La verdad está ahí fuera… durante cuatro años

Mulder-Scully

Mientras escribo estas líneas, mi ordenador está que echa humo descarga… digo preparándose para deleitarme con los nuevos Expedientes X. Después de muchos años, los agentes especiales Fox Mulder y Dana Scully han vuelto para seguir recordándonos que la verdad está ahí fuera. Durante nueve temporadas nos enseñaron valiosas lecciones, y entre muchas otras voy a resaltar la importancia de usar el razonamiento crítico y no creerse todo lo que uno lea por ahí.

Vivimos en una era en la que las conspiraciones no es que proliferen, es que prácticamente se dan de bofetadas entre ellas para atraer la atención del público. Esta misma semana, un rapero norteamericano sorprendió con su creencia en que la Tierra es plana. Por raro que nos parezca, no es el único que piensa así (en el verdadero centro del Universo ya están de vuelta de eso). Recientemente hemos visto morir a un niño por no estar vacunado, otro está hospitalizado por tomar insulina homeopática (sí, es diabético), y suma y sigue.

¿Qué es lo que hace que tanta gente crea en conspiraciones? Deberíamos preguntar a un experto. Yo me imagino algunos motivos. Puede ser tan sencillo como la estima social, que todos buscamos. En general, nos gusta tener secretos, saber cosas que los demás no saben, sentirnos parte de un grupo selecto que conoce la verdad. Los chismes y cotilleos no son más que eso. Si, además, nuestros secretos desvelan los tejemanejes de los poderosos, si explican por qué somos unos títeres y cómo podemos salir de la esclavitud para tomar las riendas de nuestro destino, resulta que las conspiranoias no sólo son deliciosas sino prácticamente inevitables.

En estos días precisamente estoy publicando un decálogo sobre Pamies y sus tácticas, que le recomiendo a usted porque creo que le resultará muy educativo porque no hay teoría conspiranoica a la que este hombre se aferre. Dentro de unos días podrán leerlo. Pero hoy voy a interrumpir el decálogo porque acabo de leer un artículo científico que estudia las conspiranoias. Entre eso y que el dúo Mulder-Scully ha vuelto a cobrar vida, no puedo resistirme.

El artículo, escrito por David R. Grimes de la Universidad de Oxford y titulado “sobre la viabilidad de las teorías conspiratiorias” intenta responder a una pregunta: ¿puede modelarse matemáticamente la evolución de una teoría conspiranoica? La idea es que, si una teoría conspiranoica es cierta, entonces los “fumadores” y demás hombres de negro solamente podrán mantener el secreto durante un tiempo determinado. Siempre hay delatores, errores, Snowdens que busquen al agente Mulder para que la verdad se haga pública.

Grimes comienza por definir el término conspiración como “un esfuerzo para explicar algún acontecimiento o práctica mediante referencias a maquinaciones por parte de personas poderosas, quienes intentan ocultar su papel (al menos hasta haber cumplido sus objetivos).” En principio no considera el término derogatorio ni indica necesariamente una teoría falsa, y pone ejemplos como el escándalo Watergate (al que yo añadiría las revelaciones de Snowden); por otro lado, reconoce que también hay ejemplos perniciosos por sus efectos sobre la salud, ((los peligros de la vacunación, por ejemplo) o bien porque impiden tomar medidas adecuadas a problemas reales (la negación del cambio climático).

En segundo lugar, toma cuatro conspiranoias para analizar:

– Nunca fuimos a la Luna

– El cambio climático no existe

– Las vacunas son perjudiciales (en especial, la relación entre la vacuna triple vírica y el autismo)

– La cura contra el cáncer (existe pero no lo usan porque es más rentable vendernos los paliativos)

Y ahora vamos a establecer un modelo matemático. Digamos que en algún momento aparece un delator, o bien la información se filtra de forma accidental. Podemos considerarlo un evento raro, de tal forma que la probabilidad L de que se produzca una filtración viene dada mediante una exponencial negativa: L=1-exp(-Ft), donde F es el número de fallos por unidad de tiempo. Esa F, a su vez, depende del número de conspiradores, y de un parámetro p que indica la probabilidad de que una persona falle en un año.

El número de conspiradores N es un parámetro importante, sobre todo su variación con el tiempo N(t). Si es constante, la probabilidad de filtración L aumenta, lo que es lógico, ya que cuanta más gente esté en el ajo más probable es que tengamos un garganta profunda. Pero es posible que el número disminuya, y por dos motivos. Puede que la conspiración sea un evento único que no precise nuevo personal, de modo que los conspiradores van muriendo de viejos. Una posibilidad más emocionante es que surjan fricciones internas, que pueden llegar a ser luchas abiertas (¡una conspiración dentro de la conspiración!).`Todas esas posibilidades existen en, ejem, Expediente X. Los conspiradores son viejos y tienen disensiones internas; pero constantemente vemos nuevas ocultaciones que necesitan gran número de personal entre soldados y hombres de negro en general.

La ecuación que aparece no es resoluble analíticamente, es decir no podemos “despejar” para obtener, por ejemplo, el tiempo t en el que la probabilidad de filtración sea máxima, o caiga por debajo del 1%, o cosas así. Sí puede resolverse numéricamente. Pero hay un problema: no conocemos los parámetros concretos de la conspiración. ¿Qué vale N, cómo depende del tiempo, cuál es la probabilidad p de que un conspirador meta la pata?

Para estimarlo, Grimes echó mano de conspiraciones reales que fueron finalmente reveladas:

– Las revelaciones de Snowden sobre las capacidades de espionaje de la NSA (con especial interés en el programa PRISM)

– El experimento Tuskegee (en 1932 el gobierno de EEUU hizo estudios poco éticos sobre la incidencia de la sífilis en grupos de población negra de Alabama)

– El escándalo forense del FBI (algunas pruebas forenses fueron incorrectas y supusieron condenas de personas inocentes).

Es difícil obtener datos precisos, pero aun así Grimes lo intentó y estimó la probabilidad p de que un conspirador salte la liebre por año en las siguientes cantidades: 0,00041% (NSA), 0,00042% (Tuskegee), 0,025% (FBI). Parece que los agentes del FBI son menos fiables; pero no hay que sacar conclusiones precipitadas, ya que el número de personas involucradas en la conspiración forense se estima en unos 500, frente a los 6.700 de Tuskagee y los 30.000 de la NSA.

Llega el apartado interesante: aplicar el modelo a conspiraciones de moda. Se trata de teorías en las que el número de potenciales conspiradores es mucho mayor, y además provienen de diversas organizaciones tanto públicas como privadas.

– Conspiración lunar: 411.000

– Cambio climático: 405.000

– Vacunas: 22.000

– Cura contra el cáncer: 714.000

Los datos son de personal en EEUU, así que no incluye conspiradores de otros países. Incluso así, números tan grandes no pintan bien a la hora de mantener el secreto. Bien, pues resulta que en todos esos casos la probabilidad de filtraciones L tiende al 100% con el tiempo. ¿Pero con qué rapidez? Para ello, el autor del estudio calculó el tiempo necesario para que la probabilidad L sea del 95%, que llamaremos L(0,95). Para las cuatro conspiraciones, ese tiempo se estima en 3-4 años. Teniendo en cuenta que Expediente X duró nueve temporadas (vale, ahora diez), Mulder y Scully van a tener tiempo de descubrir la verdad, hacerla pública, y luego buscarse otro destino.

¡Pero atención, que no hemos terminado! Ya hemos dicho que, a menor número de conspiradores, menor será la probabilidad de filtraciones. ¿Y si reducimos al mínimo ese número? Imaginemos, por ejemplo, que solamente los organismos públicos están al tanto de la conspiración de las vacunas y que dejamos a los fabricantes de vacunas a oscuras. En tal caso, el tiempo para L(0,95) se eleva a casi 35 años. De modo análogo, si solamente los científicos que investigan el cambio climático (y no las organizaciones que les apoyan), la conspiración del cambio climático podría durar 27 años.

El autor no lo calculó, pero ese razonamiento puede aplicarse a las demás conspiraciones. ¿De verdad era necesario que todos los trabajadores de la NASA, desde los ingenieros hasta la chica de la máquina de café, estén en el ajo? ¿Hace falta avisar a los 116.000 empleados de Pfizer, o los 78.604 de Roche, de que tenemos la cura del cáncer?

Aun así, el estudio muestra que las conspiraciones acaban cayendo por el peso de los números. Los escuadrones de la muerte que silencian todas las voces disidentes solamente existen en las películas, y aparentemente ni la CIA ni la NSA ni las multinacionales malignas tienen buenos tiradores porque las filtraciones no cesan de brotar. Cuantos menos conspiradores mejor, sobre todo si el secreto ha de mantenerse mucho tiempo. Según los datos de Grimes, una conspiración como la lunar que supuestamente ha durado 50 años debería ser conocida por no más de 250 personas so pena de arriesgarse a filtraciones.

Quizá por eso las conspiraciones acaban sabiéndose, podrán decir los conspiranoicos. La conspiración lunar se conoce desde los años setenta, lo que demuestra que realmente fue una ocultación gubernamental, ¿no? Bueno, lo cierto es que no. Y si todas las demás son conspiraciones reales, ¿por qué han tardado tanto en desvelarse? Debería haber filtraciones apenas descubierta esa cura contra el cáncer, o el motor eléctrico perfecto, o el manual del político incorruptible.

Más allá de la anécdota, este tipo de estudios es útil para entender cómo se propagan las teorías conspiranoicas, qué las hace tan resistentes o cómo pueden alterarse. Grimes, de todos modos, no es demasiado optimista en general:

La triste realidad – afirma en su último párrafo– es que parece haber una cohorte [de personas] tan ideológicamente involucradas en una creencia que el razonamiento no conseguirá hacerles cambiar, ya que tienen unas convicciones impermeables a las intrusiones de la realidad. En esos casos, es altamente improbable que una sencilla demostración matemática sobre la inviabilidad de su creencia logre cambiar sus puntos de vista. Para los menos involucrados, sin embargo, una intervención así podría resultar útil.

Es decir, los creyentes “hardcore” son invulnerables a la razón, pero hay esperanza con los menos fanáticos. Personalmente me parece un resultado muy interesante. También creo que el autor, en el fondo, no ha perdido la esperanza, y en la sección de Agradecimientos se permite incluso una pequeña broma, al afirmar que “este trabajo no necesitó financiación específica, sea de fuentes nebulosas y clandestinas o de otro tipo.

Recuerde, la verdad está ahí fuera, pero no siempre es la que nos venden los creyentes de conspiranoias sensacionalistas. Mejor créame a mí, porque conozco la verdad verdadera que están intentando ocultar a los ojos del pueblo. Verán, resulta que hará unos tres años me encontraba yo tan tranquilo en mi casa cuando de repente… [

16 Comentarios

Participa Suscríbete

busgosubusgosu

La conspiración es la operación inherente a las propiedades humanas, que interacciona entre los elementos del conjunto humano.

RatanieriRatanieri

Yo mas que por las razones que indicaste, diria que es una cuestion de ignorancia.
Hasta el sentido comun es algo que se enseña y aprende, aunque no lo crean (vendo bolsas de maiz de 30kg a $30, y cada vez que le quise vender a carreros y gente de la mas baja clase social, creen que los estafo porque ellos compran bolsas de maiz de 50kg, y aunque no lo crean, a $50….. asi de estupidos son, creen que porque les vendes bolsas mas chicas, los estas estafando, aunque se lo vendas al mismo precio por kg, clara prueba de lo que es la ignorancia y no tener ni siquiera la escuela primaria echa)
Yo soy de los que de chico creian que el hombre no llego a la luna, ya que era lo que los adultos siempre decian, aunque mas que nada porque es bien sabido que el gobierno de eeuu es bastante falso en lo politico.
Cuando cambie de opinion? Pues primero, con el sentido comun. Si eeuu nunca llego a la luna, porque los rusos no lo difunden o difundieron en el momento? A fin y a cabo, si alguien te gano en un juego, y te das cuenta que te hicieron trampa, quedarse callado es algo que seguro no haces. Tambien los costos, si vemos el presupuesto del programa lunar, que puede parecer mucho, se queda corto en comparacion de los costos de la Segunda Guerra Mundial, asi que eso no era un impedimento. Y luego ni hablemos de la Ingenieria, que bien sabemos que todo tiene solucion, solo una cuestion de recuersos que como ya dije, no era problema, entre muchas otras cuestiones.
Y por otro lado las evidencias, que obviamente desconocia para cuando creia en la conspiracion, como los objetos dejados en la luna, las rocas lunares traidas de nuevo, etc.
Asi que es una cuestion de conocimiento e inteligencia de quien cree que es una conspiracion y de quienes no piensan asi.
Diria lo mismo de los creyentes, es una cuestion de tu conocimiento en biologia, fisica y astrofisica, sentido comun, y de lo que crean las personas de tu entorno y que tanto te insisten sobre el tema cuando sos chico.

dani

Luego están los conspiranóicos de lo ajeno, que se escandalizan si alguien convierte una tragedia que le ha tocado de cerca en una conspiración. El 11-s es un atentado de falsa bandera, los atentados de Paris de Charlie H. fueron otro montaje, según una parte de la izquierda más conspiranoica, pero si alguien juega con el 11-M, se te tiran a la nuez. Dejando a parte los que dicen que fue ETA, he leído al menos un par en webs de fuera que la atribuyen al Mossad y otra a sionistas radicales.

Los resultados decepcionantes en investigaciones criminales también acaban en conspiranoias como la de las niñas de Alcasser, que se decía que no se quería saber la verdad porque había alguien de la alta sociedad implicado, o incluso algún político. Esta ha sido muy recurrente en España en casos sin resolver.

J.DiazJ.Diaz

Habría que empezar por definirque es una conspiracion.

Que un concejal al que le dices que tardan demasiado en pagarte las facturas te proponga engordarlas «diez, cincuenta, cien veces lo que cobras para que te salga rentable», para que «… Pero no digas que tienes que penalizarnos por retrasar el cobro que me crujen en el pleno» para luego añadir «… yo hago que te paguen y luego hacemos cuentas y nos repartimos en dinero», se enfade cuando le dices que tu no puedes hacer eso, y de pronto todos tus clientes “desaparezcan” porque «Perdona pero es que no me conviene indisponerme con “ellos”».
¿Eso es una conspiracion?
Si existe un grupo de gente que practica el caciquismo y hace lo que quiere “en privado” ¿que es eso?

O que un consejo de administracion de un banco de ordenes de “engañar” a los pequeños inversores con productos financieros de alto riesgo y mucho beneficio para ellos, y que “convenzan” a los que debian controlar ese consejo con tarjetas en negro de gasta lo que quieras. ¿Es una conspiracion?

Un «¡Bah, mete la factura de la comida en la contbilidad y que lo pague hacienda!» ¿Es una conspiracion?

Yo, la verdad, es que esos “calculo” ya los hice hace años, aunque sin saber suficiente matematica para demostrarlos o tener “beca de investigacion” para hacerlos.

Y llegue a una conclusion; Las conpiraciones de pelicula y de Mildred y Escubi no existen, pero conspiradores y conspiraciones si hay, y muchas. Todos los dias y a mucha sescalas.

Y si hay “escuadrones de la muerte”, aunque solamente manejen “listas negras” del tipo; «a este no le deis trabajo que no es de los nuestros»… En los paises con mucha visibilidad publica, porque en paises de “otra clase” si ha habido, y yo creo que aun hay, gente tirando de aviones a personas en el Atlantico — por ejemplo — o “recuperando” hijos de “mala gente” para darselos a “familias bien”.

¿Podría parecer conspiracion que la monja se muriera justo cuando descubrieron que habia estado vendidendo niños de madres solteras hasta este mismo siglo?
No lo creo, para mi que se murio, para alivio de muchos, por el berrinche del miedo al haberla pillado.

Por otro lado; ¿Ocultacion? ¿Imposible?
Lo comparto a largo o muy largo plazo…, en terminos generales, pero hay un detalle que no se tiene en cuenta; vamos a una sociedad donde el control de los medios de difusion es cada vez mas ferreo y en manos de grupos cada vez mas pequeños.
¿Que mas da que halla delatores si solamente pueden hablar en su libro de caras a la que solamente acceden quince personas?
Y si dice damsiadas cosa molestas se le enjuicia con cualquier escusa. Que la libertad de pensamiento, opinion y expresion es para la “meritocracia” y no para la purria.

Lo que hay es una evolucion de la forma en que se hacen las conspiraciones y como se ocultan.

En el siglo pasado se “mataba” gente por saber demasiado.

En el siglo que viene, si aun estamos por aqui los humanos, simplemente sera imposible difundir lo que sabes, asi que… ¿Para que matarte?
Ya te moriras tu solito.

Una última puntualizacion, si bien estoy muy de acuerdo en que la mayor parte de las conspiraciones son masturbaciones intelectivas. Y que conste que lo de la cura del cancer es una burrada. De ser cierto, ningun “poderoso” moriria de eso.
Pero si es cierto que la industria farmaceutica, que se llena la boca con sus grandes inversiones en investigacion, en los ultimos años ha reducido sus “curas” y aumentado sus “paliativos” — Este dato me lo dio un medico, tal vez este equivocado…, o no —, una de dos, o los investigadores se enfrentan a problemas cada vez mas dificiles, que puede ser que las enfermedades faciles ya esten todas curadas(?), o que la indutria y sus propietarios prefieran un enfermo-cliente cronico a uno curado definitivamente, aunque sea mucho mas cara la medicina.
O se multiplique por 5000 su precio que asi es el capitalismo.

Tengo mi propia experiencia en esto — bueno, siempre hablo por experiencia propia y es que me ha pasado cada cosa que…—; entre otras cosas tengo media docena de vertebras aplastadas oprimiendo la medula — No, no he sufrido un accidente, ojala, asi tendria alguna justificacion —.
Hace unos diez años, la S.S. me dio por “perdido” porque eran lesiones demasiado “delicadas”, sin embargo, un amigo cirujano me dijo que en los USA se hacen a menudo operaciones de sustitucion de vertebras por protesis que a mi me hubieran devuelto el 100% de “validez”, pero que en España no se hace porque sale caro, y claro, no hay cirujanos experimentados en estas tecnicas.
Las operaicone sen los usa me costaban un millo y medio.
Resultado: Diez años de invalidez y fuerte medicacion contra el dolor. Convertido en una carga social al ser pesionista, en vez de ser un profresional “productivo”, como yo era a los 40.

La medicina convertida en negocio implica que tanto tienes, tanto recibes.

Si eso no son conspiraciones…

Un saludo y gracias por la paciencia.

MmMm

“El cambio climático no existe”
Lo que sí existe, según los mismos datos de los alarmistas del clima es “la pausa” de, al menos 15 años (su variante más divertida es el famoso “hide the decline”) y el fracaso de la totalidad de los modelos que soportan el apocalipsis anunciado por el IPCC. Por otra parte, la trola calentológica no puede ser más abierta, formando parte de la agenda de políticos arribistas y muy en el candelero para gozo del milenarismo de la izquierda. ¿Qué conspiración es la muy abierta trola de Al Gore, que para estas fechas anunció que estaríamos socarrados y ahogados, todo a la vez?

Después de encuadrar a los escépticos con los pronazis insultándolos como “negacionistas”, tampoco colará lo de conspiranoicos. En la calentología lo que hay son trolas y propaganda, que no exigen conspiraciones sino bobos dados a creerse el apocalipsis y políticos manejando el presupuesto público.

Desde el óptimo climático medieval, hoy las temperaturas son más bajas: conspiración la que os montan los datos a los credulópatas.

J.DiazJ.Diaz

Retiro lo dicho.

Dije que aqui no entraban a leer lo que decimos y que no somos mas que un grupito de afines, pero esta claro que no es asi.

Espero que este señor no tenga su chale en primera linea de playa.

MmMm

No te va a costar mucho leerte esto (o sí):
https://www.inverse.com/article/7154...ntal-leader

A raíz de esto otro:
https://www.bostonglobe.com/opinion/.../story.html

Es Freeman Dyson poniéndoles delante de los morros a los alarmistas un espejo para que vean la arrogancia e ignorancia que subyace en la misma base de sus creencias. Al lado de esto sólo hay que ver los lamentos de los calentólogos por el hecho de que el protestón Dyson no sea un maldito facha como Trump, sino todo un caballero demócrata como Obama: parece que, después de todo, la cosa no es sólo “lo dice la ciencia” sino todo un planteamiento ideológico de la izquierda, intentando redimir la mismísima Tierra del malvado “modelo productivo depredador” ya que los proletarios, a pesar de la crisis, han descubierto que se salvan mejor si mandan a la porra a los agoreros que tan bien viven del trabajo de redimirlos de las “explotación capitalista”

Igual me sorprendes y me dices que eres de derechas, porque yo tengo mis propios tests: si te parece violento preguntarle a alguien por su ideología pero quieres conocerla, pregúntale en vez por su creencia en el calentamiento global. Correlación de más de 0,9 de ser progre si se es creyente, oiga.

Daniel LópezDaniel López

Tengo la sensación de que se omiten algunos componentes del problema que al menos a mí me parecen importantes:
1.- La parte ética: si Snowden hubiera estado al cargo del mejor chiste del mundo, tan bueno que cualquiera al oírlo perece instantáneamente de la risa ¿lo habría divulgado? seguramente no. Y por otro lado, yo podría guardar en secreto la fórmula de la vacuna contra el cáncer por temor a las represalias pero desde luego como mínimo me aseguraría de que se revelara a mi muerte, por supuestísimo.
2.- El post pasa de puntillas por el hecho de que no todos los que participan en una conspiración tienen por qué saber que están participando en esa conspiración. Por ejemplo, en un atentado de bandera falsa donde los Estados Juntitos fingen recibir un ataque por parte de terroristas de su archienemigo la República de Chikitistán, puedo imaginarme al Presidente llamando por el teléfono rojo a su homólogo de Chikitistán y diciéndole “Mira Ayatolah, si me mandas a un par de yihadistas de esos tuyos a que se exploten en Guarrington el 4 de julio, podemos salir ganando los dos…” El ayatolah decide que tiene razón y llama a su Visir y le dice “¡Estoy hasta el turbante de esos infieles, quiero que les prepares un regalito para el 4 de julio!”. Y ya está armada, decenas de personas estarán implicadas en el atentado, pero sólo sabrán la verdad un par de ellas. Y en el mundo real es así, si alguien trama una conspiración tratará de que N sea lo más bajo posible… E incluso si luego lo puede reducir aún más, mejor que mejor. En un mundo cada vez más especializado donde algunos en nuestro trabajo somos engranajes de máquinas que no tenemos ni idea de cómo funcionan ni para qué sirven realmente, no pilla tan lejos el caso extremo N=0, como cuentan en la película Cube donde, según decía uno de los personajes, probablemente de todos los implicados en la construcción de aquella súper termomix-picadora de carne, nadie sabía realmente para qué servía. A eso se va a llegar algún día, si no ya lo veran… o no. 😀

DarylDaryl

Al final del post se entrevee otra de las caracteristicas de las teorias cosnpiranoicas: son sustitutas de la religiones o complementan el pensamiento religioso. No hay diferencia entre un “creyente hardcore” y un creyente ultrarigido. ¡Ojo! no me refiero a todos los que creen en una religión sino a aquellos que consideran como verdad incontestable y cierta hechos accesorios a la misma como que la aparición del ser humano se produjo porque un dios o dioses se aburrian con barro, madera, piedras, agua o huevos cósmicos, siendo falsas cualquier otra interpretación.

Y ambos comparten lo mismo: una inmesa pereza mental. Para unos cualquier hecho puede ser explicado por el capricho o rabieta de un dios. Para los otros siempre hay un supermaligno cerebro o una organización hipersecreta que controla el planeta. En ambos casos todos (para ellos) somos titeres perpetuos y como tales no podemos hacer nada.

Tambien les es común una cobardia moral. Todo el mundo tiene dudas, miedos. Todos terminamos creyendo en algo más o menos irracional o no desmostrable: puede ser un dios concreto, en un difuso o en alguna caracteristica de la especie como que en el fondo somos “buenos” o que nos reproducimos generación tras generación para “mejorar”.

El agarrarse a una creencia puede ser un camino para obtener cierta tranquilidad a tus inquietudes pero el esconderse en ella,, arrojándosela a los demás es lo que llamo cobardia moral.

Como todos los cobardes se esconden tras un escudo para ocultar sus debilades y para no ser reconocidos te atizan con el escudo a la mínima ya que no pueden tolerar bajo ningún concepto que existan diferentes pues ello pone de manifiesto su verdadera bajeza moral.

FernandoFernando

Para estimarlo, Grimes echó mano de conspiraciones reales que fueron finalmente reveladas

Cualquier persona que sepa algo de estadística sabe que esto introduce un sesgo, que se trata de una muestra no aleatoria: se han seleccionado conspiraciones que fueron finalmente reveladas.

FernandoFernando

En su artículo David R. Grimes habla de miles, incluso cientos de miles de personas que conocerían la conspiración. Eso es un puro disparate.

Eso es dar por supuesto que, en una organización, todos sus trabajadores (incluyendo conserjes, señoras de la limpieza, electricistas, camareros, etc.) conocen al dedillo todos los chanchullos que ha hecho dicha organización.

Por ejemplo, en cuanto a Bárcenas, muy probablemente hay muchas más personas implicadas de las que han sido procesadas. Pero nadie en su sano juicio podría afirmar que todos, absolutamente todos los trabajadores del PP (incluyendo conserjes, electricistas, etc.) conocían todos los pormenores de dicho fraude.

JoseJose

No estoy de acuerdo. Yo he trabajado en varias empresas. Siempre que me contrataban en una, en mi primer día de trabajo me contaban con todo lujo de detalles todos los fraudes, chanchullos y delitos en que la empresa estaba implicada.

CarlosCarlos

También estoy en desacuerdo con Fernando. Voy a hablar de mi experiencia personal. Hace unos años empecé a trabajar como médico en un hospital. La primera semana de trabajo me obligaron a leerme todas las historias clínicas de todos los pacientes del hospital, incluso los que no eran de mi especialidad.

FernandoFernando

¿Qué opinais de la muerte de Karen Silkwood? Murió en un accidente de automóvil cuando llevaba documentos que probaban acusaciones por falsificaciones de controles de calidad de barras de combustible nuclear.

FernandoFernando

El periódico El País opina sobre la película Spotligh:

Ahora que el periodismo anda bajo de autoestima, sabe a gloria el Oscar para Spotlight, una loa de este oficio que aspira a que se sepa lo que alguien no quiere que se sepa. El equipo de investigación del Boston Globe soportó fuertes presiones y destapó cientos de casos de abusos sexuales ocultados por la Iglesia durante décadas solo en la diócesis de esa ciudad.

Vaya, vaya. Abusos sexuales ocultados durante décadas. Y David Grims dice que solamente se puede ocultar por pocos años.

PedroPedro

En un mundo que ha conocido el Holocausto, los desaparecidos de la dictadura argentina, la operación Gladio, los GAL, el Watergate, el Irangate, etc. es ridículo y absurdo desconfiar de los políticos.

Solamente un magufo o un paranoico puede pensar que los políticos puedan conspirar nunca.

Desconfiar de los políticos sería razonable si alguna vez hubiesen hecho algo malo. Pero como este no es el caso, está claro que creer en conspiraciones es algo propio de enfermos mentales.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>