La divulgación en Naukas y el sexenio de transferencia

La comunidad nauker está alborotada. Muchos de los que escribimos en los blogs, y supongo que un buen puñado de los lectores que nos siguen y quieren, somos profesores universitarios y estamos a la busca de un nuevo sexenio que nos ha creado el ministro Duque.

Para que no sepáis lo que es un sexenio, entra dentro de lo que llamamos “gallifantes”, se trata de un complemento al sueldo. Se concede por seis años de labor investigadora, y tienes que currártelo para que te lo concedan: artículos en revistas de alto impacto, patentes, dirección de congresos y cosas de ese tipo. No es fácil conseguirlo (leed, por ejemplo, el problema de las revistas de impacto).

Pues en esta convocatoria se ha creado el llamado “sexenio de transferencia del conocimiento e innovación”. La idea, según parece, es hacer que los investigadores hagamos con nuestra investigación y buen saber eso que ahora llaman “poner en valor” (horrible expresión, pero para que os suene); sacarle jugo, vamos. Hay varios apartados: formación de investigadores, actividades de excedencia (y similares) en otras instituciones, generación de valor económico (contratos con empresas, patentes, spin-offs), y finalmente algo llamado “transferencia generadora de valor social”.

O, para que nos vayamos entendiendo: difusión y divulgación de la ciencia. ¡Anda! Pero si es lo que llevamos años haciendo en Naukas de gratis.

¿En serio podemos usar nuestra experiencia naukera y hacerla valer en el sexenio? Pues el caso es que no está muy claro. Al contrario que los sexenios investigadores normales, regulados hasta la extenuación, aquí las normas no son muy claras. Si, hablan de indicios de calidad, impacto social y otros conceptos, pero no están para nada definidos. Así las cosas, puede que escribir blogs como este se considere demasiado frívolo y falto de calidad para meterlo en el sexenio.

O puede que no. Es posible que todo eso que nos gusta a los que divulgamos ciencia, eso de escribir en blogs, montar páginas webs, publicar libros, dar conferencias, ayudar a asociaciones sin ánimo de lucro y todo eso… tenga, por vez primera, consideración oficial.

Por lo que pueda valer, ya le he pedido a la jefatura de Naukas mi certificado de niño bueno, indicando cuantísimas visitas y artículos he escrito a lo largo de los años. Lo cierto es que los números van sumando: sólo en 2018 mi blog recibió trescientas mil visitas de unos 195.000 usuarios. Si hablamos de transferencia de conocimiento, Naukas está haciendo por la divulgación española más que Nature y Science juntitas. Si sumo las visualizaciones de mis vídeos, las apariciones en televisión, los libros… oye, todo suma.

¿Tendremos éxito? La verdad, no tengo ni idea. Hay quien piensa que nos están usando como conejillos de indias, o quizá betatesters, a ver cómo va la cosa en el futuro. Bueno, lo peor que puede pasarnos es que nos quedemos como estamos. Pero me gustaría que la cosa saliese porque, al fin, los compañeros que son objeto de burlas y menosprecio por dedicarse a vulgarizar la ciencia serán finalmente reivindicados; vale, y también por el dinerillo extra a fin de mes.

Recordad, amigos sexeniables: tenemos hasta el viernes 18 para solicitar el nuevo complemento. Ah, buena suerte Susana, pero a ver si me enviáis ya el papelito de Canal Sur, que me tenéis de los nervios nerviosos.



2 Comentarios

  1. sin duda, lo mejor para mejorar el estado de la ciencia y la educación superior en España: poner a todo el mundo a buscar papeles, preguntando a los organismos que ya tienen esos papeles para acabar enviando todos esos papeles a esos mismos santos organismos. No sé cómo será la cosa en Marte, pero esta idea de Pedro Duque no es una marcianada, más bien es una falta de respeto en toda regla. Es bochornoso. Ya lo era el procedimiento de los sexenios y quinquenios. Esta nueva fórmula es torpe, ineficiente e injusta. Sí, injusta. ¿Qué significa eso de proyecto piloto? ¿Qué pasa con todos los investigadores que han estado hasta los 40 o los 50 años deambulando por centros de investigación sin poder ser IPs por imposiciones jerárquicas? Por último, ¿cómo se justifica tener cautivo al personal administrativo y al personal investigador en busca del mérito perdido? No era lo último: este gobierno también hace gala de promocionar la conciliación de la vida profesional con la familar. ¿Cómo se entiende, pues, que el vuelco y revuelco de CV lo hayamos tenido que hacer en plena época de reunión familiar? Qué asco de personal, qué vergüenza…Por favor, qué se vayan ya!!!!

  2. sin duda, lo mejor para mejorar el estado de la ciencia y la educación superior en España: poner a todo el mundo a buscar papeles, preguntando a los organismos que ya tienen esos papeles para acabar enviando todos esos papeles a esos mismos santos organismos. No sé cómo será la cosa en Marte, pero esta idea de Pedro Duque no es una marcianada, más bien es una falta de respeto en toda regla. Es bochornoso. Ya lo era el procedimiento de los sexenios y quinquenios. Esta nueva fórmula es torpe, ineficiente e injusta. Sí, injusta. ¿Qué significa eso de proyecto piloto? ¿Qué pasa con todos los investigadores que han estado hasta los 40 o los 50 años deambulando por centros de investigación sin poder ser IPs por imposiciones jerárquicas? Por último, ¿cómo se justifica tener cautivo al personal administrativo y al personal investigador en busca del mérito perdido? No era lo último: este gobierno también hace gala de promocionar la conciliación de la vida profesional con la familar. ¿Cómo se entiende, pues, que el vuelco y revuelco de CV lo hayamos tenido que hacer en plena época de reunión familiar? Qué asco de personal, qué vergüenza…Por favor, qué se vayan ya!!!!

Deja un comentario

Por Arturo Quirantes
Publicado el ⌚ 11 enero, 2019
Categoría(s): ✓ Ciencia • Divulgación
Etiqueta(s): ,