Mi experiencia de hoy con los antitransgénicos

Charla transgenicosj

Hoy ha llegado a mi facultad el desfile de los antitransgénicos.

No pensaba ir, pero con el asunto de los antivacunas todavía a flor de piel consideré mi deber hacer al menos un esfuerzo para acudir. Nadie se pasa por mi Facultad a hablar de tonterías sin atenerse a las consecuencias. Como mínimo, me verían el careto o y yo vería los suyos.

Por supuesto, cumplieron con mis expectativas.

Antes, os pongo en situación. El evento se llama Jornada sobre Transgénicos y Salud, y ha sido promovido por CERAI Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional, ahí es ná), la PALT (Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos) y un puñado más de asociaciones.

La charla estuvo anunciada el mes pasado pero por algún motivo la han pasado a hoy 11 de junio. Unos genios estos tíos: entre los exámenes de Selectividad y una reunión de la Sociedad Española de Biofísica que se celebraba en la misma Facultad, la cosa no iba a estar muy concurrida. El lugar de reunión era la Sala de Juntas, una de las más molonas de la facu. Se trata de un pequeño local con mesas en forma de U que suele usarse para reuniones de consejo de departamento y cosas así. Me molestó que les dieran una de las mejores salas del edificio, pero también sabía que era pequeña y la participación no podía ser multitudinaria. Conté una treintena de sillas mal contadas.

Llegué a la hora en punto, y casi creí que me había equivocado por la escasa cantidad de gente que había. Cuando comenzó la primera charla, con un cuarto de hora de retraso, la sala estaba llena con la increíble cantidad de dieciséis personas, incluidos conferenciante, comité organizador, la chica del vídeo y el que firma. Esto me confirmó algo que sospechaba, a saber, que el motivo para escoger la Facultad de Ciencias era, sencillamente, para arroparse con la respetabilidad de esa institución. Eso de poner “Sala de Juntas de la Facultad de Ciencias” mola un montón de cara a la galería, a pesar de que hubieran cabido en cualquier bar de los alrededores (y tendrían tapas con la cerveza, además).

La primera conferenciante, de cuyo nombre no quiero acordarme, era de la PALT y tenía una charla teóricamente titulada “Transgénicos y salud.” Lo que me encontré fue algo levemente distinto: la charla real llevaba el título de “La situación de los transgénicos en Andalucía: ¡no los quiero ni en el campo ni en el plato!” y la primera diapositiva venía ilustrada con un bonito dibujo de una mazorca de maíz donde los granos habían sido sustituidos por calaveras. Imagino que vais cogiendo la onda, ¿no?

Ni siquiera pude aguantar hasta el final de su charla, pero eché mano de todas mis reservas de estoicismo y soporté una hora entera. Tomé algunas notas, así que al menos puedo indicaros cómo fue la historia. Comenzó con una advertencia: sólo iban a hablar de OMG de uso agrícola y alimentario (es decir, nada de insulina transgénica ni similares), y con una aclaración sencilla: agricultura industrial, química y tóxica mala, agricultura ecológica, local y sostenible buena.

La parte de que los transgénicos están en manos de empresas tecnológicas malvadas es la historia de siempre, que en realidad pueden aplicarse a los gigantes agrícolas y ganaderos, de modo que en esta parte nada nuevo. Luego comienza una serie de tópicos, como que la falta de evidencia de riesgos no es evidencia de inocuidad; que hay que aplicar el principio de precaución; que si hemos tardado tantos años en comprobar que el tabaco es malo para la salud lo mismo sucede otra vez con los OMG.

Luego comenzó con algunos argumentos (por llamarlos de alguna forma) sobre la inutilidad de los OMG. Afirma que nos venden la moto de que va a reducir el hambre en el mundo pero que desde que se comercializan hay más hambre que nunca, que un informe del gobierno de Aragón demostró que los OMG no son más productivo; que puede haber un aumento de costes; que los científicos reconocen incertidumbres y que hay que continuar investigando.

Yo me encontraba aún algo lúcido así que me dio por pensar. Pensé que correlación no implica causalidad, y que haya más hambre puede tener muchos factores adicionales, como la creciente inestabilidad internacional, el aumento de la población, problemas climáticos o la oposición de ciertas entidades buenrrollistas al uso masivo de los cultivos OMG. También me fijé que el informe del gobierno de Aragón se refería a una planta resistente al taladro, pero que como apenas hubo taladro esa temporada pues no sirvió de nada; por no hablar que si es posible que haya un incremento de los costes, puede quedar más que neutralizado por un aumento de la productividad. Y finalmente, sobre eso de que hay que investigar más y que hay incertidumbres, enhorabuena señora, bienvenida al mundo de la ciencia. La de verdad, no la de las películas.

La conferenciante tuvo el cuajo de mencionar un estudio de un tal Séralini, del que dijo que fue muy criticado pero bueno, hay problemas y hay que seguir trabajando. Si a usted no le suena el nombre, a mí sí, pero me limitaré a darle voz al maestro Mulet. También nos comentó el pollo del glifosato en países como Argentina. Por lo visto, los agricultores usan variedades de plantas genéticamente modificadas para resistir los herbicidas, luego sueltan glifosato por un tubo y se cargan a las malas hierbas, con lo que luego todo queda empapado del glifosato y tal.

Fue el único momento de la charla que me pareció interesante, ya que me introdujo al tema de las “super malas hierbas” (superweeds) que están desarrollando resistencia a los herbicidas, lo que recuerda a la resistencia microbiana a los antibióticos. Yo pensé que era un tema interesante, aunque no veía la culpa de los OMG. ¿Acaso vamos a dejar de usar antibióticos porque los microbios pueden hacerse resistentes? No, lo lógico es usarlos de modo responsable, digo yo.

Pero por lo visto el malo de la película es el OMG, no la hierba o el glifosato. Me quedé atónito. Si hay responsabilidad, debería ser del agricultor que usa glifosato como si fuesen chuches, no de la cosecha modificada genéticamente. Es como si yo fuese Supermán y la única forma que tiene el alcalde de acabar con mis enemigos es bombardear el pueblo. ¿De quién es la culpa, mía o del tío que lanza las bombas?

Todos recordamos cómo, no hace mucho, a Mulet lo echaron de Argentina, o más bien tuvo que salir de allí bajo amenazas de muerte. Pues ni una palabra de eso, ni tampoco de que el nivel de peligrosidad del glifosato es similar al del mate (de nuevo, cedo la voz al maestro). De hecho, mencionaron en una ocasión a Mulet, aunque sin mencionarlo, algo así como “ya conocéis algunos a Mulet, no sé si sabéis quién es, y si no lo sabéis yo no lo he mencionado.” A partir de ahora ya sabéis, para los antitransgénicos Mulet ha pasado a ser “el que no debe ser nombrado.” Ya me los imagino en casa por la noche: “niño, cómete la sopa orgánica o vendrá Mulet y te llevará en su saco empapado en glifosato.”

Parece mentira el miedo que le tienen, casi le otorgan superpoderes. Entre otras cosas, le echan la culpa de que “sólo” el 53% de la población está en contra de los transgénicos, y vinieron a decir que cuando ellos eduquen mejor a la gente ya veréis cómo sube esa cifra. Yo lo vi justo desde el otro punto de vista: si con todas las mentiras y desinformaciones de los antitransgénicos sólo se oponen a su consumo la mitad de los españoles, es que su gabinete publicitario no se está ganando el sueldo.

Porque hubo desinformación en la charla, y mucha. Informes citados en lo que interesa, estudios sin referencia bibliográfica, alusiones a “la Comisión Europea dijo tal y cual” sin más detalles, alusiones sin base alguna, rumores disfrazados de verdad científica, y suma y sigue. Son gente inteligente y hábil, capaces de tomar de un informe los párrafos que les interesa o buscar las conclusiones que concuerdan con lo que desean encontrar.

Me alegra poder decir que, a pesar de que en principio parecía un discurso para los ya conversos, un par de personas del público se enfrentaron a la conferenciante, educamente, eso sí. Una chica intentó sostener un debate sobre la polinización cruzada, pero no le dejaron ir muy lejos. También saltó a la palestra a un espectador que luego encontré en Twitter, se trata de Zorro de Exámenes. Al parecer, después de irme yo la conferenciante se metió con el arroz dorado (nuevamente, consulten con el maestro para los detalles: aquí y aquí), a lo que le contestaron que “lo del arroz es una vergüenza y un insulto, porque el problema ese cómo lo vas a solucionar con arroz.” Por lo visto, tampoco los OMGs con patentes libres y que no están controlados por malvadas multinacionales molan. Al final se calló porque se sentía acorralado (en sus propias palabras).

Si lo sé me quedo y montamos un dúo dinámico. Al menos me alegro de haber aguantado lo suficiente para oír su primera intervención. Cuando la conferenciante habló de cómo la malvada Monsanto obligó a un agricultor canadiense a pagar por la patente de su maíz (él no lo usaba pero los campos de alrededor sí, y sufrió una polinización accidental), ZdE le recordó que no eran muchos casos sino sólo uno, ¡y que al final el agricultor ganó el caso! Sí, vale, dice la chica, pero le fastidiaron bien, se gastó un pastón en abogados, etcétera. A lo que mi única neurona sobreviviente pensó: vale, pero eso es problema del sistema legal de ese país, y lo cierto es que ganó un caso que puede usarse como jurisprudencia en casos similares. Con patentes o sin ellas, incluso el poder de la omnimalvada Monsanto tiene sus límites.

Mi neurona estaba en modo Chuck Norris y aguantó lo suficiente para permitirme hacer una pequeña puntualización a la conferenciante (seguro que lo estáis deseando, y yo me debo a mi público). Como había hablado de cuántos y tantos ayuntamientos se han declarado zona libre de transgénicos, yo pregunté si se aplicaba a los cultivos del pueblo o a todo en general; y que si ese era el caso, ¿cómo podían pagar, considerando que los billetes están hechos con algodón transgénico? Intenté ofrecerme como recogedor de esos peligrosos productos, pero la conferenciante no me dejó y, a pesar de mi insistencia, acabó dándome el esquinazo. Me di por vencido y pocos minutos me volví a mi despacho a hacer cosas más interesantes.

Lo cierto es que la charla era lo que me esperaba, tanto en profundidad como en planteamiento, en eso no hubo sorpresas. Repito que me fastidió que alguien les cediera un espacio de la Universidad, y estoy incluso por pedir explicaciones mañana, aunque me imagino la respuesta: hay que dejar lugar a todas las opiniones, no debemos censurar, la Universidad no apoya el acto, solamente cedemos el local, etc. Como mínimo, este post dejará constancia de lo mal que se ha enrollado mi Facultad ante estos vendedores de falsedades.

Pero antes de terminar debo compartir con vosotros algo que me llamó la atención, y mucho. Uno de los problemas que algunos aficionados a la divulgación científica hemos notado en ocasiones es el hecho de que, en el fondo, nuestros lectores suelen coincidir con nosotros. Es decir, no vamos a convencer a nadie con un artículo, digamos sobre la homeopatía, en Naukas, porque los lectores ya se saben la historia y están de acuerdo con nosotros. Las cosas que hacemos por divulgar ciencia y alejar la tontería es, en buena parte, llover sobre mojado. Estamos intentando convertir a los ya conversos.

Así que mi sorpresa ha sido grande al ver que los del otro bando tienen el mismo problema. La jornada de hoy no era una reunión de decenas o centenares de ciudadanos preocupado por los problemas de los transgénicos y deseosos de mayor información para librarse de la nueva amenaza de los OMG. No, era una reunión de conversión de conversos. Había apenas una docena escasa de personas ya convencidas de que Monsanto es el Diablo y Mulet su anticristo, y seguro que salieron igual que entraron.

Con una importante diferencia: contando conmigo, al menos había allí tres o cuatro personas dispuestas a plantar cara y mostrar nuestros argumentos. Sin temor y sin tópicos. Me da que pensar. Mucho.

APÉNDICE. Terminado este post, me doy cuenta de algo. La conferenciante, además de ser portavoz de la PALT, se anuncia en el folleto como “presidenta de la Red Andaluz de Semillas.” Aunque no soy de letras, incluso a mí me parece que lo correcto sería decir Red Andaluza y no Red Andaluz. Sí, ya sé que es una anécdota intrascendente, pero oye, si me pegaron la bronca por decir “tetas” en público, puedo exigir corrección. Que no en vano tengo un diploma de profe igualitario, y bien que me lo curré.

50 Comentarios

Participa Suscríbete

OrbatosOrbatos

Voy a hacer una pregunta quizás malintencionada.

¿De los componentes de esas doctas asociaciones, hay alguno que haya pisado un campo de verdad en alguna ocasión?

Y no me vale que respondan que pusieron musgo en las montañas de corcho del belén navideño, eso no cuenta.

AngelaAngela

Bravo!!! Como siempre, formidable. Si le sirve de algo, a mí si que me ayudó, usted y tantos otros profesionales de la ciencia ( que se dedican a aclarar y dar argumentos de base, refutando con pruebas y experimentación ). Seguro que hay personas, que como yo, en su momento se sintieron confusas con el tema de los OMG, algo comprensible teniendo en cuenta la necesidad de socializar la ciencia, pero como siempre digo, quien realmente quiere saber, no se limita solo a los “argumentos” de los detractores, sino que también escucha a la otra parte y además contrasta información, pruebas y experimentación. El fanatismo de estos detractores es una lacra sin pies ni cabeza. Un saludo y gracias por el artículo

Carlos Vicente AlbertoCarlos Vicente Alberto

Estimado Arturo,

Como veo en tu interesante post menciones que se hicieron a Monsanto, en el acto que refieres, te incluyo el enlace a nuestro blog, “Hablando Claro” http://www.monsantoblog.es, donde abordamos esos mitos que corren sobre nuestra compañía y contamos la realidad al respecto. También pueden encontrarse respuestas a los mismos en nuestras webs: http://www.monsanto.com/global/es/no...-claro.aspx , http://www.monsanto.com/newsviews/pa...nswers.aspx.

Por ejemplo, ahí se puede encontrar la verdadera historia del agricultor canadiense que se menciona en el post, que a pesar de afirmar que ganó el caso, la realidad fue la contraria, lo perdió por 3 veces en tres decisiones de tribunales por separado, incluyendo la decisión de la Corte Suprema Canadiense http://www.monsanto.com/global/es/no...meiser.aspx .

Carlos Vicente Alberto
Director de Sostenibilidad de Monsanto para Europa y Oriente Medio.

AlfonAlfon

Jajaja no te quitarán ojo desde entonces! Hay que supervisar las inversiones!
¿Has avisado al Sr.Mulet de tal acontecimiento? xDD

MiguelCMMiguelCM

El problema siempre ha sido confundir la política con la tecnología y la ciencia.

Tanto por el lado de los antitransgénicos, que tienen cierta razón en el principio de la prudencia aunque no se molestan en comprobar si se han tenido precauciones. Además y por lo general de su falta de conocimiento sobre química y bioquímica, por lo que no pueden tener una idea clara de los posibles riesgos.

Montsanto es una multinacional y como la gran mayoría su único objetivo es económico y han causado y hecho grandes estragos en el mundo, sobretodo pisoteando derechos humanos en terceros países. Y tienen demasiado poder, controlan un sector tan necesario y básico como es la alimentación, postrando a naciones ante sus exigencias. Cuestión que posiblemente deja a un lado el señor que escribe, seguramente bastante bien pagado para trabajar en España. Pero esa es una cuestión del sistema económico-productivo, del capitalismo y en definitiva con la explotación del ser humano por el ser humano.

Van varios blogeros científicos que veo que cometen el error de ridiculizar todas las cuestiones que plantean las personas como los antitransgénicos, o los homeopatas (que lo único que hacen bien es dar una suerte de medicina preventiva que la seguridad social no puede dar por falta de recursos), etc… Y aunque en algunas estén muy equivocadas, en otras no tiene por que ser así. Como ejemplo, lo que he comentado; o el trato a las farmacéuticas por los anti-vacunas, en lo de no vacunar a sus hijos se equivocan tremendamente pero en señalar las farmacéuticas como empresas psicópatas aciertan de pleno. Por poner un ejemplo ahí tenemos la medicación para la hepatitis C.

Me da pena que la comunidad científica sea tan poco crítica con el capitalismo, que prefiráis meteros con minorías equivocadas en vez de intentar cambiar el mundo de verdad y llegar a la Utopía. Al menos Einstein era socialista :P. En los tiempos que corren en España, necesitamos a la comunidad cientifica apoyando y proponiendo formas de cambio.

Saludos!

El profe de Química

Hacer negocio no es malo. Digo yo que los , aproximandamente, 4000 millones invertidos en la investigación de la Hepatitis C habrá que recuperarlos para seguir investigando, pero claro las malvadas multinacionales querrán recuperar 800000000 millones y postrar al mundo a sus pies.
Hay que reconocer que el capitalismo no ha aportado grandes cosas al mundo, al menos nada comparable al socialismo/comunismo de antaño, ese sí que nos aportó grandes innovaciones….estoooo en cuanto recuerde algunas las pongo (si me vais a recordar a Landau, Koroliev o algún otro os recuerdo en qué condiciones trabajaban, el que no pudiesen salir de su pais o pasasen por campos de concentración son cosas sin importancia). End modo irónico.
Creo que es de destacar el hecho de que la libertad es el motor fundamental de la actividad humana, y la ciencia es su mejor ejemplo: la libertad de proponer investigaciones que -a veces- no llevan a nada (sólo a saber qué camino no se ha de recorrer) tiene la contrapartida de TODOS los descubrimientos que , de no haber sido por esto, no se habrían realizado.
El oponerse a cualquier cambio sólo da muestra del miedo a lo desconocido, la cantinela de que es necesario investigar más para evitar futuros daños es el mantra en el que se refugian los que hablan de cosas que no saben. Los “peligros” se han estudiado desde hace mucho ¿algún antitransgénico sabría decirme qué fue la (1ª) conferencia de Asilomar, de mediados de los 70?
Sí es verdad que es muy dificil convencer a la gente así que yo, como profe de Química -y Física- me dedico en todo lo que puedo a esplicar las ventajas (e inconvenientes) de todo este tinglado Bioquimico absolutamente fantástico y maravilloso.

busgosubusgosu

El negocio se hace a costa de otros, la economía muestra que el ser humano es un animal con una conciencia primitiva, y su propio equilibrio natural por auto-eliminación, que puede ser gestionada por el juego civilizado de la economía, o por la fuerza.

Una antología:
https://youtu.be/JUnZIgxmqfI

GalbiGalbi

Yo tambien estoy en contra, pero por otro motivo. A fin de cuentas los transgénicos resultaron ser propiciadores del llamado “agronegocio ó agroindustria” en detrimento de la desable, necesaria y simple “agricultura” que nos dá de comer.
En busca de rentabilidad, grupos económicos poderosos e influyentes, se dedican al agronegocio sin pisar jamás un campo. como bien comentan mas arriba.
Si a ésto le sumamos que éstos “paquetes tecnológicos” se rigen – o en éso estamos- por sistemas de patentes donde se pretende cobrar o hasta prohibir prácticas ancestrales como la de guardar semilla para sembrar en la próxima temporada.
En fin, los transgénicos son un ladrillo más del capitalismo depredador.

Saludos desde Argentina.

Eduardo Ferreyra

Galbi, también soy de Argentina. Es claro que no sos agricultor sino que ves las cosas desde un sillón frente al monitor de tu computadora, donde viste en Youtube “El Mundo Según Monsanto”. Bien, cuando un agricultor le compra (o compraba) semillas a Monsanto, o a Sanofi, Novartis, DuPont, Bayer, Hi-Bred, Syngenta, Pioneer, Dow AgroSciences, BASF, Dupont y AstraZeneca, firma un contrato donde se compromete a no reutilizar las semillas cosechadas para plantar al año siguiente. Nadie le obliga a comprar semillas transgénicas y lo hace porque es negocio para él. El negocio de las empresas es vender semillas que en las que han invertido miles de millones en desarrollarlas. Es lo mismo que con el software original de las computadoras, uno lo compra con la obligación (¡que uno acepta!) de no revenderlo a otro. Si a uno no le gustan las condiciones del trato, bueno, no se firma el contrato. Ahora, si se acepta el trato hay que respetarlo, porque eso es lo que hace la gente decente. Si se quiere usar las semillas cosechadas para la próxima siembre se está estafando a la compañía con la que se firmó un acuerdo.

Pero en Argentina nuestro INTA (Instituo Nacional de Tecnología Agraria) produce excelentes semillas de soja, trigo, maíz, transgénico y las vende sin que haya que firmar el contrato de marras. No es tan buena la idea como parece al principio. Porque ha sido el estado (nosotros) los que hemos financiado el desarrollo, y los contribuyentes de impuestos no estamos recibiendo un rédito por ese dinero invertido (obligados por la fuerza) que en realidad lo estaría recibiendo el agricultor. Pero desgraciadamente, el estado le roba al agricultor el 40% de su ganancia con las retenciones (el aberrante impuesto que se paga por producir!), brillante idea de un país con políticas socialistas que nos están hundiendo en la miseria y dejándonos fuera del mundo libre -asociándonos con “demócratas” tan simpáticos como Venezuela, Cuba, China, y Rusia.

¿Quién es más depredador: ¿el capitalismo que permite que todos puedan trabajar en lo que más les gusta, les conviene, y pueden tener sus ganancias… o el socialismo-comunismo donde se tiene que sembrar o producir lo que el estado les obliga, al precio que el estado les impone, con las ganancias que el estado les permite, y que enriquecen a los funcionarios y los dueños del sistema político de esos “paraísos socialistas”?

MiguelCMMiguelCM

En España (Soy Español) tenemos un 55% de paro juvenil, y un 25% de paro lo mismo pasa en Grecia, Portugal, Irlanda. En Alemania se están llegando a tazas de pobreza nunca vistas desde la reunificación con seis millones de parados y con 8 millones de miniJobs.

El Capitalismo es responsable de explotar medio mundo, como Europa y EEUU ha explotado a tu país en el pasado y si tienen la oportunidad lo volverán a hacer (vota a la derecha machote, para que les venda el país otra vez).

Solo ofrece oportunidades a veces, en algunos lugares y sin seguridad, por los propios ciclos económicos y por qué está destinado a terminar fracasando, ya que no se puede sostener un crecimiento en un planeta limitado.

Personalmente estoy dispuesto a hacer muchos sacrificios si eso sirviera para que todo el mundo pueda vivir dignamente (soy Ingeniero Industrial y tengo la vida resuelta). Las posibilidades de un socialismo tecnológico son mucho más potentes que el libre mercado, porque los objetivos son a mayor plazo y de mayor grandeza que el consumo, además de compatibles con el desarrollo a largo plazo.

Y por cierto, Venezuela y Argentina siguen siendo capitalistas y están lejos de poderse llamar socialistas, recaudar impuestos o tener alguna empresa pública no es suficiente, es el centro económico.

Saludos, y recuerda, vota a la derecha para que recuperemos una colonia 😉

LuisLuis

Según MiguelCM “…los homeópatas que lo único que hacen bien es dar una suerte de medicina preventiva…” Sí una medicina muy efectiva, como el cordoncito bendecido en la iglesia el día de San Blas que se pone de collar, la herradura en la puerta o la pata de conejo en el bolsillo. Por cierto Boiron, la multinacional de la homeopatía ¿no es malvada?
Vaya “inginiero” de ocho pesetas. Dios nos libre de tu “ingenio”

MiguelCMMiguelCM

Me vuelvo a citar:
“una SUERTE de medicina preventiva”.

El tiempo que pueden dedicar, homeópatas y naturalista varios con el paciente es mucho mayor que el que puede dedicar el médico de cabecera, y a la vez que “tratan” ( los homeópatas no hacen eso, los neurópatas tal vez si pueden tratar cosas leves con plantas) intentan cambiar los hábitos alimenticios y de salud de la persona, y la posible mejora de salud viene por un mejor cuidado personal. De ahí que hable de una especie de medicina preventiva. Por eso los pacientes sienten un trato más personalizado y que se evita la enfermedad en vez de curarla una vez aparece, y esa es la única cosa que estén haciendo mejor. Ahora habría que discutir cuántos de esos individuos son capaces de dar buenos consejos, porque seguro que muchos crean otros problemas nuevos.

Lo que está claro que es una cuestión de dotar de más recursos al sistema sanitario para que pueda afrontar una medicina preventiva y primaria de mayor calidad.

Yo no soy un maleducado como usted (Luis),no sé si habrás visto que mi comentario tiene fundamento. A mí tampoco me gusta todo el tinglado de la medicina natural, pero eso no puede sesgar la realidad.
Saludos!

MiguelCMMiguelCM

Perdona no vi la parte sobre la multinacional homeópata.

Las multinacionales en general, al tener como primer objetivo la ganancia económica llegan a hacer cosas muy perversas. Así que muy posiblemente también lo sea y más aún en un sector como la homeopatía que parte de un engaño, los principios de esa gente tienen que ser basura.
En favor de las farmacéuticas está que sus productos son reales y por lo tanto efectivos de verdad. Está claro que en ese plano no se pueden comparar unas con otras y su existencia estafadora desde la base (las homeópatas) hace que sean perversas desde su creación.
Lo que seguramente el capital o el poder de esa multinacional homeópata es ridículo en comparación con el de las farmacéuticas establecidas, así que tienen menos poder.

Una cosa no quita la otra…

Saludos!

busgosubusgosu

Todo sistema social que se gestiona por capitales es capitalista, el socialismo, el comunismo, el liberalismo son solo variantes.

MiguelCMMiguelCM

Socialismo y Comunismo, que son muy parecidos, son sistemas económicos distintos al capitalismo.

Tal vez en el imaginario o en el significado de la palabra actual, según lo que han hecho los llamados partidos políticos Socialdemócratas, el socialismo se percibe como una variante del capitalismo.

Pero esa no es la realidad, ya que justamente se cambian las raíces del capitalismo, con la colectivización de los grandes medios de producción y con el fin de las clases. Posibilitando la gestión común de la economía y de los objetivos de la sociedad. No son variantes del capitalismo, son otro sistema económico distinto.

En cambio el liberalismo, el neoliberalismo, el social liberalismo incluso el falangismo (éste último controla la economía pero manteniendo una economía de mercado y las clases sociales (es decir, grandes capitales y acumulación)) sí que son variantes del capitalismo.

busgosubusgosu

Todo sistema económico es capitalista porque se base en valores materiales

La gente que hace las cosas para obtener un valor es capitalista, luego si la hormiga es capitalista el hormiguero es el capitalismo.

JulesJules

El “agronegocio ó agroindustria” como bien se podría llamar, no es exclusivo de los productos OMG. Las semillas tradicionales también pagan patentes y demás. Al final el trabajo que se realiza para conseguir mejores resultados (más eficiencia en la producción, o más tamaño en el producto o cualquier finalidad que se tenga en mente) conlleva un proceso que cuesta dinero.

Las empresas que se dedican a un sector quieren ganar dinero con su trabajo (porque el que no cobra por un trabajo no lo va a hacer como medio de vida), y el agricultor las ventajas de esos avances. Si el agricultor no quiere pagar esas ventajas podrá no hacerlo no comprando esas semillas y comprando otras o guardando las que tenga, pero igual que si yo me compro un programa de ordenador con licencia para un usuario no puedo instalarlo para quince (porque así lo estipulan los términos de uso), si compro semillas que ya sé que no germinan pues no me puedo quejar porque las he comprado con otro objetivo.

Pero vamos, al final esto es lo de siempre, el agricultor que vea que le compensa y saca más rendimiento/dinero usará eso que le de una ventaja o un extra, y el que no, pues usará otra cosa. Y las empresas quieren ganar dinero, que para eso trabajan e investigan.

Y como último apunte/reflexión, si lo que mola y lo que lo petaría es hacer semillas cojonudérrimas que germinasen generación tras generación… ¿pues por qué nadie lo ha hecho…? (Es una pregunta reflexiva)

jmmulet

Creo que aquí queda claro que nunca has pisado un campo. A ver, la agricultura no-OGM es gratis? Pues también es un modelo de negocio. De hecho las semillas tabién están registradas, y se compran cada año. ¿oiste hablar de las variedades híbridas? Pues eso.

Y el paquete tecnológico no existe en agricultura (salvo que utilices productos de Apple).

futuramafuturama

Estimado JM
Sé que hablas desde absoluto conocimiento de lo que se refiere al campo de conocimiento del que eres experto. Pero tú, y el autor del artículo entre otros, abusáis del principio de autoridad y caéis en un falso dilema: o cultivo libre de transgénicos o todos prohibidos.
El abuso de autoridad lo veo en que no exite un único motivo para estar en contra del cultívo libre de algunos transgénicos. Incluso su prohibición. Por ejemplo el desarrollar una planta que sea muy resistente a los herbicidas. En mi opinión esto sería un gravisimo problema de contaminación de acuíferos. Por que está claro el abuso que se va a provocar.
Creo que en este tipo de discusiones, son otros los que tienen una autoridad sobre el tema.

Por otro lado la polarización que estais provocando no es buena. Y es poco “científica”. Creo que es innegable que existen OMG peligrosos. Por ejemplo un organismo que produzca una vacuna no puede soltarse a la naturaleza o permitir su libre distribución. Por lo tanto algunos OMG sí son peligrosos.
Si te preguntan “son peligrosos los transgénicos?” la respuesta rápida intuitiva seguro que es “No”, yo creo que debería de ser “cual de ellos?”

PD: siento la chapa

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

Pues no se si te has enterado que los OGM son los productos que más certificaciones y pruebas tienen que pasar precisamente para evitar que no representen ningún peligro ni para la diversidad biológica ni para la alimentación.

En cuanto a la contaminación de acuíferos, ya es responsabilidad de los agricultores que tampoco es que quieran gastar en herbicida extra si ya conocen la cantidad que sus cultivos necesitan, no de la tecnología transgénica. Esta última sólo asegura que no haya pérdidas por que el cultivo mismo se haya visto afectado por el herbicida.

Y el problema no es que Mulet polarice la discusión. Es que para los antitransgénicos, los transgénicos son el diablo y punto, ya no saben ni qué inventarse para mantener su postura.

Offler

Los cuchillos son armas blancas, capaces de causar muerte de forma eficaz y sin dejar evidencias como las de las marcas de balística. A lo largo de la historia son numerosos los asesinatos documentados utilizando tan terrible arma … y sin embargo también sirven para pelar patatas , comer un entrecot, cortar el cinturón de una persona que está atrapada tras un accidente de tráfico o tallar una muñeca para una niña con un trozo de madera encontrado en el bosque. Jamás oí que se planteara la prohibición de los cuchillos por la posibilidad de que se pudiera matar con ellos.

Creo que cuando se fletaban galeones en la ruta de las especias, ya se explotaban plantaciones en la otra punta del mundo para favorecer el consumismo occidental a través de poderosas sociedades influentes que nunca pisaron el campo. Agronegocio sin transgénicos. Pero nunca oí que se debieran de prohibir los barcos porque favorecían el negocio de esas sociedades.

No soy agricultor, pero no creo que nadie me pueda obllgar a utilizar una determinada semilla. Otra cosa es que a mi me interese una semilla porque me va a dar más rendimiento, o no va a sufrir una plaga, y el que me la venda me diga “Vale, yo te vendo esta semilla especial en la que he invertido mucho, pero si quieres esta tiene unas condiciones”. Estoy seguro de que si no sale a cuenta seguiré usando tu semilla “ancestral” y usando tus técnicas “ancestrales”

Claro, lo que no vale es que venga una plaga, se te muera la cosecha, tu vecino venda y tu no, y te cagues en el capitalismo depredador. Si tu vecino no usara esa semilla ese año no comíais ni tú, ni él, pero tú preferirías un capitalismo en el que cuando la cosecha es mala todos pasasen hambre.

AlfonAlfon

Y vuelta, ahora resulta que debemos huir de la tecnología que tantos siglos llevamos modernizando para mejorar nuestras vidas y volver a las técnicas “ancestrales” para obtener cosechas no rentables y vulnerables a plagas porque las malvadas megacorporaciones quieren que paguemos por sus productos (¿A tí te regalan el pan en el mercado o qué?)…
Oh qué malas son! Todos los días veo manifestaciones en las puertas de Apple porque los Iphone son ladrillos del capitalismo depredador que pretende imponernos la facilidad de comunicación entre personas! ¬¬
Ya está bien de hipocresía, que sí que es depredadora y destructiva.
Tira tu PC o smartphone, sal de casa corriendo en pelotas hasta que encuentres una cueva húmeda en la que dormir, caza un conejo supereconatural para cenar y muérete esa misma noche por los parásitos. CAPULLO. xDDDDD

busgosubusgosu

La critica es contra el capitalismo y el rumbo que induce a la humanidad, no contra el desarrollo de herramientas y conocimientos que han facilitado la vida humana.

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

¡¿Perdón?! Si la crítica realmente fuera contra la praxis industrial casi que no habría problema porque dicha praxis puede ser cuestionable, que ni siquiera es el caso por que no ha habido ningún caso por intoxicación ni ningún “agricultor obligado” como no paran de argumentar, con la única excepción del agricultor canadiense que ciertamente queda como un precedente a favor de los agricultores.

Ni siquiera hay una verdadera argumentación contra la tecnología en sí misma, simplemente la transgénesis es el diablo porque se les hinchan los cojones a los antitransgénicos y las empresas que buscan ganar dinero son el diablo porque se les hinchan los cojones a los pro-homeopatía, a los antitransgénicos, etc.

Y ya que hablas de capitalismo, qué curioso que el país más rico del mundo sea capitalista, algunos de los que tienen mayor índice de igualdad sean capitalistas sociales (Nueva Zelanda, Noruega) y que algunos de los más pobres y con las dictaduras más recalcitrantes sean comunistas (Corea del Norte, Venezuela). No se, si me preguntas qué sistema socioeconómico ha traído históricamente más riqueza a más población y me pones como opciones al comunismo y al capitalismo, creo que la respuesta es obvia (siempre que no sea un capitalismo radical, claro).

busgosubusgosu

Miguel Espinosa, lea esto por favor

TEOREMA DE GINSBERG

1. Usted no puede ganar.
2. Tampoco puede empatar.
3. Ni siquiera puede abandonar el juego.

COMENTARIO DE FREEMAN SOBRE EL TEOREMA DE GINSBERG

Cualquier filosofía importante que intente dar un sentido a la vida se fundamenta en la negación de una parte del Teorema de Ginsberg. Por ejemplo:

1. El capitalismo se fundamenta en la suposición de que usted puede ganar. ( Añado que cualquier tecnología que tenga como fin, ganar, esta dentro de la misma filosofía que el capitalismo)
2. El socialismo se fundamenta en la suposición de que usted puede empatar.
3. El misticismo se fundamenta en la suposición de que usted puede abandonar el juego.

El teorema de GINSBERG se extrae de les leyes de termodinámica, que son estas:
http://www.taringa.net/posts/info/92...ummies.html

La realidad de mundo no es la ilusión de los hombres.

antonioantonio

El que sean transgenicas las hace mas resistentes a ciertas plagas, pero a la vez mas vulnerables. Son un cuello de botella, y va a provocar que las plagas ganen resistencia. En un determinado momento si una plaga puede con una variedad, causara mas daño.

El profe de Química

Por favor recuerda que la simple agricultura nos da de comer…..si tenemos para pagar los alimentos. La ley de la oferta y la demanda es como la Entropia: inevitable.

Guardar semillas para la siguiente temporada vale si vives en una aldea medieval o en sociedades actuales subdesarrolladas (tampoco vale ir en mula de un sitio a otro o vivir sin agua corriente o llamar al chamás si estamos enfermos)

AlejandroAlejandro

La ultima reflexión me ha parecido la más interesante, pues me reconozco en lo de llueve sobre mojado. Propongo un reto atrevido ¿Existen voces autorizadas en contra de los trasgenicos? O incluso si momentáneamente nos pusieramos del otro lado (el antitransgenico) , ¿Cuales son los puntos flacos reales del uso de Trasgenicos? ¿Con que estudios fiables y contrastados cuentan los antitransgenicos?

El profe de Química

No hay estudios serios que demestren peligros importantes, tan sólo opiniones sacadas de datos sesgados o poco rigurosos (¿hay algún estudio serio que demestre la peligrosidad de los aviones y los chem-trails? esto es algo parecido).

RoberRober

Sobre el último comentario…
Tras unas cuantas discursiones con antitrasngénicos, el único punto “flaco” tiene más que ver con el modelo de agricultura que no proporciona seguridad alimenticia a todo el mundo y un mal reparto de los alimentos que con otra cosa. Es decir, “perpetúa un sistema caduco y poco democrático…blablabla”, pero eso seguiría así sin transgénicos, ergo…

Eso desde mi experiencia propia, no sé otra gente que opinará.

antonioantonio

El problema es la demografia, no la capacidad de produccion de alimentos.
La seguridad la da la variedad no el monocultivo

alb.alb.

Un pequeño apunte. No es cierto que ahora haya mas hambre en el mundo… de hecho el hambre en el mundo se esta reduciendo:
Informe de la FAO 2014

Según la FAO actualmente hay 800 millones de personas sufren hambre crónica, hace una década eran 950millones.
Cada vez hay menos gente que pasa hambre, a pesar de que cada vez somos mas.

Obviamente todavia queda mucho camino por recorrer en la lucha contra el hambre, pero vamos avanzando.

Juan RJuan R

Hola, a mi también me parece interesante tu reflexión sobre el “llover sobre mojado”. Es de verdad lo que más me ha sorprendido de todo lo que has contado. Ya que desde el principio del post era predecible todo lo que has puesto, todo. Si uno frecuenta algunos sitios de divulgación …. al poco está claro que queda poca capacidad de sorpresa. Pero reconozco que en este caso, esa idea o reflexión que expresas, llueve sobre mojado en la divulgación … es la más interesante que has lanzado en mucho tiempo.
Y es que la actitud que está tomando esta nuestra sociedad del SXXI con respecto a determinados temas (muchos de contenido científico o que implican avances científicos) es peligroso, casi religioso. El personal se muestra dogmático, seguidor del líder y sin admitir una cosa imprescindible, la discusión. Justo la discusión era lo que tú buscabas en esa charla (¿o no?), y lo digo en el sentido de un intercambio serio y respetuoso de información, datos y argumentos sobre los que apoyar las actitudes e ideas. Aunque llevabas tu prejuicio (andaaa, di que siiii), basado en tu conocimiento previo del tema, vale, pero el prejuicio lo hace en tu caso la actitud con la que llegaste, no a escuchar o intentar entender algo de lo que se pretendía comunicar… sino a aplastar con tus argumentos adquiridos aquí y allí en los blogs de los que tú sigues y no discutes. Ellos tampoco estaban dispuestos a que les apareciera allí alguien a discutir, solo pretendían adoctrinar bajo la piel pseudocientífica de dar la charla en una facultad etc. Y así funciona todo este tinglao de la divulgación y las charlas solo para “iniciados”.

Como dice Ortega y Gasset, el que discute debe estar dispuesto a cambiar de opinión si los argumentos del opuesto son coherentes y se ajustan a la verdad (¿qué verdad? cabría preguntarse, también en el sentido filosófico orteguiano, del “yo y las circunstancias”). Ortega y Gasset explica en esas páginas que en una discusión si alguien no se atiene a la razón y la verdad y si ninguno de los que participan están dispuestos a cambiar de opinión desde el principio, eso se llama barbarie. No digo que en tu caso de la charla del otro día, los otros llevasen toda la razón, ni siquiera la gran parte… posiblemente con suerte una pequeña parte o un pequeño dato (lo reconozco, también tengo mi sesgo y creo que este personal anti-todo está muy pasado…y pesado)

Quizás tiene mucho sentido la propuesta que ha hecho Alejandro, saber ponerse a pensar con los argumentos del otro lado y determinar si algo te convence.
En ciencia, estamos acostumbrados a discutir e incluso a cambiar de opinión cuando los trabajos que se publican son tan buenos y muestran datos tan claros que contradicen la idea que estaba establecida y aprendemos a entender las cosas y hacerlas de forma diferente según avances. Pero ¿pasa esto en los sitios de divulgación científica si solo participan los followers? . Y si alguien llega con argumentos que contradicen o pretenden razonar contra las ideas que se exponen (porque apenas hay debate) se trata como… a ti te trataron en esa charla de transgénicos, tú allí eras un troll, pero no virtual (en la red), eras real.
Te lo digo yo, si llegas a un blog donde hay una entrada en la que consideras que puedes aportar algo a la discusión (normalmente no se discute, salvo interesantes excepciones), y te atreves… de inmediato recibes el trato que te dieron a ti los anti-trantrantran.
Antes se hablaba de emboscadas científicas pero era en sentido estricto, el personal no estaba avisado de qué iba a pasar o quién iba a aparecer allí a hablar de qué… ahora todo muy mediatizado, solo aparecen los followers…. llueve sobre mojado.
¿Quizás hay que replantearse un nuevo modelo de divulgación científica?. Incluso cuando reconozco que últimamente se está ampliando la participación en eventos de más científicos y divulgadores, hasta hace poco el cartel de los diferentes eventos (en Bilbao, Granada, Sevilla etc…) estaba compuesto en el 80% por los mismos (y ahí están los datos). Entonces, ¿esto es como una gira de estrellas del rock?. ¿Si no canta fulano no vamos al concierto?.
La otra cuestión sería ¿Hay autocrítica sobre los modelos actuales de divulgación? también dando un paseo por el abanico de ofertas la respuesta es no. La actitud de un divulgador con otro (ambos consagrados, claro) suele ser corporativista… poca o nula crítica y mucha cremita… Un ejemplo paradigmático fue “órbita laika”, donde se cerró filas en defensa incluso cuando algunos admitieron sotto voce que tenía sus cosas criticables pero que bla bla bla y aquello era excelente. Excelente para los mismos de siempre… y casi se levantaban en armas si aparecía una crítica, estructurada y razonada contra algún momento del programa… ¿Llueve sobre mojado?
Si, estimado Arturo, tu experiencia con los anti-trantrantran creo que te puede hacer reflexionar sobre cómo te sentiste (troll) y ¿porqué?. Y si en la divulgación actual ….ya sabes, llueve sobre followers.
salud y ánimo, que muchas cosas se están haciendo bien, a pesar de que la actitud no siempre es la correcta.

Offler

A mi no me vale lo de que “hay que dar cabida a todas las opiniones”. Eso para el local de la asociación de vecinos, pues vale, pero una Universidad tendrá que dar cabida a todas las opiniones que demuestren una cierta veracidad , porque si no juega con un activo importante que es el prestigio.

No sé si puedo yo sacar la teoría de que las universidades son centros de desinformación manipulados por una organización secreta a nivel mundial que persigue la regresión de la sociedad en favor de una élite intelectual que nos controla globalmente gracias a las vibraciones etéreas que emanan de los enchufes mientras dormimos, desde una remota pirámide oculta bajo una montaña en la que confluyen las líneas energéticas de 5 universos paralelos … y pedir una sala de juntas para que me dejen explicar mi teoría, que después de todo es una opinión tan demostrable como otras.

Aprovecho para saludar la aparición de un portavoz de Monsanto en esta web, lo cual por un lado es genial y por otro será la confirmación conspiranoica de que la pérfida corporación está detrás de las campañas a favor de los transgenicos.

OrbatosOrbatos

Por surrealista que parezca, se ha malinterpretado mi primer comentario XD

No don Galbi no, mi pregunta es si los “antitransgénicos” en alguna ocasión han pisado un campo de verdad. Si saben lo que le cuesta en realidad al “payes” sacar adelante una cosecha, venderla y ganar lo suficiente para tener una vida digna.

Lo digo, porque la idea bucolica y pastoril de un rudo y honrado agricultor que se levanta de buena mañana, arroja las semillas en un “bancal natural” y espera alegremente la cosecha mientras los animalitos del bosque, en armonía con la naturaleza se comen las malas hierbas.

La realidad es muy diferente, dura, desagradable y esa no sale en esas proclamas “naturalistas”.

Los agricultores no plantan para que sus chakras entren en comunión con la madre Gaia, lo hacen para ganar dinero y vivir de ello. Si conoce alguien a un agricultor que se dedique a un trabajo tan duro, desagradecido y con tantas incertidumbres como la agricultura sin esperar ganar dinero, o es que le sobra o no durará mucho.

Y la realidad que nos contará cualquier agricultor, es que la famosa “agricultura ecológica” no aguanta media hora sin unas abundantes subvenciones, y que incluso con esas subvenciones resulta que la cosecha es tan cara, que hay que venderla en el extranjero.

Cuando vea a uno de esos “naturalistas” que me venga con datos objetivos que demuestren sus afirmaciones me los tomaré en serio, porque algunos por aquí somos de esos malvados reaccionarios radicales y todo eso, que si no ven las pruebas de una afirmación no se la creen.

Y cuando digo pruebas, quiero decir pruebas reales contrastadas. Las “opiniones” de presuntos “expertos” no tienen ninguna validez sin datos que las respalden. El científico de mas prestigio que pueda imaginar puede afirmar lo que quiera, pero mucha gente le pedirá pruebas de sus afirmaciones.

Hay que ver que mala es la gente

El profe de Química

Llevas toda la razón:
Yo soy más de puebloque las amapolas y cuando vine a estudiar a Madrid me di cuenta -opinion que aún hoy mantengo corregida y aumentada- que la mayoría de los bucólico-ecologistas naturalistas en su vida han trabajado en el campo de sol a sol llenos de polvo, comidos por los mosquitos y parando a comer media hora. Yo lo hacía en los vacaciones d ela Facultad y cuando volvía tenia que oir cosas cómo ¿vendimiar es eso de ir a coger uvas con una cesta? ¿genial1 coger azafrán debe ser muy bonito, con esas flores tan preciosas!…..en fin el abuelo Cebolleta.

NURNUR

Buenas, llego a esta web por la referencia que se hace en un libro sobre divulgación científica de Mulet y otros dos compañeros dónde hay gran cantidad de ejemplos de su opinión sobre los transgénicos a pesar de no ser el tema del libro. Me agrada encontrar profesores de Universidad que trabajan en el lado protransgénicos de forma libre y supongo sin influencia externas. Lo que no me agrada tanto son los argumentos con los que se atacan a los antitransgénicos y viceversa. Os estáis poniendo ambos lados al mismo nivel cuando utilizáis vocablos como “ecologuays” (de Mulet), vendedores de falsedades (Arturo Quirantes), o se alude al cuajo de una conferenciante (Arturo Quirantes). Lamento decir que, en mi humilde opinión de iniciada en el tema transgénicos, eso no dice mucho en vuestro favor. Defenderse con ataques así os desacredita. Además enfadarse por la sala que les dan o llamar la atención por una “a” que falta en un título (que tiene toda la pinta de ser una errata) suena más a pataleta de niño que a científico profesional. Hace parecer que estáis nerviosos y enfadados y a nadie le gusta ponerse del lado de alguien que se sale fuera de tono. Tampoco ayudan a la divulgación científica las reducciones al absurdo cuando son evidentemente absurdas pero se salen de contexto y tienen consecuencias diferentes. Como cuando el autor dice
“Es como si yo fuese Supermán y la única forma que tiene el alcalde de acabar con mis enemigos es bombardear el pueblo. ¿De quién es la culpa, mía o del tío que lanza las bombas?” en este caso cuesta más entender el ejemplo de Arturo que el hecho en sí, que es que el agricultor está abusando del glifosato y eso no es culpa del producto sino de un mal uso.
Por otro lado, quería ahondar en el tema que le preocupa a Arturo en los últimos párrafos sobre la audiencia de un bando y del otro o de este blog o de aquel encuentro. Que conste que he dicho que soy iniciada en estos temas y me estoy informando tanto de un lado como del otro por activa y por pasiva. Por eso he leído tu artículo y todos los comentarios que le han seguido. En mi opinión, la cuestión pasa porque los científicos os aclaréis en vuestra gran mayoría y así lo transmitáis. Hace no muchos años, tras licenciarme en ciencias ambientales y cursar el certificado de aptitud pedagógica en un instituto del centro de Sevilla (año 2003) hice las prácticas con un profesor de biología (profesor, no científico) que defendía que el cambio climático era algo cíclico y para nada relacionado con la actividad humana. Y así se lo enseñaba a los chavales. Ahora según un dato del libro de Mulet y compañeros “Estrategias de divulgación científica” el 97% de los científicos del clima lo achacan a las actividades del hombre. Quiero decir que cuando la opinión científica esté claramente posicionada y así lo transmita a la sociedad, los ciudadanos con un retraso de varios años nos posicionaremos. Pero como siempre, los científicos sois la vanguardia y hasta que no pasen ciertos años no triunfará una postura u otra. Si tenéis la razón el tiempo lo dirá con vuestro trabajo y esfuerzo en divulgación, pero por favor, no con difamaciones ni pataletas. Eso no da buena imagen. Solo os baja al mismo nivel de lo que criticáis.

ManuelManuel

Aquí se habla de información, no de opinión. El cambio climático de origen antropogénico, la inocuidad de los transgénicos o la ineficacia de la homeopatía son un hecho y las afirmaciones de los profesores no son en vano. Si vas años por detrás entiendo que no realizas tu trabajo con responsabilidad pues debes enseñar conocimientos actuales. Los disquetes ya no se usan.

Hector TillaHector Tilla

Estoy totalmente de acuerdo con NUR. Era una sensación que llevaba tiempo sintiendo, sobretodo después de leer a Mullet. Los científicos que desacreditan con insultos a los que tienen una opinión distinta de la suya creo que lo hacen porque necesitan alimentar su EGO. Expresar una idea con brillantez, humildad y cortesía, estando además avalada por alguien con un perfil científico- técnico gana más adeptos a esa idea que el que sea idea se defienda con insultos porque ante mis ojos esa persona es un cateto por muchos títulos que cuelguen de su pared.

Víctor Guisado

Arturo, sobre lo de “convertir a conversos” tienes toda la razón. Yo también he observado el mismo problema en Facebook, por ejemplo, y en la vida cotidiana, pero me gustaría hacer una aclaración porque creo que hay una importante diferencia. Yo no me aíslo, al igual que muchos de mis amigos y contactos y amigos tampoco se aíslan: siempre estamos dispuestos a la discusión (en el sentido en el que todos entendemos aquí una discusión) y buscando que pongan a prueba nuestras “certezas” y conocimientos, en cambio, “ellos” (anti-transgénicos, anti-vacunas, anti-antenas, personas que creen que las estelas de condensación son chemtrails…) eluden siempre la discusión y procuran activamente no percibir nada que pueda hacerles dudar. Evitan la duda como un vampiro el sol, y eso crea la situación que describes en tu crónica. Esto que acabo de decir no es más que una caricatura, obviamente, una simplificación extrema de la realidad. Es de esperar que en realidad haya personas con diferentes grados de convencimiento y supongo que tenemos que ver nuestro trabajo de divulgación como un trabajo de frontera: donde actúa más eficazmente no es en el núcleo duro del grupo sino en las regiones más externas, donde orbitan personas que ya de por sí tienen dudas y están débilmente ligados a los responsables de la ideología. Y también trabajo de frontera por otro importante detalle: si no existieran páginas web como Naukas, se perdería un importante punto de referencia gracias al cual muchos jóvenes que van dejando atrás la infancia y entran en la edad adulta pueden contrastar unos argumentos y otros. Así que no hay que tirar la toalla, a pesar de que a veces parezca que vivimos en compartimentos estancos. ¡Un saludo!

J.DIazJ.DIaz

No se preocupen, cuando se apruebe a escondidas el TTIP, ya no habra problema, simpkemnt eno sabremos si son o no son o si tineen o no tienen.
A la felicidad por la ignorancia.

busgosubusgosu

Estás creyendo que hay alguien que tiene poder para implantar normativas de obligado cumplimiento.
La oposición o la aceptación de poderes que ordenan, suponen la creencia en ellos, y por ende la materialización de su existencia.

En realidad no hay dios o dioses en el cielo, en la tierra, o en la sobra, solo habitan en las creencias de los hombres.

El concepto de poder es una ilusión de los hombres, el poder no tienen existencia en el funcionamiento de la realidad universal.

DarylDaryl

Patético, Plantear un debate sobre transgénicos y salud y centrarlo solo en los vegetales y la agricultura, huyendo de los medicamentos.

Más bien es asqueroso y un insulto para todos. Saben de sobra de la necesidad de los transgénicos por eso lo esquivan cuando estos se usan para desarrollar medicamentos. ¿Es muy malo una mazorca de maiz que comere una vez procesada -margarinaa, aceite, harina- pero no puedo hablan del OGM que me inyecto directamente todos los dias en forma de insulina? Obviamente no.

Y cuando eres diabético o tienen un cancer te importa un carajo si es OGM o no. Solo quieres que funcione y puñetera la gracia te hace el que venga un ejército de fantasmas cínicos perorando sobre los “peligros a la salud” de los OGM y aboguen en contra de las investigaciones con OGM,

Usan a los ayuntamientos de forma cobarde y torticera. Si prohiben la plantación de transgénicos, más bien con la cinica hipocrecia de “zona libre de transgénicos” que lo hagan en serio y prohiban TODOS los productos, empezando por los piensos de los ganaderos o las levaduras de los panaderos. ¿solo el campo? ¿Y el resto que?. Hay que ser consecuente ¿o vamos a seguir con los viejos usos de explotación colonial? ¿Como sino se llamaria la práctica de “No quiero plantar OGM en mi TIERRA pero me beneficio, en forma de camisetas, piensos, billetes, de los que si plantan en otros paises más pobres y/o lejanos”?

Y el “principio de precaución” es la forma sutil del más rancio TOTALITARISMO Y FANATISMO aplicado a la ciencia. Es la vieja receta de PROHIBIDO INVESTIGAR o del hispánico “QUE INVENTEN OTROS”.

Si desde una opción religiosa te opones a la investigación con células madre porque consideras que todo ovulo fecundado es vida te acusan de integrista, facha, anticiencia, cavernicola, inquisitorial y mil cosas más. Ahora bien si lo sueltas diciendo “principio de precaución” para que no surjan seres con brazos en la cabeza entonces eres un”fashion guay” preocupado por la salud.

Y en fondo usan las mismas armas porque mucho “hay que investigar más” o mucho “principio de precaución” pero los investigadores, incluidas empresas, se tienen que largar hartas de que quemen los campos de prueba o de las campañas en su contra, retirada de fondos incluida, cuando hacen publicas sus investigaciones.

LauraLaura

He leído las cuatro primeras frases y he tenido que parar ahí para echarme una carcajada, tomar aliento y escribir:

Qué grande eres, Quirantes.

Ahora que me he quedado a gusto voy a leer el resto del artículo y los comentarios.

Carlos Quintana

Excelente artículo.
Una aclaración sobre lo de “a Mulet lo echaron de Argentina”.
Leyendo al propio Mulet, resulta que desde Argentina lo invitaron, y se fue cuando quiso, aun cuando muchos quisieramos que se quede más. Las amenazas impidieron una conferencia, no su estancia.
En Argentina somos mas lo que lo leemos que los pocos insensatos que lo amenazaron.

CARLOS Q.

Dolores PérezDolores Pérez

Yo estuve allí y para nada comparto tu análisis. Ni una sola línea. Creo que la charla fue estupenda y además me abrió a conocimientos técnicos y científicos muy diferentes a los tuyos. De hecho a partir de ahí he estudiado mucho y he encontrado gran cantidad de publicaciones de personas de muchísimo prestigio en el ámbito académico que defienden lo que allí se planteó.
La Universidad debe ser un espacio de reflexión crítica, y eso es lo que fue ese día.
Gracias a la PALT por aguantar estoicamente estos ataques que rallan la falta de respeto

Responde a jmmulet

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Cancelar