ha habido de anclar una sonda a un asteroide o cometa, el fin de la misión era analizarlo, así que este método, por usar agua, quizá no fuera aplicable porque contaminaría la superficie. Pero si la misión no es científica eso no sería un obstáculo.

Saludos

kurodo77kurodo77

Una pregunta: ¿que se podría hacer para desviar un asteroide de ese tamaño que descubramos con seis meses de anticipación? El tractor no es una buena idea, ¿desviarlo mediante impactos(nucleares o no) cuidadosos? Es lo único que se me ocurre.

fisivifisivi

Con lo que disponemos ahora, a mi tampoco se me ocurre otra cosa que impactos nucleares, porque no podemos lanzar mucha masa desde la Tierra, pero sin muchas esperanzas de éxito.

En un futuro muy lejano, creo que funcionaría la siguiente solución:
Lanzar desde la Luna, quizá mediante un rail magnético, una gran cantidad de rocas, preparadas previamente, que se interpongan en la trayectoria del asteroide. Las colisiones probablemente lo destruirían, o lo frenarían lo suficiente como para que la Tierra pasase antes por el punto calculado para el desastre.

Alfonso Araujo

Excelente artículo como de costumbre.

Aunque la serie es una barrabasada, la explicación del tractor gravitatorio no tiene desperdicio, es muy interesante.

Lástima que como ya se ha mencionado, la ciencia ficción, que en tiempos recientes quiere meter más ciencia, generalmente termina con chorradas como las de esta serie. Incluso cosas como Interestelar, que prresumen de asesores, no se salvan. Por eso prefiero ver series cuya premisa sea mucho más especulativa, como viajes en el tiempo, porque ahí no tienes problema para suspender TODA la incredulidad.

Volviendo al tema del asteroide o planeta X (también llamado Nibiru ó Ajendo, según el alucinado de turno), justo acaba de salir en The Washington Post un artículo acerca de David Morrison, un científico de la NASA cuya carga de trabajo ahora incluye dar pláticas diciendo que tal cosa no existe, para tranquilizar a miles de personas:

https://www.washingtonpost.com/news/...861e189c8cc

Ustedes dirán.

Responde a Juan Antonio Martínez

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Cancelar