Comunicado sobre el reconocimiento oficial de la Astrofísica Alternativa

Astrofísica alternativa, también conocida como astrología

Acabo de recibir esta iniciativa por parte de un grupo de catedráticos de astrofísica de España que, de momento, desea mantenerse en el anonimato. Como miembro de la comunidad científica española, acepto el encargo de hacerlo público. Sé que puede resultar extraño que un científico físico se haga eco de este llamamiento, pero creo que esta iniciativa es sincera y merece nuestra atención. Ruego la máxima difusión. Gracias.

A lo largo de los siglos, los astrólogos examinaban el cielo para desentrañar los misterios de la naturaleza y adaptarla a las actividades del hombre, siguiendo una serie de protocolos no muy diferentes a los de la ciencia actual. Se trata de una actividad milenaria que intenta desentrañar los secretos del Cosmos desde la misma existencia del Hombre.

Durante todo ese tiempo, la ciencia ahora considerada oficial se ha nutrido del conocimiento de la astrología: Tycho Brahe, Kepler, Moss o el propio Newton se reconocieron públicamente como astrólogos antes que como astrónomos. Aztecas y mayas se basaron en la astrología para confeccionar calendarios y realizar predicciones planetarias que rivalizan en precisión con las de la ciencia actual. El científico norteamericano Carl Sagan, a menudo etiquetado como escéptico, nos narra la experiencia de nuestros antepasados:

El Sol y las estrellas controlaban las estaciones, los alimentos, el calor. La Luna controlaba las mareas, los ciclos de vida de muchos animales, y quizás el período menstrual (La raíz de la palabra ‘Luna’) humano -de central importancia para una especie apasionada, dedicada intensamente a tener hijos- . Nuestros antepasados nómadas debieron sentir cierta afinidad por los planetas… si todos los demás cuerpos del cielo ejercían un efecto real sobre la vida humana, ¿qué influencia tendrían los planetas sobre nosotros?” (Cosmos, capítulo III).

Pese a tener un trasfondo social e histórico superior al de cualquier otra disciplina del saber humano, la ciencia oficial, pretendiendo tener todas las respuestas de un modo incontestable, ha relegado la práctica de la astrología a apenas un entretenimiento de mentes débiles que no hay que tomar en consideración.

Y sin embargo, y pese a tales pretensiones, la astrología continúa formando parte de las creencias para una gran parte de la población. Los cambios introducidos en nuestra sociedad (emigraciones, nueva configuración social, ruptura de las creencias y valores establecidos, acceso a otras formas de cultura) ha generado una demanda por parte de innumerables personas que recurren a las predicciones astrológicas cuando la ciencia oficial se muestra incapaz de responder a sus interrogantes. A veces caen en manos de charlatanes que hacen un doble perjuicio a la credibilidad de la astrología y a la reputación e imagen de los buenos y preparados profesionales.

En pleno siglo de la ciencia y del culto a la tecnología, el número de creyentes en la astrología supera al número de estudiantes de ciencias de todas las universidades del mundo. Hay más creyentes en la astrología que científicos en nuestra sociedad. Ese dato por sí solo debería abrirnos los ojos a la necesidad de regular, tanto a nivel nacional como comunitario, una actividad cuya repercusión social es innegable. Los creyentes en técnicas astrológicas crecen en importancia en Occidente, y reclaman la atención y el reconocimiento oficial de una ciencia que responde a una demanda social.

Creemos firmemente que una regulación de las actividades astrológicas en todas sus vertientes (cartas astrales, consultas telefónicas, horóscopos, asesoramiento energético, etc.) sería beneficioso para la sociedad. Valoramos muy positivamente la reciente propuesta por parte de la Universidad de Zaragoza-Girona para la creación de una Cátedra de Astrología y Astronomía, que esperamos llegue a buen término. En dicha Cátedra se incluirán estudios de investigación astrológica, confección de horóscopos homologados, cursos de formación continuada para profesionales, concesión de premios y becas, documentos, eventos y acciones de divulgación que permita acercar estas técnicas a la sociedad y a los profesionales.

A tenor de lo anteriormente expuesto, el recientemente creado Grupo de Astrofísica Oficial y Alternativa (GAOA), en atención a las necesidades de regulación oficial de las técnicas astrológicas, acuerda por unanimidad y hace público el siguiente

COMUNICADO SOBRE EL RECONOCIMIENTO DEL EJERCICIO DE LA ASTROLOGÍA COMO ACTIVIDAD CIENTÍFICA

Es una realidad social la progresiva implantación de la Astrología como método de estudio alternativo del Universo y el Cosmos, pero, con excesiva frecuencia, realizada por charlatanes o personas sin ninguna, o en el mejor de los casos, una mínima formación técnica.

El GAOA asume el papel que le corresponde en defensa de la sociedad y de la salud de los ciudadanos, partiendo de la premisa fundamental de que toda actividad de investigación natural, convencional o no, es en sí misma una ACTIVIDAD CIENTÍFICA que precisa de una investigación previa, un estudio teórico y una aplicación de la misma, y que debe ser realizada, necesaria y obligatoriamente, por una persona cualificada y legalmente autorizada para ello. Es decir, un CIENTÍFICO.

Independientemente de sus resultados, todas las actividades realizadas en torno a las creencias astrológicas de una persona son entendidas como actividades científicas. Según la legislación, para realizar una actividad científica es imprescindible un marco de conocimientos acreditado que sólo posee un científico reconocido.

El científico, más concretamente, el astrofísico, está formado en Astrología Tradicional y Moderna, y sólo su DICTAMEN y, dentro de este, un estudio crítico, va a proporcionar al ciudadano la garantía necesaria de un correcto enfoque metodológico, evitando, sobre todo, el error por omisión y la demora en el estudio preciso de los fenómenos naturales que puedan afectarle. Ello en contraposición a las personas que ejercen este tipo de prácticas sin titulación, sin formación suficiente, sin control y sin ninguna garantía.

La Astrología, al igual que otras Ciencias Alternativas, sobre la que persisten “profundas incertidumbres,” aunque aceptada en el acervo científico de muchos países, debe estar sometida a los mismos CRITERIOS ÉTICOS Y CIENTÍFICOS

Conscientes de la necesidad de regulación del ejercicio de este tipo de procedimientos científicos alternativos, consideramos que los Colegios Oficiales de Astrofísicos de cada Comunidad deberían iniciar la creación de Áreas de Conocimiento en estas materias con el fin de establecer un registro de científicos que ejercen en este campo.

Dichas Áreas de Conocimiento deberán definir un baremo de méritos, consensuado y unificado, que tenga validez en toda España. Con esto no se pretende otorgar diplomaturas ni especialidades, sino acreditar el conocimiento de las técnicas alternativas de Astrología Clásica y Moderna y otorgar un Visado Acreditativo.

ANEXO: Referencias y Documentación.

Comunicado de la GAOA sobre el reconocimiento del ejercicio de la Astrología como Actividad Científica (Nota de Prensa)

Informe del Consejo de Europa sobre la situación de la Astronomía no Convenciona en Europa (11 julio 1999)

Astronomía Alternativa y Astrofísica no Convencional (GAOA, Serie de Documentos Especiales, Documento XII)

En estudio la Cátedra Boiron de Investigación, Docencia y Divulgación de la Astrología y Astrofísicas Alternativas (Documentos Universidad de Zarazoga-Girona)

Índice de producción científica en Aragón (435 artículos publicados y 2.483 citas sobre Astrología; Heraldo de Aragón

NOTA FINAL DE ARTURO QUIRANTES. Por si acaso has notado algo extraño en el anterior comunicado: enhorabuena, has acertado. La perorata que acabas de leer es obra mía únicamente y está basada, en ocasiones de forma literal, en el “Comunicado sobre el reconocimiento del ejercicio de la homeopatía como acto médico” de la OMC, así como en otros documentos relacionada con el tema. No existe la GAOA, ni los Colegios de Astrofísicos, ni la Cátedra de Astrología y Astronomía, ni la Universidad de Zaragoza-Girona. Que yo sepa.

8 Comentarios

Participa Suscríbete

malglam

¡Menudo susto! Creía que le habían llevado al lado oscuro… Pero no vaya dando ideas, que ellos solitos ya se apropian de muchas cosas.

AnonymousAnonymous

Menos mal que suelo leerte hasta el final porque ya pensaba que te había mordido un astrólogo

Un saludo
Lepton Tau

Santiago

Por un momento pensé que te habían hackeado la pagina xDDDD.
Muy bueno, aunque le faltaron un par de faltas de ortografia y no separar los párrafos para que parezca algo escrito realmente por un magufo.

César Marcas

Ya me estaba preguntando: ¿Qué reconocimiento va a poder dar un científico a la astrología, a parte de reconocer que por muchos estudios que hagas, todos dicen llegan a la conclusión de que es un fraude? Ya había picado como una trucha…

AnonymousAnonymous

Oh, por dios, lo de la OMC también me da miedo.
Por un momento creí que estabas delirando.
Luego supuse que era un chiste.
Luego me di cuenta de que no es el día de los inocentes ni nada de eso y empecé a asustarme.
Luego leí tu nota al pie.

Andrés Arranz Servicios Fotográficos

Algo me dice que acabas de abrir la caja de los truenos… A ver cuanto tarda algún “espabilado” en copiarte la perorata e intentar hacer que le nombren regulador del mercado de astrólogos-“científicos” o para que se abra la cátedra de astrología cuántica en la universidad de las chimbambas…

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>