Boiron ahora va a por los niños

Homeopatía y niño

Física de película lleva una temporada denunciando, y apoyando a los que denuncian públicamente, todos aquellos intentos por vender pseudociencia (o nocienciaenabsoluto) a peso de oro. Entre otras cosas, hablé sobre la homeopatía. Le he dedicado dos posts. El primero, cuando le di un repaso a cierto blog de farmacia, y la segunda para intentar explicar y alertar sobre la homeopatía.

En estos días he aprendido mucho sobre el mundo de la homeopatía y lo que se mueve detrás. Iba a lanzar una andanada al respecto. Luego pensé en dejarlo para mejor ocasión, que tengo muchas cosas en cartera. Pero no se puede ser bueno. La homeopatía está ampliando sus horizontes, y no solamente vende soluciones (por llamarlas de algún modo) a los adultos … sino que ahora también la están tomando con los niños. Una idea genial: a fin de cuentas, nada mejor que coger a los futuros consumidores a edad temprana.

Algo debí haber sospechado el pasado día 7, cuando vi y tuiteé este bonito cartel que adornaba el escaparate de una farmacia de Granada:

Que majo el enano, ¿verdad? Pues resulta que, después de un fin de semana en el campo, mi Arturito (edad: 10 años) pilla el típico trancazo. Mi esposa se lo lleva a nuestro centro de salud, y lo ve el pediatra … no diré “de toda la vida” pero casi, un tipo amable tirando a encantador. No diré su nombre, ni el de la clínica, por no perjudicarles. Lo interesante del caso es que, tras las recetas de siempre, escribe algo más en el tratamiento. Véanlo aquí, con bolígrafo:

Coffea Tosta es un preparado homeopático. Se lo sugirió el médico a mi esposa para que el niño pueda dormir tranquilo. Ella, que me tiene calado, se abstuvo de comprárselo. Bien por mi Belén. Por supuesto, ese producto entrará en mi casa por encima de mi cadáver. Pero ya puestos, indagué un poco sobre ese Coffea Tosta. Con ese nombre, parece algo salido del Starbucks más cercano. Resulta que, en efecto, el Coffea (Tosta y Cruda, que hay dos) tiene como elemento homeopático el café. La dosis que nos recomendaron para nuestro hijo es la 30CH, un grado de dilución que, como ya comenté, es aproximadamente equivalente a disolver una sola molécula en todos los océanos de la Tierra.

Coffea Tosta es un producto que fabrican diversas empresas. En España, la más habitual (al menos, la que yo he encontrado más a menudo por Internet) es fabricada y vendida por Laboratorios Boiron. Sí, esos laboratorios Boiron. Los mismos que han comprado alquilado patrocinado una cátedra en la Universidad de Zaragoza por el módico precio de 26.000 euros al año (presupuestos UZ 2011, pag. 43). Los mismos que se muestran tan simpáticos con los que saben contar.

Rebuscando en la propia web de Boiron España, me encuentro con una referencia al Coffea Tosta en esta obra titulada Homeopatía y estrés, escrita por el doctor Eloy Echeverría Muñoz . Que un doctor en medicina se avenga a apoyar la homeopatía de forma tan explícita resulta casi inevitable si echamos un vistazo a su perfil en la web http://www.prescribohomeopatia.com (ya hablaré de esa web otro día). Allí, el doctor Echeverría se nos presenta como Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra y Especialista en Homeopatía por la Universidad de Valladolid. Tiene otro título que yo todavía no capto: Director Docente del CEDH (Centro de Enseñanza y Desarrollo de la Homeopatía).

Si echamos un vistazo a la página web del doctor Echevarría, veremos que nos habla de la Medicina Integrativa, que “implica utilizar conjuntamente tratamientos de la Medicina Convencional y de la Medicina Natural (alternativas terapéuticas complementarias, como técnicas de acupuntura u homeopatía” En primera plana, nuestro sonriente galeno con el habitual estetoscopio al cuello, y una familia feliz al fondo.

Como ven, estamos rodeados. No solamente tenemos cursos de homeopatía por aquí y cátedra de homeopatía por allá, sino que cada vez más médicos nos juran por sus niños que la homeopatía es buena, que no tiene efectos secundarios (tampoco primarios, pero eso se lo callan), y que en definitiva es algo estupendo.

Estupendo sí que lo es. Para los bolsillos de médicos y farmacéuticos. Tan sólo Boiron tiene un valor en bolsa que roza los quinientos millones de euros en Francia. Con el dineral que mueven, los temores del público al copago sanitario y la incredulidad que tiene cada vez más gente respecto a la farmacopea y la farmacia “convencional,” creo que solamente estamos viendo la punta del iceberg. O puede que no. Según este gráfico, Boiron ha perdido casi un tercio de su valor bursátil desde septiembre pasado. ¿Saben algo los enfants de la patrie que todavía no nos han contado? Es posible. Aun así, sus beneficios bastan para “patrocinar” muchas cátedras.

Por mi parte, les espero con la vara desenfundada. Intenten acercarse a mis hijos, señores de Boiron, y verán la que monto.


111 Comentarios

Participa Suscríbete

AnonymousAnonymous

El hecho de que algunas cosas no puedan explicarse no significa que no existan o que no sean efectivos. De todo hay en la viña del señor tanto alopatas como homeopatas buenos, responsables y con ética, como usureros, estafadores y que lo único que piensan es en lucrarse a costa de la condición del paciente. Creo en ambas formas de tratar a una persona siempre y cuando se vea al enfermo en su totalidad como humanos y no una enfermedad. Cada persona es diferente, mi dolor no es el mismo dolor de mi hermano gemelo por lo tanto, ¿será que lo mismo nos podría curar? Cada quien cuenta de la feria como le va en ella. Lo cierto es que la medicina que trata enfermedades y no enfermos, sea cual sea el método, sólo apagará alarmas y no incendios. Y recordemos que en materia médica, las verdades de ayer son las mentiras de hoy. Procuremos todos vivir en paz con nosotros mismos y con los demás. Procuremos vivir saludables y no depender de ningún medicamento sea cual sea. Visitemos al medico para aprender cómo vivir saludables, visitemos al psicólogo para aprender a tener salud mental y emocional. Al fin y al cabo a esta vida venimos a aprender a vivir

Tengan todos salud.

MarisaMarisa

Qué gracioso tu artículo….¿por qué no hablas de las farmacéuticas? en esa receta hay 4 productos, 3 son fármacos y 1 es homeopatía. Yo antes que meterle una sobredosis de fármacos (como loq uele recetaron) a mi hijo prefiero darle algo natural.
¿Qué por qué es tan caro? pregunta a las farmacéuticas….en Francia la homeopatía es muuuuy barata, sin embargo aquí es más cara que los fármacos ….poderoso lobby el farmacéutico. No les interesa que nadie entre en su jardín y toda publicidad negativa contra la homeopatía les viene muuuy bien.

Ah! y sí, la homeopatía funciona, te guste o no.

CarlosCarlos

Es verdaderamente triste que hayas malgastado tu educación en adquirir estas falsas creencias, si no supersticiones. Y más triste aun que prefieras negar a tu propio hijo un tratamiento médico a cambio de simple agua con azúcar. Él no tiene culpa de tener un padre como tú.

IvánIván

Bueno, esto es de juzgado de guardia, me parece increíble, pero al parecer siempre va a haber gente a la que le expliques las cosas y te digan que: “Si si, muy bonito pero no creo lo que dices”. Empecemos por lo primero, la ciencia desmenuza la REALIDAD señoras y señores, es decir, coge lo físico, lo que existe físicamente y lo hace pedacitos hasta que ve de qué está hecho y cómo funciona.

Por ejemplo el fuego, ¿ustedes saben lo qué es? Deberíamos estar de acuerdo en que es un proceso químico, y lo que usted ve es la llama, que es un proceso físico (no voy a explicarlo en detalle, pero vamos, tienen este y miles de blogs de ciencia para saber sus detalles, así como cientos de libros) bien.

Así pues cualquiera diría que el fuego es un ente mágico proporcionado por seres del más allá, etc… Pero da la casualidad de que la CIENCIA ha explicado lo que es el fuego, y se podría decir que el que piense lo contrario habiendo semejantes pruebas simplemente está loco. Perfecto, partiendo de este punto he de decir que la CIENCIA ha explicado sobradamente qué efectos tiene la homeopatía en nuestro cuerpo, y esto es NINGÚN EFECTO, ni de mejora ni de empeoramiento per se, ojo, si bien ha de decirse que como la enfermedad continúa pues vas a ir a peor.

Entonces ¿por qué la gente continúa creyendo que la homeopatía lo cura todo? Es sencillo, concluyamos pues que esa gente esta loca, y la verdad es que ya no hay nada más que decir, ya vale de poner paños calientes a las explicaciones, miren señores, la REALIDAD funciona así, por lo tanto le dedico a Marisa y otros tantos como ella que hagan lo que quieran con SU vida, si enferman de cáncer pues que tomen “agua azucarada” a litros, tanto como quieran, que paguen esos mililitros de agua a 3, 5 o 20 euros pero que sepan que si enferman y se tratan con farsas van a morir, pero esto no es lo más grave, muéranse ustedes si quieren porque son adultos y tienen información contrastable a la que acudir, pero no inculquen a sus hijos esta falacia porque ellos son los que no tienen culpa de nada, y la verdad es que morir porque tienes unos padres idiotas en pleno siglo XXI y con posibles, me parece tristísimo.

Y obviamente que las universidades (supuesta cuna del saber) y el gobierno permitan darle a la homeopatía y demás patrañas “pista libre” para emponzoñar a las mentes menos instruidas o por instruirse es algo innombrable.

Mariló

Me parece respetable que algunas personas no quieran probar la homeopatía. Pero no me parece de recibo que no respeten a las personas que la toman y les funciona…Además, quien es nadie para criticar algo que nunca ha comprobado o ha estudiado al respecto?
Hipócrates fue el padre de la medicina… Y dijo ” existen dos maneras de curar, los contrarios y los similares”
Si es todo mentira…¿por qué no la prohíben? ¿Y por qué la venden en farmacias?, si es una medicina alternativa o natural como dicen, la podrían vender en herbolarios …. Ósea que para los incrédulos es todo mentira, y para la industria farmacéutica, es todo verdad…. ¿En qué quedamos?

carloscarlos

La homeopatia es un fraude edulcorado sin efecto lesivo que con lo único que cuenta a favor son los muchos fármacos convencionales con serios efectos secundarios interesados en echarla a codazos del sistema sanitario.
Mierda lo primero y más mierda lo segundo.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>