Odile Fernández y las pseudociencias anticáncer en la UGR

Odile Fernández

Nuevamente los charlatanes entran en la UGR. Esta vez usan una puerta diferente.

Habitualmente las pseudociencias se cuelan en las instituciones universitarias mediante cátedras o cursos de todo tipo. Hemos visto intentos de entrar por la puerta principal, bien mediante cátedras (ver caso Boiron-UniZAR), bien por medio de cursos conjuntos co-organizados en centros de estudios o fundaciones universitarias (ej. Reiki-URJC). Yo ya he visto en mi Universidad una charla de antitransgénicos y he tenido un curso de verano con todo tipo de buenrrolloterapias. En ese último caso la Rectora estaba recién llegada en su puesto, y a pesar de algunas manifestaciones de apoyo a la homeopatía que hizo durante su campaña electoral, acordé concederle el beneficio de la duda.

Ahora volvemos a las andadas. El motivo es la impartición de una charla de Odile Fernández titulada “Mi vivencia ante el cáncer: alimentación y estilo de vida”, prevista para mañana jueves 23 de marzo en el Aula Magna de la antigua Facultad de Medicina.

No voy a extenderme en explicaciones, así que me limitaré a copypastear de una de mis anteriores entradas de blog:

“Odile Fernández [es] una médico que vive y trabaja en Granada. Fernández sobrevivió a un cáncer (de ovario tipo IV) en 2010. Dependiendo de dónde lea usted, ella afirma que su curación fue obra de la quimio y la alimentación, un milagro muy currado o influyó todo. El caso es que, tras beneficiarse de los procedimientos de la ciencia médica convencional, atribuye su salvación… a la alimentación. Al menos, esa es la idea que lleva años vendiendo. Literalmente vendiendo. No sólo aboga por una alimentación sana para reducir el riesgo de cáncer (lo que es lógico y razonable) sino que afirma que sus recetas anticáncer son útiles incluso cuando ya se ha contraído la dolencia: “Mi deseo es que [mis recetas] te ayuden si tienes cáncer o alguna otra enfermedad relacionada con la alimentación,” afirma ella misma en la web que publicita sus libros anticáncer.”

En efecto, su planteamiento básico es que la alimentación permite curarte un cáncer cuando ya lo has contraído. Si le interesa puede ampliar información en estas entradas de Scientia, Qué Mal puede Hacer, Lista de la Vergüenza, esmateria, Magonia, Hablando de Ciencia… y puede seguir usted googleando todo lo que quiera.

¿Quién le ha abierto la puerta a Odile Fernández en la UGR? Pues un Proyecto de Innovación Docente llamado PID Madrasa. Está compuesto por profesores de diversos departamentos universitarios (Historia de la Ciencia y Anatomía Patológica, Medicina, Antropología Social y otros) y pretende “instaurar una pedagogía innovadora con enfoque multidisciplinar para reflexionar sobre la construcción de saberes desde la diversidad de formas de pensamiento y de las expresiones cotidianas en torno a la salud y la enfermedad.” Se presentan con la idea de “explorar las narrativas contemporáneas sobre la salud y la enfermedad, adentrándonos en los espacios corales donde las voces y los discursos se encuentran, se encrespan o se complementan.”

Suena muy bonito, muy holístico y todo eso, y en principio no parece haber problema. Por eso me llamó la atención que alguien se escudase en un PID para traer a Odile Fernández a dar una charla, sobre todo cuando ella misma se presenta con palabras como estas:

El tratar el cáncer de manera holística combinando quimioterapia con alimentación y afrontando la enfermedad de una forma positiva obraron el milagro. El problema del cáncer de ovario es el alto riesgo de recidiva, así que aquí sigo, nutriendo mi mente y mi cuerpo para que el cáncer y yo nos hayamos despedido para siempre. Me siento feliz, plena de salud y he vuelto a ser madre.”

El PID Madrasa, por su parte, lo justifica como un “un coloquio compartido entre la comunidad universitaria y la ciudadanía en torno a la cuestión del autocuidado de base vivencial y el activismo ante la enfermedad

Como ya digo, me llevo muy bien con los de Innovación Docente y por eso, hace algunos días, les advertí del problema de dejar a alguien como Odile Fernández hablar en un aula universitaria, con el beneplácito implícito de la UGR; con copia para la Rectora y otros interesados. Me respondieron que no procedía la cancelación del curso, y se apoyaron en un curioso tecnicismo: como la presentación de la charla afirma que “se abordará el cáncer “de manera holística combinando quimioterapia con alimentación,” Innovación Docente considera que la alimentación no se establece como sustitutivo de los tratamientos médicos sino como algo que ayuda; así pues, el curso no se cancela.

Lo que estaría bien si fuese verdad, porque la propia Odile Fernández afirma que el cáncer se cura con una alimentación adecuada; el truco de “combinando” es el mismo que el de utiliza la llamada medicina integrativa (o complementaria), según el cual la medicina alternativa cura junto con la tradicional. De ese modo, si el paciente se cura lo hará gracias a la terapia alternativa, y si muere lo hará a pesar de la terapia alternativa.

Por su parte, el Rectorado ha echado balones fuera con argumentos semejantes. Según la respuesta que recoge el diario IDEAL, el PID Madrasa se aprobó siguiendo los procedimientos habituales, y tiene un informe favorable de la DEVA (Dirección de Evaluación y Acreditación de la Agencia Andaluza del Conocimiento), así que ellos no son nadie para prohibir la charla: “desde el momento en el que la actividad cuenta con el respaldo de un proyecto de innovación docente y de los departamentos firmantes, son éstos los responsables de sus contenidos

Para que la cosa quede clara: yo mismo he participado en siete PIDs, seis como coordinador. He sufrido las evaluaciones de la ANECA, y creo que puedo redactar un PID con los ojos cerrados. Y en efecto, se puede hacer un proyecto holístico, chachipiruli y todo eso, así que no dudo de que Madrasa esté debidamente autorizado. Eso no está bajo discusión. Lo que se debate es la conveniencia de que alguien como Odile Fernández entre en escena, imparta una de sus charlas de buen rollo y se haga publicidad gratuita para vender más libros. Es como si yo aprovechase mi último proyecto (en el que uso Twitter como herramienta docente) para enviar mensajes sobre el último vuelo Carrero Blanco. Seguro que la Universidad no le gustaría ni pizca. Pues esto es lo mismo.

Hace tan sólo una semanas, la UGR cambió su logotipo corporativo, incluido el “pollo” que nos representa. Lástima que no hayan cambiado otros hábitos como el de esconder la cabeza bajo el ala y eludir responsabilidades. Al final el Rectorado no interviene, Innovación Docente no interviene y nadie remotamente interesado en que la Universidad de Granada sea un centro de excelencia académica interviene. Sólo estamos unos pocos, trabajando en nuestro tiempo libre por hacer que la excelencia sea algo más que palabras en un papel. Vale.

12 Comentarios

Participa Suscríbete

offler

Es difícil hablar de farmacias o unversidades, porque es algunas farmacias o algunas universidades. O incluso algunas personas que tienen poder dentro de algunas universidades.

El caso es que -yo lo pondré con farmacias que se entiende mejor- a una farmacia se le supone una autorización para venderte algo que te va a curar. A una universidad se le supone que te va a formar. Uno no va a la universidad a que le enseñen sobre ovnis, el tarot o te hablen de fantasmas, ni a la farmacia a que te vendan algo que no cura nada, y supones que las personas que toman la decisión de dar un curso o vender un medicamento han tenido una formación seria y que son personas honestas en lo que ten venden o enseñan.

El problema es que hay personas para las que todo es gris, ni blanco ni negro, no ven que si existen cosas blancas y negras, que existe una frontera entre lo que es ciencia y lo que es timo. Al igual que con la homeopatía , piensan que si hacen dinero por un poco no pasa nada, que nadie se lo va a tomar tan en serio como para dejar el tratamiento médico efectivo. No se sienten responsables de nada de lo que pueda pasar, y al final lo que importa es la caja.

El señor que tiene un local y lo alquila para una charla no aporta más que un espacio y se gana un dinero. El farmacéutico que vende homeopatía o la universidad que da una charla milagrosa no sólo dan espacio, dan credibilidad. Y esa credibilidad es algo que no es suyo, es de todas las farmacias, de todas las universidades, de todos los profesores. Siempre se escudan en el “otros lo hacen” o “no es para tanto”, y hasta que una persona no muera de cáncer en Granada -en este caso- por “comer sano” en lugar de tratarse probablemente nada cambie-

No importa que 50 o 100 profesores que estén en contra si la persona que decide lo permite. Esos profesores ya serán “de esa universidad que da charlas sobre alimentos milagrosos”.

Cuentan con que su estafa de dinero. Si alguien se cura dirá que fue gracias a comer bien, si alguien se muere es muy difícil que no haya ido alguna vez a un médico, así que la Medicina (con mayúscula) será la culpable

JoséJosé

Soy de Granada, y ahora estoy viviendo en Alemania. Yo pensaba que los alemanes eran cerrados pero por lo que veo…
Hace 8 anos.
1° Etapa. Cuando iba al médico pq estaba enfermo, tomaba aspirina, ibuprofeno, antibioticos…

Hace 6 anos. La medicina avance? o quizás yo me informo más.
2° Etapa. Conocí la Homeopatía. Ya hay dos tipos de médicos (los anticuados Tomase un ibuprofeno, antibioticos vs los modernos tómese Meditonsin, Contramutan… y beba mucho tée ( ya no más leche caliente- la leche de vaca por desgracia no es buena).

Hace 2 anos. La Medicina avanza? o quizás me informo más.
3° Etapa. No sé cómo se llama en espanol. (Plantas medicinales o algo así)
1-Médicos anticuados- 2-Homohópatas 3- Naturistas 4 – Combinación.
Cúando me enfermo tomo umkaolabo, meditonsin o contramutan,
(ya tomo leche de soja)

Hace 3 meses. La medicina avanza? o quizás me informo más.
Ya no como carne, ni bebo leche de soya, ni azucar. La OMG ya dijo que era malo comer carne, pero eso nadie lo cree jejeje. La leche de soja tampoco es buena para la tiroides.

Ahora.
Soy vegetariano. Casi no enfermo, pq como ajo, aguacate, no me alimento con azucar. Como copos de avena, que en Espana no entiendo como puede ser tan caros. Tengo mucha más energía, me siento muchísimo mejor.

La medicina avanza pero en dos direcciones opuestas totalmente Naturista y Química. Decídete por la que más te convenga. Desgraciadamente en Espana no puedes decidir tanto. Aquí hay incluso Farmácias Homeopatas. ( No se como se escribe en espanol)
La comida está llena de pesticidas, conservantes…. que te hacen mierda a la larga.

RoldanRoldan

Que se esta vendiendo y exagerando es claro. Ahora bien, hay algo que me parece mucho más importante, ¿que nutrición recomiendan los médicos? La quimioterapia es necesaria, que no infalible y todo lo que sea frenar el avance del tumor antes de que cree resistencia va a ser positivo. La alimentación ayuda, se sabe que una dieta baja en glucidos (que son requeridas en gran cantidad por la celula cancerosa a via efecto Warburg) y ciertas grasas (que son requeridas por ciertos tumores para iniciar metastasis) dificulta el avance del tumor. Obviamente esto no va a ser milagroso, pero ayuda.

Si voy a un medico, me receta fármacos pero no me dice nada de que debo comer o no me parece mucho más grave. Esta mujer es médica, y tengo la sensación por su experiencia que los médicos no se preocupan por eso.

Y antes que me llameis magufo pongo un ejemplo:
“Los investigadores dieron a los ratones una dieta rica en grasas (un 15% más del consumo normal, que sería equivalente a lo que se conoce como “dieta de cafetería”). Luego, les inocularan un tipo de cáncer oral para el que, en condiciones de dieta habituales, el 30% de los ratones desarrollaban metástasis. Ahora con más grasas en sangre, cerca del 80% de los ratones tenían más metástasis y de mayor tamaño.”
https://www.irbbarcelona.org/es/news...-metastasis

FaradayFaraday

Mmm… pues quizás dirían que sobrepeso y obesidad malo, ejercicio físico moderado y regular bueno, vegetales fruta fibra etc… probablemente bueno. Suena ¿No? Ciertos hábitos “saludables” podrían reducir la probabilidad de aparición de cánceres, igual que tabaco y sofá la aumentan, pero otra cosa muy distinta es difundir que, una vez que hay tumores serios, siempre tenemos células atontás, la alimentación obre “milagros”. Mi granito de arena.

PDT
Citas descontextualizadas sobre temas muuy complejos, malo 😉

Offler

No sé, a bote pronto hablas de ratones a los que provocan un cáncer, y les dan una dieta y algunos lo desarrollan y otros no. Supongo que algunos lo desarrollarán sin esa dieta. Eso quiere decir que estamos hablando de un factor que puede causar cáncer, como puede haber otros

Esta señora no habla de un factor de causa, si no de que comer de una manera te puede curar de algo que ya existe. Ni siquiera considera otros factores.

Cuando vas al médico no te dice que no pongas las boca en un tubo de escape cuando arranca. Pero te hace unas preguntas y si fumas te dice que no fumas, si le dices que comes sólo fritos te dirá que comas más variado. No fumar seguramente evitaría más cánceres que comer verdura, pero para ella la cura está en la alimentación. Y el peligro es que ella recibió un tratamiento médico, pero lo ignora porque lo que le salvó es la fórmula mágica que vende con cubiertas y llena su cuenta.

Yo he tenido cáncer. Me operaron hace más de un año de un tumor cerebral y estoy bien (no necesité quimio). La verdad es que no como muy bien (y no, no como sólo fritos), nunca lo he hecho. Una persona (el marido de una chica que conocía) de 30 y pocos hacía alpinismo y era vegetariano. Murió en 6 meses.

Yo sé que el comer sano es un factor, igual que los que fuman saben que fumar es un factor. En la caja pone “fumar mata”, pero puedes fumar y vivir 100 años porque no es una causa directa aunque pueda ser un factor importante

Pero ella no recomienda una dieta para prevenir, vende libros de recetas que impiden el cáncer y lo curan, y lo hace con el aval de una universidad, . De eso va el post

RoldanRoldan

Lo de los ratones lo puse como ejemplo del efecto que puede tener la alimentación en la evolución de un cáncer, para dejar claro que la alimentación puede afectar mucho.
La alimentación no previene el cancer, ni mucho menos la cura, reduce los riesgos de ciertos tumores. De igual manera no causa cáncer, aunque aumenta los riesgos.
Los fármacos son necesarios, pero su eficacia depende enormemente de las mutaciones presentes. Todo lo que sea frenar su avance va a ser positivo para que el fármaco actue antes de la aparición de resistencias.

También he dicho que veo en la autora cierto afán comercial y mucha exageración. Me parece criticable un acto de auto promocion en una Univ. pública, pero me quedo con lo importante que es fomentar un tratamiento multidisciplinar (por no usar la palabra magufa “holisitco”) de la enfermedad. Quizás los de Madrasa (ni idea quien son) se hayan equivocado llevando a esta persona, y seguramente la hayan llevado por cercania geografica, pero ya digo que la idea de base me parece interesante.

El tratamiento multidisciplinar de las enfermedades me parece muy interesante, dada la complejidad del cuerpo. Esta complejidad lleva a que el especialista acabe ignorando aspectos fuera de su área de estudio.

Voy a poner otra cita fuera de contexto, para resaltar lo interesante que me parece abordar ciertas enfermedades desde varios campos, en este caso de la neuróloga Suzanne O’Sullivan y su libro “Todo está en tu cabeza” (de nuevo exageración en el título)
http://www.vozpopuli.com/next/Enferm...611575.html

M.I.AM.I.A

A ver soy paciente oncologica, hace 4 años… No siempre la quimio reduce el tumor en mi caso no me la dieron antes de la operación. Si no después y fueron 14 sesiones y 30 de radio… Y si… Hay endocrinos q vigilan tu alimentación… No necesitamos charlatanes q nos digan q debemos comer… ahora doy gracias de mis dos años de vida q tengo de regalo espero sean mas… Aunque tenga muchas secuelas secundarias y ande con especialistas hepáticos pero soy feliz y no me arrepiento lo volvería a pasar por mucho dolor q me supuso llevo 5 operaciones y volvería a hacerlo… Pero esta gentuza no tiene corazón curar a la gente con cloro… Asco… Repugnancia… Y miedo, deberían de regular esto y q desaparezcan por todos aquellos q ya no están con nosotros gracias a estos hdlgp.

zero negrozero negro

La verdad que estoy un poco cansado de “científicos”, o de gente que dice serlo, que dan lecciones de lo que es científico y lo que no. Gracioso también lo de “pseudociencias”. Algunas de las que el autor llama así en otros países nadir dude que se enseñen en universidades, como en EEUU o Japón (caso de la homeopatía, el Reiki o reflexología entre otras).
Además me encuentro a quienes se autodenominan “científicos” llamar a esta mujer de todo. No es científica una mujer que se ha licenciado en medicina (6 años en una carrera eminentemente científica) que ha hecho una residencia de al menos otros cuatro años con proyecto de investigación ( en algunos otros campos lo podrían llamar doctorado aunque en medicina también los hay y no son lo mismo, lo sé). Además aprueba una oposición en el servicio andaluz de salud con otros miles de candidatos. Y además desempeña su labor de atención al paciente e investigación (que es lo que hace todo buen medico). Y además la pobre mujer tiene la mala suerte de padecer y superar un cáncer. Ella lo supera e intenta ayudar a la gente a través de su experiencia. Eso si, no vende fármacos ni tratamientos científicos que todo oncólogo reconoce que es matar moscas a cañonazos.
Será que el señor profesor Arturo Quirantes es el único “científico”, o que puede decir lo que es ciencia y lo que no (me consta que hay otros como él).
Y que conste que hay mucha “pseudociencia” pero no la aplicaría a la autora que se cita y difama tan gratuitamente. Algo que se debe de hacer en la ciencia es respetar el trabajo de los demás “colega”. Y cada uno en lo suyo iría mejor.

Un saludo.
Otro científico que también sabe lo que es la universidad.

susu

Al post ni entro a comentarlo, sólo digo que tanto miedo me dan los que afirman tener milagros para curar el cáncer como los cerrados que se atreven a llamar charlatanes a las personas que creen en otros tratamientos.
A lo que si que voy a responder es al comentario de la paciente oncológica, Cuándo dices que no necesitamos charlatanes, con ese plural, ¿a quienes te refieres? ¿Has hablado con todos los enfermos de cáncer? Intuyo que no, así que mejor di que tu no necesitas charlatanes.
A ti te ha ido “bien” sólo con tratamiento convencional, te ha salvado la vida, aunque te ha jodido el hígado, compensa. Pero hay gente que a parte de salvarse la vida quiere que no le jodan el hígado, por ejemplo. O como el caso de mi padre, que justamente hoy nos han dicho que ha avanzado la enfermedad, que la quimio no le ha hecho absolutamente nada, pero que no entienden como su bioquímica está tan bien y que gracias a que sus defensas, su hemoglobina, sus vitaminas…. están tan bien, se arriesgan a probar otro tratamiento, nos ha dicho que sino ni lo intentarían pues el tratamiento lo mataría, y que esa bioquímica esté tan bien no es debido a la quimio, que como sabéis arrasa allá por donde pasa, muchas veces para bien, o tras para mal, esa bioquímica mejor que la mía es debido a lo que se lo esta “currando” el con la medicación “alternativa” y con la alimentación. Gracias a todo eso mi padre tiene la oportunidad de luchar, así que cuando hables de lo que necesita un enfermo de cáncer, habla de lo que necesitas tu, porque otra gente necesita otras cosas.

arantxaarantxa

Puede ser que la cobertura que ha recibido en los medios la haya revestido de una pátina de marketing y charlatanería, pero si hojeáis el libro Mis recetas anticáncer, podréis ver que esta mujer basa sus afirmaciones en más de mil referencias a artículos científicos a los que toda la comunidad científica tiene acceso. Para mí, lo interesante del trabajo de Fernández es la cantidad de información valiosa que ha recopilado sobre agentes cancerígenos presentes en todas las esferas de la actividad y consumo humanos, información que para personas como yo nos ayudó mucho en nuestra curación y cambio de estilo de vida, cuestiones que surgen cuando la enfermedad te pone el cuchillo en el cuello. También es cierto que se observa cierta obsesividad, porque la propia elaboración del libro debió formar parte del proceso de curación de Fernández. Pero también se entrevé cierta ideología, y no solo pensamiento científico, en las críticas dirigidas a su trabajo. Y me cansa que la comunidad científica se sienta siempre por encima de la opinión, como si la verdad científica que escogemos no estuviese cargada de opinión e ideología. Concuerdo con quien dice más arriba que tanto miedo le dan quienes creen en milagros como quienes esgrimen la palabra magufo en cuanto ven una infusión y se olvidan de Hipócrates, la curcumina, el origen vegetal de los principios farmacológicos y de todo lo que desconocemos…..

Danny FernándezDanny Fernández

Tranquilícese Sr. Quirantes.. A que le tenemos tanto miedo?
Solo se trata de dejar de ingerir tanta bazofia.
Está en juego nuestro bienestar y también el del planeta que nos alberga.
Un abrazo!

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>