Spiderman y el Duende Verde, mano a mano contra Newton

Spiderman y Duende Verde

El Duende Verde reta a Spiderman. Con un brazo, sujeta a la chica de sus sueños; con el otro, el cable de un teleférico o funicular que contiene una docena de niños. Llega el momento de hacerle a nuestro héroe una oferta que no pueda rechazar: dejar morir a la mujer que amas … o que sufran los niños. En este punto, las víctimas inocentes chillan de miedo … y nosotros de indignación. Porque el Duende Verde se ha saltado las leyes de la Mecánica nada más empezar.

Para empezar, el funicular con su contenido pesa mucho. Digamos, por decir algo, dos toneladas. Tanto peso sería demasiado para nosotros, aunque podemos darle cancha a la imaginación y suponer que el Duende, tras meterse en el jacuzzi de gas verde, está de un cachas que ya quisiera el Gobernator.

El problema es que está sujetando el cable del funicular casi horizontalmente, y eso le obliga a hacer un esfuerzo mucho mayor. Puede usted hacer la prueba. Tome una cuerda, átela a alguna parte, cuelgue de su punto medio un objeto y tire para intentar poner tensa la cuerda. Verá que, cuanto más se acerca la cuerda a la horizontal, tanto más esfuerzo le costará. Eso es porque, para contrarrestar el peso, solamente tenemos la componente vertical de su fuerza, y cuanto más tienda la cuerda a la horizontal, tanto mayor habrá de ser la fuerza.

Si aplicamos la segunda ley de Newton al funicular, obtenemos que la fuerza de tensión del cable (la que tiene que ejercer el Duende Verde) es igual a Mg/2Sen(theta), donde M es la masa del funicular, g la aceleración de la gravedad, y theta el ángulo que forma el cable con la horizontal. Asumiendo un ángulo de unos 10º y una masa de dos toneladas, nos sale que el Duende debe tirar con una fuerza de más de 56.000 Newtons. Esto es igual al peso de 5.6 toneladas. Muchos newtons, creo yo.

Pero vale, ¿y si el Duende Verde se ha metido gas verde hiperactivante hasta las cachas, un bocata de plutonio y además se merendó media cosecha de pimientos del piquillo? En ese caso, sigue teniendo un problema. La Tercera Ley de Newton nos dice que el cable tirará de él con la misma fuerza con que él tira del cable. Así que el Duende es atraído por el funicular con una fuerza de 56.000 Newtons. Y, por muy fuerte que sea, sencillamente resbalará. ¿O no? Un par de cálculos sencillos (que les ahorraré), y resulta que el coeficiente de rozamiento entre sus botas y el suelo ha de ser de casi 5.

Vale, Quirantes, aquí me he perdido. ¿Qué es eso del coeficiente de rozamiento? Se trata de un número que nos indica lo grande que es la fuerza de rozamiento entre dos superficies. El teflón tiene un coeficiente muy bajo con casi cualquier otra superficie, y esa es la razón por la que el huevo frito no se pega en la sartén. En el lado opuesto, los neumáticos de los coches tienen un coeficiente de rozamiento con el suelo bastante alto (casi igual a la unidad uno), para precisamente evitar que el vehículo patine y perdamos el control. Un coeficiente de rozamiento de 5 es algo inaudito. No sé si habrá un material así, pero incluso en ese caso, el Duende Verde tendría el pie anclado al suelo, pero eso no evitaría que su cuerpo girase y acompañase al funicular en su caída al río. Más le valdría al el señor Osborne Duene con Identidad Secreta comercializar ese material y hacerse rico, en lugar de jugar a supervillanos. Cero en Física.

Ahora vamos a suspender a Spiderman. El Duende Verde le dice muy serio eso de somos quienes decidimos ser, !decide!, y de un plumazo suelta a Mary Jane y al funicular de los niños chillones. Es el momento de la decisión, y se supone que el héroe tiene el corazón partío. ¿Salvará a su amor, o a los niños? Se supone que este es el momento en que descubrimos su fibra moral. Pues no, señor, porque su decisión consiste en no decidir, ir a por todas y apuntarse las dos medallas. Ir a misa y repicar, que le dicen en mi pueblo. Vale, allá los guionistas con sus rollos. Pero Peter Parker, que se supone un genio de la Física, la caga a base de bien en varias etapas.

– En la primera etapa, se queda quieto como un pasmarote durante al menos dos segundos. En ese tiempo, y descontando el rozamiento con el aire, la chica y los niños habrán caído una distancia de unos veinte metros. Así no hay quien los pille. Afortunadamente, los guionistas hacen trampa, y en cuanto se pone en marcha se ve cómo el funicular está a su altura. Así que supongamos que apenas ha pasado medio segundo, con una caída de unos cinco metros, y el chillido interminable de Mary Jane es uno de esos momentos que se dilatan en el tiempo por motivos de suspense.

– Segunda fase: Spiderman se pone en acción. Mary Jane y el funicular ya se encuentran a unos metros por debajo de él. Sin embargo, el trepamuros se lanza en horizontal, como si estuviese al borde de la piscina, se tira en plancha … !y alcanza a Mary Jane! Ambos están sujetos a la aceleración de la gravedad, así que ¿cómo ha podido alcanzarla? Sencillamente, no puede caer más rápido que ella. Spiderman debería llevar algún tipo de cohete arácnido, pero no es Batman y no usa cachivaches de esos. Sólo se me ocurre una explicación: lo hizo un mago

– A continuación, Spiderman lanza una telaraña y tanto ella como Mary Jane se desplazan en una trayectoria circular, igual que un péndulo. Ahora la componente vertical de su aceleración es incluso inferior a la de la gravedad, por lo que debería caer más despacio aún. Pero a pesar de todo, Spiderman se las arregla para pasar al otro lado del puente, !y es entonces cuando el funicular pasa por delante suya! Le ha dado tiempo a saltar, coger a Mary Jane y además al funicular. Alucinante, un funicular que hace una parada en plena caída libre. Esto sí que lo hizo un mago

– Para rematar la faena, Spiderman agarra el cable del funicular, lanza una telaraña hacia arriba, la engancha, y en una fracción de segundo frena el funicular. Toda una hazaña, que hubiera descoyuntado los brazos del trepamuros más fuerte, y hubiera estampado a los niños contra el suelo del funicular.

Por cierto, que los enanos del funicular son unos trampocos. Se supone que están en una caída libre, así que deberían flotar con respecto al suelo del funicular. Y sin embargo, se ve claramente que caen junto con el funicular, como si fuese un ascensor. Es que ni siquiera pierden la gorra. ¿Cómo hizo el Duende Verde para que el funicular cayese tan despacio? Lo único que se me ocurre es que ocultase su deslizador bajo su suelo, para que el funicular cayese más despacio. O bien … seguro que ya lo han adivinado ustedes: lo hizo un mago

Claro que lo de Mary Jane tampoco se explica. Además de todo lo anterior, llega una escena en la que se suelta del cable donde se había agarrado, cae como diez metros, y cuando llega a la altura del funicular, está cayendo a unos 50 km/h. Sin embargo, se agarra a un tubo como si nada. Inténtelo usted, y ya me contará desde el hospital cómo le salió.

Lo increíble de que todo este rollo es que lo han elaborado para solventar sin polémica uno de los pasajes más conocidos por los fans de los comics de Spiderman. En una escena parecido a la de la película (aunque sin funicular), el Duende Verde tira del puente a Gwen Stacy. Spiderman la coge lanzando una telaraña, que se pega en la bota de la chica. Sin embargo, cuando la recoge, descubre que la chica ha muerto. Ya estaba muerta cuando la subiste, dice el Duende [NOTA A LOS FANS: no me peguéis, si esa no es la cita corregidme y la modificaré con gusto]. Eso en principio suena como si el Duende la hubiese matado antes de tirarla.

Sin embargo, en la viñeta donde Spiderman enlaza el pie de Gwen, se ve un “Snap” a la altura del cuello de la chica. Esto da pie a la hipótesis de que fue Spiderman el causante de su muerte, ya que aunque el cuerpo se detuviera, la cabeza continuaría su movimiento, lo que provocaría la ruptura del cuello y la muerte. La única forma de evitarlo es mediante una deceleración más gradual. En el mismo comic, Spiderman se lamenta de la muerte de la chica y llega a afirmar “está muerta … y Spiderman la mató.” Si realmente piensa que fue su acción la que la mató quebrándole el cuello, o si se culpa porque ella acabó como baja colateral en su enfrentamiento con el Duende Verde, hay opiniones para todos los gustos.

En cualquier caso, en la película de 2002, no se calientan mucho el coco. Spiderman se lanza para agarrar a Mary Jane con todo su cuerpo, sujetándola bien y evitando el efecto cuello roto. Total, solamente tuvo que violar varias leyes de la Física para conseguirlo. Y como Peter Parker es físico, pues no pasa nada. Por lo visto, los físicos son como los Madelman, lo pueden todo. Claro que si es así, ¿por qué a Parker le cuesta tanto llegar a fin de mes?


8 Comentarios

Participa Suscríbete

BelBel

Muy bueno! La verdad que esa escena en la peli es ridícula.
En cuanto al cómic, yo siempre pensé que ella moría por asfixia debido a la caída…no sé, tendría que volver a ver la secuencia.
:)

AnonymousAnonymous

Si no recuerdo mal (el comic lo tengo pero hace años que no lo leo) El Duende dice que muere porque se le para el corazón en la caida y entonces hiciera lo que hiciera para cojerla ya estaba muerta durante el tramo de la caida (pero hablo de memoria y ahora no puedo buscarlo que estoy en el curro).

Mis felicidades por el blog que está en mis favoritos

AnonymousAnonymous

Qué maravilla de artículo. Y cuando ya llegamos a la parte de “lo hizo un mago”rozando frikismos simpsonianos clase A aplausos y risas para usted. MUY BUENO XD

Bimago del Neoverso

Genial análisis, va para el twitter!!! Y de fijo me añado este blog a mi lector de feeds. No se puede culpar al pobre Peter (que es un científico) de la falta de investigación de los guionistas ja ja. Un abrazo desde el Neoverso. ¡Nos leémos!

FernandoFernando

Otra cosa es que si se lanza una telaraña que la coja por la pierna, a no ser que la telaraña sea elástica y permita una deceleración gradual, ¡el tirón sería tan fuerte que le arrancaría la pierna!

RobertoRoberto

Una de las violaciones menores de la física que hacen las películas. Solo tengo una duda. ¿Cuanto peso puede cargar una hormiga? Supongamos que spiderman, tiene la fuerza de una araña….o de una hormiga o algún animal superfuerte. He oído que cargan 10 veces su peso. Es decir, si pesa 100 kg, su máximo sería 1 tonelada. Es decir que la peli solo se paso un poco, La próxima vez que se limiten a cargar 1 tonelada.

RobertoRoberto

Ya consulte, una hormiga puede cargar 100 veces su peso. Es decir un superheroe de 100 kg tranquilamente debe poder con 10 toneladas.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>